Napolitanas de chocolate

Las napolitanas son perfectas para acompañar un desayuno, merendar o incluso como postre, además haciéndolas nosotros mismos podemos decidir el tamaño que queremos darle, por lo que pueden ser napolitanas grandes o mini napolitanas. Además, el relleno puede ser al gusto, yo las voy a preparar con crema de cacao, pero podéis ponerle crema, nata o lo que más os guste.

Ingredientes:

  • Hojaldre
  • Crema de cacao
  • Huevo
  • Fideos de chocolate
  • Mermelada de melocotón (opcional)

En esta ocasión no os especifico las cantidades de los ingredientes ya que dependerá de la cantidad de napolitanas que queráis hacer y del tamaño de las mismas para determinar la cantidad de cada ingrediente.

Preparación:

  1. Para empezar, colocamos la placa de hojaldre sobre la mesa de trabajo y con la ayuda de un cuchillo cortamos rectángulos del tamaño del que queramos hacer nuestras napolitanas, cuanto más grandes más placas necesitaremos. Encender el horno para que se precaliente.

    Extender el hojaldre

    Cortar rectangulos

  2. Cuando tengamos todos los rectángulos con una cuchara ponemos crema de cacao en el centro de la napolitana. Tener en cuenta que después hay que cerrarla así que no le pongáis más de la cuenta.

    Poner crema de cacao

  3. En este paso vamos a cerrar los bordes colocando un lado sobre el otro. Con el huevo batido vamos a pintar el cierre para sellarlo y que no se abra al hornear las napolitanas. Tanto el trasero como los bordes que habremos presionado un poco con el dedo.

    Cerrar la napolitana

    Sellar con huevo batido

  4. Para continuar si queréis podéis poner un poco de mermelada sobre la napolitana que le dejara más jugosa y además eso pegará las virutas de chocolate sobre ellas, en caso de que no os guste la mermelada podéis ponerle un poco de huevo batido que también mantendrá las virutas pegadas. Este paso es opcional, si no queréis decorarlas tampoco es necesario, quedaran igual de ricas.
  5. Dejamos que se hornee durante unos 15 minutos, esperamos a que el hojaldre este dorado, tener en cuenta que el tiempo es orientativo, dependerá de vuestro horno. Cuando estén doradas las sacamos y las colocamos sobre una rejilla para que se enfríen y no se humedezcan. Una vez frías podemos disfrutar de las napolitanas de chocolate.

    Napolitanas de chcolate

Tarta de oreo

Esta tarta se ha hecho muy popular desde que una conocida marca la saco para preparar en casa, también se dispone de ella en versión congelada. Además, con estas galletas se están haciendo muchas cosas, como batidos o helados. En esta ocasión yo os traigo mi versión de la tarta de oreo, con la que podréis disfrutar de un risco postre en la mejor compañía o sorprender a los más pequeños de la casa.

Ingredientes:

  • 46 galletas de chocolate
  • 75gr de mantequilla
  • 1 sobre de cuajada
  • 150gr de chocolate blanco
  • 200ml de nata
  • 200ml de leche

Preparación:

  1. Para comenzar cogemos las galletas y separamos la galleta del relleno con la ayuda de un cuchillo. El relleno lo reservamos para más adelante.

    Separar las galletas

  2. Introducimos en una bolsa con cierre 72 mitades de galletas y con la ayuda del rodillo las trituramos, hasta que obtengamos un polvo muy fino. Después ponemos ese polvo de galleta en un recipiente y repetimos la operación con las galletas sobrantes, aunque en ese caso lo reservaremos hasta el final.

    Picar las galletas

  3. Ahora vamos a derretir la mantequilla y la mezclamos con las galletas que tenemos en el recipiente, con una cuchara mezclamos bien creando una masa que volcaremos en un molde desmontable cubierto con papel de hornear. Con la cuchara presionamos la masa para cubrir todo el fondo del molde. Después lo metemos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

    Colocar la capa inferior

  4. Para el relleno ponemos una olla al fuego, que este a temperatura más bien baja para que no se nos queme, ponemos la nata y la mitad de la leche, removemos de vez en cuando mientras disolvemos en el resto de la leche el sobre de cuajada. Esperamos a que se caliente la nata y la leche para añadir el chocolate y sin dejar de remover disolvemos el chocolate con el resto. En ese momento añadimos el resto de la leche con la cuajada y esperamos a que hierva sin dejar de remover. Esperamos un par de minutos más y después vertemos la mezcla sobre la capa de galletas que ya tenemos en el molde. Dejamos que repose y cuando este frio lo metemos al menos durante 1 hora en la nevera.

    Relleno de la tarta

  5. Una vez veamos que la capa central está bien cuajada podéis sacar el molde y esparcir con la ayuda de un colador el resto de las galletas trituradas. Repartirlo bien por todos lados para que quede bien cubierta como si fuera la parte superior de la galleta. Y ya podéis servir en porciones.

    Tarta de oreo

Galletas de mantequilla

En esta ocasión os traigo unas galletas que posiblemente todos recordemos, sobre todo en la infancia y no son nada menos que las tradicionales galletas de mantequilla. Esta receta es sencilla de hacer y los ingredientes que necesitaremos los podemos encontrar fácilmente entre los que tenemos habitualmente en nuestras despensas, por eso es una receta ideal para preparar en cualquier momento.

Ingredientes:

  • 300gr de mantequilla
  • 350gr de harina de repostería
  • 250gr de azúcar
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela en polvo

Preparación:

  1. Para comenzar con esta receta vamos a coger un recipiente donde podamos batir todos los ingredientes, os recomiendo que lo hagáis con una batidora de varillas para que la mezcla se quede mejor. Los primeros ingredientes que mezclaremos será el azúcar junto a la mantequilla, hasta conseguir una masa cremosa.

    Batir la mantequilla y el azúcar

  2. En segundo lugar, añadiremos los huevos, volvemos a batir con las varillas hasta que obtengamos una masa homogénea.

    Añadir los huevos

  3. Ahora añadimos la canela en polvo, la cantidad dependerá del sabor que queráis darle, cuanta más canela en polvo más sabrá a ese ingrediente.

    Añadir la canela en polvo

  4. En el siguiente paso tenemos que tamizar la harina y después poco a poco la vamos añadiendo a la mezcla mientras la vamos batiendo con las varillas. La masa debe ser homogénea y algo pegajosa.

    Integrar la harina

  5. Ahora con algo más harina amasamos durante unos minutos, cuando notemos que la masa ya no se pega tanto hacemos una o dos bolas con ella.

    Masa de galletas

  6. Cubrimos la masa o masa entre papel para hornear.

    Cubrir la masa

  7. Con la ayuda de un rodillo estiraremos ambas bolas y las dejaremos reposar en la nevera al menos durante 1 hora, si es más mejor, las galletas quedaran mejor.

    Estirar la masa

  8. Una vez trascurrido el tiempo de reposo, encendemos el horno y sacamos las galletas. Ahora le quitamos el papel superior y con un corta pastas le vamos dando forma a las galletas, pueden ser todas iguales o podemos usar moldes de diferentes formas para que sean diferentes. Una vez listas introducimos las galletas con el papel de abajo en el horno y dejamos que se horneen durante unos 20 minutos, el tiempo dependerá de la potencia de nuestro horno. Estarán listas cuando por el centro estén doradas y un poco más tostadas por el borde.

    Dar forma a las galletas

  9. Cuando veamos que el color de nuestras galletas es el adecuado podemos sacar la fuente, dejarlas enfriar un poco antes de probarlas.

    Galletas de mantequilla

Árbol de chocolate

Hoy os traigo otro postre con el que podréis disfrutar en la cocina con los más pequeños, solos, o con alguien especial. Una receta fácil y bonita con la que podréis deleitar a vuestros seres queridos en una ocasión especial. Como he dicho la receta es muy sencilla de realizar y apenas vais a necesitar ingredientes, así que manos a la obra y a disfrutar.

Ingredientes:

  • 2 masas de hojaldre
  • Crema de cacao
  • Huevo

Preparación:

  1. Para comenzar ponemos una de las masas de hojaldre sobre una bandeja para horno previamente forrada con papel de hornear.

    Base del árbol

  2. Con la ayuda de una cuchara esparcimos crema de cacao en forma triangular, siendo la parte superior el pico estrecho y dándole más anchura hacia la zona baja de la masa.

    Poner la crema de cacao

  3. Una vez listo cubrimos con la otra masa de hojaldre y con la ayuda de un cuchillo partimos ambas capas con la forma del triángulo que hemos creado con la crema de cacao.

    Dar forma

  4. En este paso vamos a crear el tronco del árbol, para ello con el cuchillo cortamos un trozo ancho y quitamos los trozos contiguos para que nos quede el tronco.

    Tronco del árbol

  5. Para continuar con la ayuda del cuchillo le hacemos cortes a ambos lados del triángulo, con una anchura de 1 cm aproximadamente y sin llegar al centro, de este modo haremos las ramas del árbol y el centro será el tronco. La punta dejarla sin cortar.

    Cortar las ramas

  6. Con las manos retorcemos cada rama dándole así forma ondulada.

    Dar forma a las ramas

  7. En la punta del árbol podemos poner un trozo de hojaldre con alguna forma, yo le he puesto una estrella, pero puede ser la que queráis. Ahora batimos el huevo y con la ayuda de un pincel de cocina pitamos de huevo todo el árbol y lo metemos en el horno.

    Pintar con huevo batido

  8. Dejamos que se cocine hasta que el hojaldre este dorado, una vez listo podemos sacar y disfrutar de este rico árbol de chocolate.

    Árbol de chocolate

Palmeritas de hojaldre

Hoy os traigo las clásicas palmeritas de hojaldre que a todos nos encantan, crujientes y azucaradas a las que nadie podrá resistirse. Esta receta es muy sencilla de hacer y únicamente necesitáis 2 ingredientes para realizarla, además que apenas nos llevara unos minutos tenerlas listas. Una receta ideal para preparar ante una visita inesperada, para cocinar con los más pequeños de la casa o para disfrutar de un café a mitad de tarde.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre
  • Azúcar

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a extender la masa de hojaldre, espolvoreamos azúcar sobre ella y con la ayuda del rodillo presionamos suavemente para estirar la masa y que el azúcar se incorpore al hojaldre.

    Extender con azúcar

  2. Para continuar doblamos cada extremo de la masa hacia el centro, le añadimos más azúcar y volvemos a presionar suavemente con el rodillo, esta vez solo para incorporar el azúcar.

    1ª doblez

  3. Volvemos a doblar de nuevo los extremos hacia el centro y le añadimos de nuevo azúcar y presionamos suavemente con el rodillo.

    2ª doblez

  4. Volvemos a repetir los pasos anteriores, añadimos azúcar y volvemos a doblar, tenemos que tener una única fila.

    Ultima doblez

  5. Con la ayuda de un cuchillo cortamos el hojaldre en rodajas de aproximadamente 1cm y las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear, tened en cuenta que al hornearlas crecerán por lo que deberán de estar separadas entre sí para que no se peguen.

    Cortar el hojaldre

  6. Es el momento de hornearlas, aproximadamente durante 10 minutos, revisar de vez en cuando para poder darles la vuelta cuando veáis que están doradas por arriba, tener cuidado al darles la vuelta para que no se rompan. Una vez dadas la vuelta dejarlas unos 5 minutos más.

    Hornear las palmeras

  7. Cuando veamos que por el otro lado también están doradas podéis sacarlas y disfrutar de ellas.

    Palmeritas de hojaldre

Batido de oreo

Podemos hacer batidos de prácticamente cualquier alimento, los más habituales son los batidos de frutas, aunque no hay nada tan exquisito como un rico batido de galletas oreo. Un batido que gustara a grandes y pequeños, que podemos preparar para tomar solos o en buena compañía, incluso los más pequeños de la casa pueden colaborar en la preparación. Y no hay nada mejor que un batido rico y fresquito en un caluroso día.

Ingredientes: para 2 personas

  • 6 paquetes de galletas oreo
  • 4 cucharas soperas de helado de chocolate
  • 400 ml de leche
  • Nata

Preparación:

  1. Partimos las galletas por la mitad y las vamos introduciendo en el vaso de la batidora. Dejar al menos una galleta para poder poner al final de la receta como decoración.

    Partir las galletas

  2. Una vez partidas todas las galletas ponemos toda la leche y batimos a buena velocidad para que las galletas se trituren bien.

    Batir con la leche

  3. Paramos la batidora para introducir el helado. Volvemos a poner en marcha, esta vez a menos velocidad, solo queremos integrar el helado. Yo le he puesto helado de chocolate, pero podéis usar también de vainilla, también queda muy rico.

    Añadir el helado

  4. Una vez listo servimos en los vasos, sin llenar hasta el borde, ponemos un poco de nata montada y unos trozos de la galleta que habíamos reservado. Terminamos colocando una pajita en el centro.

    Batido de oreo

Torrijas de leche

Las torrijas son un dulce típico de semana santa que podemos disfrutar en cualquier época del año. Es una receta muy sencilla de hacer y con la que disfrutaremos con una buena taza de café o de chocolate.

Ingredientes:

  • Una barra de pan del día anterior, o pan de torrijas
  • 1 litro de leche
  • 1 rama de canela
  • 150 gr de azúcar
  • La monda de un limón (opcional)
  • 2 huevos
  • Canela molida
  • Un poco de azúcar

Preparación:

  1. Ponemos en un cazo toda la leche, junto con el azúcar, la canela y la monda del limón, cuidado si usáis el limón, que solo sea la monda y no parte del limón, pelarlo con cuidado. Encendemos el fuego y dejamos que la leche hierva removiendo de vez en cuando para procurar que no se nos pegue al fondo del cazo.

    Infusionar la leche

  2. Mientras se prepara la leche ponemos las rodajas del pan en una fuente, que sea onda para que luego podamos añadir la leche.

    Colocar las rodajas de pan

  3. Una vez que la leche este hirviendo, retiramos del fuego y la pasamos por un colador y dejamos que se enfrié. Una vez lista la volcamos sobre el pan y dejamos que las rodajas chupen toda la leche y se humedezcan bien, es preferible darles la vuelta para que se impregnen bien ambos lados.

    El pan absorbe la leche

  4. Mientras el pan está absorbiendo la leche vamos batiendo dos huevos. Una vez listas las rodajas de pan ponemos una sarten con abundante aceite a calentar y vamos pasando cada rodaja una a una por el huevo, por ambos lados y las vamos colocando en la sarten.

    Pasar el pan por huevo

  5. Le damos la vuelta para que adquieran un color doradito por ambos lados.

    Freír las rodajas

  6. Según se vayan haciendo las colocamos sobre un plato cubierto con papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite. Para terminar, las colocamos en un plato y les ponemos un poco de azúcar con la ayuda de una cucharilla y un poco de canela molida y a disfrutar.

    Torrijas de leche

Batido cookis

Quien no disfruta de un rico y fresquito batido, sobre todo en esos días de verano en los que la temperatura es elevada y un buen batido fresco nos alivia un poco. Además de eso es una buena receta en la que incluir a los más pequeños de la casa, con la que podemos disfrutar solos o acompañados y que a todo el mundo le gusta y disfruta.

Ingredientes: para 2 personas

  • 10 galletas cookies
  • 4 cucharadas soperas de helado de chocolate
  • 400 ml de leche
  • Nata

Preparación:

  1. Podéis usar una batidora de mano o como en mi caso, una batidora de vaso, para empezar, partimos un poco las galletas, de ese modo será más fácil batirlas después. Dejar una galleta para poder ponerla de adorno al final de la receta.

    Picar las galletas

  2. En segundo lugar, añadís la leche y batís la mezcla a buena velocidad, hasta que las galletas se hayan batidos bien y mezclado con la leche.

    Añadir la leche

  3. Para continuar, añadimos el helado y ponemos de nuevo en marcha la batidora a una velocidad menor, ya que solo necesitamos que el helado se integre al batido.

    Añadir el helado

  4. Para acabar repartimos el batido en dos vasos, ponemos un poco de nata montada y partimos en trozos la galleta que habíamos reservado y la colocamos sobre la nata. Ponemos una pajita en el centro del vaso y podemos disfrutar de este suculento batido fresquito.

    Listo para disfrutar

Bizcocho de chocolate

Este tipo de bizcocho es el preferido sobre todo de los más pequeños de la casa, que no dejan ni las migas. En mi casa lo hago principalmente para mi hermano que le encanta y desaparece en menos que canta un gallo. Es un bizcocho con mucho sabor y jugoso que no necesita más añadidos. Si utilizáis moldes de diferentes formas cada vez que hagáis este bizcocho cada vez será diferente.

Ingredientes:

• 250 gr de harina

• 250 gr de azúcar

• 1sobre de potenciador químico

• 6 huevos

• 200 gr de margarina

• 250 gr de chocolate para fundir

Preparación:

A la hora de hacer un bizcocho, como todas las preparaciones que necesitan del horno es recomendable encender el horno a 180° antes de empezar con la preparación, así podemos introducir en el mismo al terminar. Para empezar con la preparación lo mejor es tener ya todos los ingredientes y las cantidades concretas, así es más sencillo.

1. Vamos a empezar tamizando la harina junto con el potenciador químico, si no tenéis un tamizador podéis utilizar un colador y lo reservamos.

Tamizar la harina

Tamizar la harina

2. Ahora ponemos a fundir el chocolate, en mi caso siempre lo hago al baño maría ya que queda más ligera. Ponemos todo el chocolate y dejamos que se empiece a fundir, cuando eso pase añadimos la margarina y removemos hasta que todo este fundido y bien integrado. Retiramos del fuego y reservamos.

Chocolate fundido

Chocolate fundido

3. En un baso para batidora ponemos los huevos y todo el azúcar y con unas varillas batimos los ingredientes hasta conseguir una crema amarillenta.

Crema de huevo con azúcar

Crema de huevo con azúcar

4. Añadimos a la crema todo el chocolate y mezclamos con las varillas para integrar bien ambas cremas.

Crema de chocolate

Crema de chocolate

5. Juntamos el resultado con la harina y con la ayuda de la batidora mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea, sin grumos.

Mezcla para bizcocho

Mezcla para bizcocho

6. Solo falta poner la mezcla en el molde, si este es de silicona no necesita nada, en caso de que sea un molde tradicional antes de añadir la masa tenéis que engrasarlo antes para que no se os pegue. Para ello tendréis que utilizar un poco de margarina o mantequilla esparcida por todo el molde. También podéis comprar un spray especial para moldes, este es el método que yo utilizo ya que me parece una forma estupenda. Una vez engrasado el molde ponemos la mezcla y lo introducimos en el horno, primero le ponemos solo por la parte de abajo para que suba y después por ambos lados para que se haga bien. Dependiendo de la potencia del horno tardara más o menos, yo os recomiendo que vayáis pinchando el bizcocho de vez en cuando y cuando la varilla salga totalmente limpia esta listo.

Mezcla en el molde

Mezcla en el molde

7. Para terminar dejamos el molde en el interior del horno apagado durante unos minutos para que el cambio de temperatura no sea tan brusco. Una vez fuera del horno dejarlo en el interior del molde hasta que este frío, de este modo el bizcocho no bajará. Si el molde es de silicona podréis sacar el bizcocho con mucha facilidad, si es uno tradicional pasar un cuchillo por el borde y saldrá fácilmente. Lo colocáis en un plato y ya está listo para disfrutar.

Bizcocho de chocolate

Bizcocho de chocolate