Lasaña de calabacín

Hoy os traigo una receta muy sana y a la vez totalmente deliciosa, vamos a preparar una lasaña en la que las placas van a ser tiras de calabacín y el relleno lo vamos a preparar con cebolla, el propio calabacín y un poco de carne de pavo. Además nuestra lasaña no va a llevar salsa bechamel por lo que sera una receta sana y ligera ideal para no pasarnos y mantener la linea. Los ingredientes que os voy a poner son para una lasaña individual y pequeña, en el caso de que seáis más comensales aumentar las cantidades en proporción. Si también queréis preparar una lasaña con más capas poner más tiras de calabacín.

Ingredientes:

• 4 tiras de calabacín
• ¼ de cebolla
• 2 rodajas de calabacín
• 50gr de carne picada
• queso rallado
• 1 huevo
• tomate frito
• pimienta negra
• sal

Preparación:

1. En primer lugar vamos a cortar una parte del calabacín, ya que en entero es muy largo, cortar el trozo que creáis adecuado para crear las tiras. Después con un cuchillo cortamos las tiras de verdura a lo largo y que sean un poco anchas. A continuación las ponemos en una fuente y las ponemos en el horno. Controlar de vez en cuando para que no se quemen. Una vez listos retiramos y dejamos que se enfríen en la misma fuente.

Asar las tiras de calabacín

2. Ahora vamos a preparar el relleno, para ello ponemos en una sartén un poquito de aceite a calentar, cuando este listo ponemos al mínimo y añadimos la cebolla y el calabacín en trozos pequeños, le añadimos una pizca de sal y dejamos que se cocine. Cuando la verdura este tierna añadimos la carne picada y la pizca de pimienta negra, remover de vez en cuando para que la carne se haga bien por todos lados. Por ultimo le añadimos el huevo y removiendo dejamos que se cuaje junto al resto de ingredientes.

Preparar el relleno

3. Cuando veamos que el huevo ya ha unificado todos los ingredientes le ponemos un poco de tomate frito y mezclamos bien, quitamos del fuego y reservamos.

Relleno de lasaña

4. En la fuente colocamos dos laminas de calabacín en forma de base, para que no quede muy estrecha, sobre ella colocamos el relleno, presionando un poco con la base de una cuchara para repartir bien y que no queden espacios vacíos.

Rellenarla lasaña

5. Cubrimos con las otras dos laminas de calabacín y sobre ellas añadimos un poco de queso rallado. Metemos de nuevo la fuente en el horno y dejamos unos minutos hasta que veamos que el queso se ha fundido y dorado a nuestro gusto.

Gratinar la lasaña

6. Cuando el queso este en su punto, retiramos y servimos, en mi caso las he acompañado con unas patatas cocidas.

Lasaña de calabacín

Tortilla de calabacín

En esta ocasión os traigo una receta sana a la par que deliciosa, cuando pensamos en comida sana nos imaginamos platos insípidos o que no nos van a gustar, con esta receta veréis como podemos comer bien y disfrutar del plato. También es una buena receta para niños, su sabor suave no les recordaran que están comiendo verduras. Además es una receta muy sencilla de preparar y que no os llevara demasiado tiempo.

Ingredientes:

• 4 huevos
• 1 calabacín
• ½ cebolla
• sal
• aceite

Preparación:

1. En primer lugar pelamos y picamos la cebolla y el calabacín, que no sean trozos muy grandes ni anchos. Una vez listo ponemos una sartén con un poco de aceite al fuego y cuando este caliente añadimos la verdura y dejamos que se cocine a fuego lento. Cuando este blanda retiramos en un escurridor y dejamos que escurra todo el agua de este modo el huevo cuajara mejor.

Picar la verdura

2. Mientras dejamos que escurra todo el agua en un recipiente batimos los huevos y le ponemos una pizca de sal. Cuando veamos que la verdura ya esta seca la añadimos a los huevos y mezclamos bien.

Mezclar la verdura

3. Ponemos una sartén antiadherente con un poco de aceite a calentar, una vez listo ponemos los huevos con la verdura, con la ayuda de un tenedor repartir bien la verdura para que ningún hueco se quede sin verdura. Dejamos que se cuaje y cuando veamos que se despega del lateral de la sartén le damos la vuelta. Cuajarla tanto como os guste, en mi caso las tortillas me gustas jugositas pero eso a vuestra elección.

Tortilla de calabacín

4. Cuando tengáis la tortilla a vuestro gusto podemos retirar del fuego, partimos la cantidad que cada comensal quiera y listo, podéis disfrutar de esta sana tortilla.

Porción de tortilla

Pencas empanadas

Hoy os traigo una receta en la que usaremos las pencas de las acelgas, de este modo podremos aprovechar todas las partes de la verdura. Es una receta sencilla, que se hace rápido, podemos acompañarlas de un poco de arroz blanco o unas patatas cocidas. Es un plato que podremos hacer para nuestros hijos, ya que al ser rellenos y estar empanadas se disimula con facilidad el sabor de la verdura, por lo que es ideal para aquellos a los que no les gusta.

Ingredientes: para 2 personas

• 8 pencas anchas
• 8 lonchas de jamón
• 4 lonchas de queso
• 1 huevo
• pan rallado
• sal
• aceite de oliva
• pastilla de caldo de verduras

Preparación:

1. Para empezar ponemos las pencas a cocer en una olla de agua con una pizca de sal y la pastilla de caldo, dejamos que se cuezan hasta que al pincharlas se haga con facilidad. Les quitamos el agua con un escurridor y dejamos que se enfríen para poder trabajar con ellas.

Quitar el exceso de agua

2. Mientras partimos las lonchas de jamón y queso por la mitad. Para rellenar las pencas ponemos sobre una de las pencas media loncha de jamón y sobre ella media de queso y otra de jamón, terminamos poniendo otra penca sobre el queso. Repetimos este paso con cada penca.

Rellenar las pencas

3. Cuando las tengáis todas, batimos el huevo en un plato hondo y ponemos en uno llano un poco de pan rallado. Pasamos cada penca por huevo por ambos lados, sujetando bien para que no se desmonte. Después las pasamos por el pan rallado, también por ambos lados, cubriendo bien cada una de ellas.

Empanar las pencas

4. Para terminar ponemos una sartén un chorro de aceite y cuando este caliente ponemos las pencas para que se doren, por ambos lados. Cuando las tengamos podéis retirar y colocar sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Una vez listas todas las pencas podéis servir 4 pencas en cada plato con el acompañamiento que hayáis elegido y disfrutar de este rico plato.

Pencas empanadas

Pencas con bechamel

Cuando compramos acelgas frescas en muchas ocasiones el tallo lo tiramos porque no sabemos que hacer con el, en este caso os voy a mostrar una receta para usar los tallos de las acelgas y de este modo aprovechar todas las partes de la verdura. En mi caso intento coger acelgas con tallos anchos para que sean más grandes.

Ingredientes: 2 personas

  • 10 pencas
  • 5 lonchas de bacon
  • pastilla de caldo de verduras
  • 100gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 10gr de harina
  • sal
  • pimienta negra
  • nuez moscada
  • queso rallado

Preparación:

  1. Para empezar ponemos en una olla agua con una pizca de sal y la pastilla de caldo, dejamos que comience a hervir antes de añadir las pencas. Dejamos que se cocinen hasta que se pinchen con facilidad. Una vez listas retiramos del agua y las ponemos sobre unas hojas de papel de cocina para eliminar el exceso de agua que les pueda quedar.

    Cocer las pencas

  2. Cortamos por la mitad las lonchas de bacon y con cada mitad rodeamos las pencas, repetimos el paso con cada uno de los tallos, y vamos colocando en una fuente para el horno.

    Pencas con bacon

  3. Una vez que tengamos todas las pencas con el bacon, comenzamos hacer la salsa bechamel. Una vez lista cubrimos todas las pencas.

    Salsa bechamel

  4. Ponemos queso rallado al gusto sobre la bechamel e introducimos en el horno para que se caliente y el queso se nos gratine. Cuando veáis que el queso esta listo podéis retirar.

    Gratinar las pencas

  5. Servimos las pencas con la bechamel y el queso gratinado en cada plato y podemos acompañar con unas patatas cocidas o un poco de arroz blanco, algo ligero ya que las pencas de esta manera son un plato consistente.

    Pencas con bechamel

Menestra de verduras

Hoy os muestro una receta que podemos disfrutar en cualquier momento, hasta fría conserva todo su sabor, además es una forma sencilla de comer verdura y que no nos llevara mucho tiempo preparar. Yo os voy a mostrar la receta como la preparo yo, pero podéis añadir más ingredientes como guisantes, coliflor, alcachofas o jamón serrano.

Ingredientes: 2 personas

  • 500gr de judías verdes
  • 4 patatas medianas
  • 2 huevos
  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • sal
  • aceite de oliva
  • pastilla de caldo de verduras

Preparación:

  1. Ponemos en una olla abundante agua con la pastilla de caldo y una pizca de sal, dejamos que hierva mientras vamos pelando y picando la zanahoria en tacos. Una vez que el agua este en ebullición, añadimos las judías, los huevos y la zanahoria. Dejamos que se cocinen removiendo de vez en cuando.

    Cocer la verdura

  2. En el momento que la zanahoria y las judías se pinchen con facilidad añadimos las patatas en tacos y dejamos que también se cuezan hasta que se pinchen con facilidad. En ese momento ponemos en un escurridor para quitar todo el agua.

    Añadir las patatas

  3. Mientras escurre la verdura ponemos en una sartén con aceite de oliva la cebolla en tiras con una pizca de sal, dejamos que se poche a fuego lento, cuando este trasparente y blanda retiramos.

    Sofreír la cebolla

  4. Antes de servir tenemos que pelar los huevos y partirlos en trozos.

    Partir los huevos

  5. Para servir emplatamos las judías con la zanahoria y las patatas, ponemos un poco de huevo cocido por encima y con una cuchara coronamos con la cebolla pochada con aceite que repartiremos por todo el plato.

    Menestra de verdura

 

Berza con garbanzos

En esta ocasión os voy a enseñar una receta ideal para esos días de invierno en los que necesitamos no solo una comida caliente para templar el cuerpo sino energía para afrontar el día. Este plato es una receta consistente con la que no necesitaremos preparar nada más para acompañarla.

Ingredientes: 2 personas

  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • pastilla de caldo de verduras
  • 200gr de garbanzos
  • ½ pieza de berza
  • 4 patatas medianas
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Antes de comenzar con los pasos recordar que si los garbanzos no están previamente cocidos, os recomiendo que al menos los dejéis cubiertos de agua al menos desde la noche anterior, de este modo se ablandaran y será más sencillo que se cuezan.

  1. Para empezar picamos la cebolla y la zanahoria en trozos pequeños y los ponemos a sofreír en una pizca de aceite de oliva con un poquito de sal en una olla.

    Sofreír verdura

  2. Cuando veamos que la verdura comienza a dorarse añadimos la pastilla y le damos unos minutos para que se deshaga.

    Pastilla de caldo

  3. Una vez que tengamos la pastilla de caldo mezclada con la verdura añadimos los garbanzos y removemos un poco para mezclar con los jugos de la cazuela.

    Añadir los garbanzos

  4. Para continuar añadimos la berza partida en trozos y cubrimos de agua. Dejamos que hierva y se cueza tanto la verdura como los garbanzos.

    Añadir la berza

  5. Cuando tengamos los garbanzos y la verdura blandos añadimos las patatas en tacos y dejamos que siga cociendo para terminar de preparar todo.

    Añadir las patatas

  6. Una vez tengamos las patatas listas, que se pinchen con facilidad, podemos servir en un plato hondo una porción de berza acompañada con los garbanzos, patatas y verduras junto con un poco del caldo.

    Berza con garbanzos

Coliflor con bacon

En muchas ocasiones preparamos siempre las verduras de la misma manera, porque no se nos ocurren que cambios hacerle al plato para variar la receta. En este caso os voy a mostrar una receta de coliflor cocida aunque le añadiremos un toque de sabor con un sofrito de bacon, que espero que os guste. Esta variante podéis añadirla a cualquier verdura, ya que encaja con cualquiera de ellas.

Ingredientes: 2 personas

  • 1 pieza de coliflor pequeña
  • pastilla de caldo de verduras
  • 4 patatas medianas
  • 2 tiras de bacon
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

  1. Para empezar vamos a poner a cocer la coliflor con la pastilla de caldo, le añadimos una pizca de sal y dejamos que se cueza tranquilamente hasta que este blanda al pinchar.

    Cocer la coliflor

  2. Para continuar añadimos las patatas en tacos y volvemos a dejar cocinando hasta que la patata se pinche con facilidad. Tened cuidado de que no se hagan demasiado y se nos deshagan todas.

    Añadir las patatas

  3. Cuando la verdura y las patatas estén listas las ponemos en un escurridor para quitar el agua y en una sartén con un poquito de aceite de oliva, ponemos a freír el bacon en tacos.

    Freír el bacon

  4. Para terminar servimos un poco de coliflor con patatas en un plato y sobre ella añadimos unos tacos de bacon con aceite sobre la verdura y ya tenemos el plato listo.

    Coliflor con bacon

 

Calabacín relleno

En esta ocasión vamos a preparar unos calabacines rellenos con bechamel, es una receta sencilla, aunque nos llevara un poco de trabajo, eso sí será recompensado cuando saboreéis esta receta.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano o ½ grande
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • ½ cebolla
  • 1 pimiento de piquillo
  • 200gr de carne picada
  • 20gr de mantequilla
  • 20gr de harina
  • 200ml de leche
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a partir en dos el calabacín, le ponemos un poco de aceite y una pizca de sal y lo ponemos en el horno. Esperamos a que la carne del calabacín este casi cocinada, cuando veamos que se pincha con facilidad lo retiramos y dejamos que se enfrié. Después con la ayuda de una cuchara vaciamos las dos mitades y reservamos el relleno, como quedara algo de carne en la piel, ponerle una pizca de sal y de pimienta y reserváis.

    Calabacín

  2. Para continuar picamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos a sofreír en una sarten con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Removemos de vez en cuando para que no se nos queme y esperamos a que ambas cosas estén blandas y la cebolla trasparente.

    Cebolla y pimiento

  3. Una vez lista la verdura añadimos la carne del calabacín y la carne picada y dejamos que se cocine bien todo, removiendo de vez en cuando. Una vez listo reservar el relleno.

    Calabacín y carne picada

  4. Ahora vamos a ponernos con la bechamel, ponemos en una sarten la mantequilla y dejamos que se funda. Una vez derretida toda la mantequilla añadimos toda la harina y removemos bien integrándola y dejando que se cocine bien.

    Comenzar la bechamel

  5. Una vez listo vamos integrando la leche poco a poco, una vez añadida toda la leche le ponemos una pizca de sal, de pimienta negra y de nuez moscada y seguimos removiendo para que la salsa se cocine.

    Seguir con la bechamel

  6. Cuando tengamos la bechamel lista le añadimos el relleno que teníamos reservado y removemos para mezclar todos los ingredientes bien.

    Relleno del calabacín

  7. Ahora con la ayuda de una cuchara rellenamos la piel del calabacín, le ponéis un poco de queso rallado encima para que se gratine, lo del queso puede ser opcional y volvéis a introducirlos en el horno.

    Rellenar el calabacín

  8. Cuando el queso este gratinado o derretido, depende de vuestro gusto, podéis retirar y servir.

    Calabacín relleno

Vainas con patatas y jamón

En esta ocasión os traigo un sano plato de vainas cocidas con patatas y un sofrito de jamón de pavo con aceite de oliva para darle un poco más de sabor al plato. Aunque no lo parezca las verduras podemos cocinarlas de muchas maneras diferentes, en este caso esta receta es muy sencilla y posiblemente todos hayamos comido de esta manera la mayoría de las verduras, pero os iré mostrando muchas variantes para preparar diferentes verduras.

Ingredientes: para 2 personas

  • ½ kilo de vainas
  • 4 lochas de jamón de pavo
  • 6 patatas medianas
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • Sal
  • Aceite

Preparación:

  1. Para comenzar con la receta vamos a limpiar las vainas, para ello con la ayuda de un cuchillo le quitamos ambas puntas y los laterales, con cuidado de no cortar mucho, solo hay que quitarle la parte dura. Una vez listo las cortamos en trozos y las lavamos un poco bajo el grifo.

    Preparar las vainas

  2. Para continuar ponemos una olla con abundante agua al fuego, le añadimos una pizca de sal y la pastilla de caldo de verduras y dejamos hasta que comience a hervir. Una vez que hierva añadimos las vainas.

    Cocer las vainas

  3. Mientras vamos pelando las patatas y las cortamos en trozos. Cuando las vainas empiecen a ablandarse añadimos las patatas a la olla y dejamos que se cocinen también. Podéis ir pinchando tanto las vainas como las patatas para saber cuándo están listas.

    Cocer las patatas con las vainas

  4. Mientras la verdura y las patatas terminan, picáis las lonchas de jamón y las sofreiremos en una sarten con un chorro de aceite de oliva. No lo dejéis mucho, con un par de minutos para que coja el sabor es suficiente.

    Sofrito de jamón

  5. Una vez blandas las patatas y las vainas, escurrimos el agua sobrante en un escurridor y servimos en el plato. Con ayuda de una cuchara le ponemos por encima un poco de aceite con jamón y listas para comer.

    Vainas con patatas y jamón

Berenjenas rellenas

La verdura suele ser un alimento complicado, generalmente a mucha gente no le gusta la verdura, les cuesta comerla. Hoy os traigo una deliciosa berenjena rellena, que hará que los más pequeños no noten ni el sabor de la verdura. O que los amantes de las mismas disfruten con una forma rica de comer la berenjena.

Ingredientes: para 2 personas

  • 2 berenjenas
  • ½ kilo de carne picada
  • 4 lonchas de bacon o de jamón york
  • ½ cebolla
  • Un poco de tomate frito
  • 1 huevo
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Para empezar con la receta vamos a partir las berenjenas por la mitad, les hacemos unos cuantos cortes y les ponemos un poco de aceite. Después las metemos en el horno para que la carne se ase.

    Preparar las berenjenas

  2. Cuando las berenjenas estén prácticamente hechas, nos ponemos con el relleno, para ello empezamos picando la cebolla y la ponemos juntos a una pizca de sal en una sarten con aceite caliente. Dejamos que se vaya pochando a fuego lento.

    Pochar la cebolla

  3. Cuando la cebolla este lista añadimos la carne picada y el bacon, vamos removiendo para que toda la carne de haga uniformemente. Cuando las berenjenas estén doradas las sacamos y dejamos que se enfríen.

    Añadir la carne

  4. Una vez frías las berenjenas con la ayuda de una cuchara vamos vaciando el interior y dejamos la carne sobre una tabla. Cuidado con la piel de la berenjena, después la rellenaremos.

    Vaciar las berenjenas

  5. Una vez vacías las berenjenas picamos bien la carne y la añadimos a la sarten.

    Añadir la carne de la berenjena

  6. Mezclamos todo bien y añadimos el huevo sin dejar de remover para que se vaya haciendo y mezclando con todos los ingredientes, esto le dará al relleno una consistencia más sólida.

    Añadir el huevo

  7. Una vez hecho todo el huevo añadimos un chorrito de tomate frito y mezclamos, dejamos que se caliente un poco antes de retirar del fuego, comprobar que el relleno esta al punto correcto de sal, sino añadir lo necesario a nuestro gusto.

    Añadimos el tomate frito

  8. Para continuar ayudándonos de una cuchara rellenamos la piel de las berenjenas repartiendo entre las 4 toda la carne que tenemos en la sarten.

    Rellenar las berenjenas

  9. Después ponemos por encima un poco de queso rallado en cada una y metemos en el horno de nuevo para que se gratine.

    Añadir el queso rallado

  10. Una vez el queso haya adquirido ese tono dorado y rico sacamos las berenjenas y podemos servirlas.

    Berenjenas rellenas