Panini casero

En esta ocasión os traigo una receta de paninis caseros con los que podréis sorprender a alguien especial o a los más pequeños de la casa con una cena diferente y totalmente al gusto de cada uno. Lo bueno de hacerlo en casa es que podemos ponerle los ingredientes que queramos a cada uno de los paninis, dependiendo del gusto o de lo que nos apetezca en ese momento. Por eso mismo, aunque yo os ponga una serie de ingredientes, podéis variar cualquiera de ellos.

Ingredientes: para 2 personas

  • 2 bollos de pan
  • ½ cebolla
  • 4 lonchas de bacon
  • Queso rallado
  • 4 filetes de lomo
  • Tomate frito
  • Salsa barbacoa
  • Aceite
  • Sal
  • Orégano

Preparación:

  1. El primer paso es partir en dos el pan, dejando la miga al descubierto, de este modo tendremos 2 paninis para cada uno. En mi caso os voy a poner unos ingredientes diferentes en cada uno de los paninis. Vamos a empezar poniendo un poco de aceite que esparciremos con una cuchara por cada una de las mitades de los bollos de pan.

    Cortar el pan y untar de aceite

  2. Ahora nos ponemos con las partes inferiores de los bollos, en ellas vamos a poner salsa barbacoa que vamos a esparcir con una cuchara.

    Untar salsa barbacoa

  3. En el caso de las partes superiores del bollo, les pondremos un poco de tomate frito que esparciremos con una cuchara.

    Untar el tomate

  4. Ahora pelamos y picamos en juliana la cebolla y la repartimos entre los 4 paninis, en el caso de que os guste mucho la cebolla podéis añadir más.

    Ponemos la cebolla

  5. Ahora vamos a coger las lonchas de bacon y las partimos en trozos más pequeños que vamos a colocar en las partes inferiores, en las que hemos puesto salsa barbacoa.

    Colocamos el bacon

  6. Vamos a cortar también en trozos pequeños los filetes de lomo que colocaremos en las otras mitades, sobre las de tomate, en estas tendremos que poner una pizca de sal para que el lomo no se quede soso.

    Colocar el lomo

  7. Ahora vamos a poner queso rallado y orégano por todas las mitades. Las ponemos con cuidado sobre una bandeja de horno cubierta con papel para hornear y las introducimos en el horno.

    Poner queso rallado

  8. Cuando el pan este crujiente, el bacon y el lomo bien hecho y el queso fundido y dorado podéis retirar la bandeja y servir una de cada mitad en el plato.

    Panninis

Patata pizza

En esta ocasión os traigo una pizza en la que nuestra base o masa será una capa de patata, en este caso yo he usado queso rallado de cuatro quesos y bacon, pero podéis usar el queso y los ingredientes que más os gusten incluso preparar diferentes, hacer unas cuantas con un ingrediente y otras con otro. Es una receta original para una cena diferentes o incluso como entrante para una ocasión especial.

Ingredientes:

  • 2 patatas grandes
  • Tomate frito
  • Queso rallado
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • 4 lonchas de bacon

Preparación:

Antes de empezar con la receta quiero que tengáis en cuenta que de cada patata sacares unas 5 rodajas, dependerá de lo grande que sea la patata, por lo que a la hora de determinar cuántas patatas necesitareis para la receta tener en cuenta el número de personas que van a comer y el tamaño de las patatas que tenéis.

  1. Para comenzar con la receta vamos a lavar bien las patatas y quitarle las imperfecciones que pueda tener ya que las vamos asar con la piel. Cuando estén limpias vamos a quitar con un cuchillo los extremos ya que son más estrechos y no nos servirán. Mientras encendemos el horno para que se precaliente.

    Limpiar la patata

  2. Ahora vamos a cortar en rodajas de unos 2 mm de grosor más o menos y las vamos colocando sobre la bandeja de horno forrada previamente con papel de horno. Les ponemos una pizca de sal y de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva.

    Hornear la patata

  3. Metemos la fuente en el horno durante unos 20 minutos aproximadamente o hasta que veamos que las patatas están asadas. En ese momento podemos sacar la fuente y empezar a preparar como si fuera una pizza. Lo primero será ponerle un poco de tomate en cada patata, después le pondremos queso rallado y el bacon cortado en trozos pequeños, para acabar le ponemos un poco de orégano y volvemos a meter en el horno.

    Preparar la pizza

  4. Dejamos que se hornee durante unos 5 minutos más, cuando veamos que el queso se ha derretido y dorado y que le bacon este crujiente podéis sacar la fuente y servir las pizzas.

    Patata pizza

Pizza de pollo y bacon

Al igual que en las otras ocasiones esta es otra variante más para preparar una exquisita pizza. Como os he contado en otras recetas la pizza es una de las recetas que más variantes admite ya que encaja a la perfección con casi todos los ingredientes. En esta ocasión vamos a preparar una pizza de bacon y pollo que espero que disfrutéis.

Ingredientes:

• Masa de pizza
• Salsa barbacoa
• 2 trozos de pechuga
• 1 paquete de bacon
• Sal
• Pimienta
• Condimento para pollo

Preparación:

1. Como en todas las recetas que necesitamos horno lo primero lo primero que tenemos que hacer es encender el horno para que este caliente. Una vez le hemos dado forma a nuestra base de pizza le ponemos un buen chorro de salsa barbacoa y lo esparcimos bien con la ayuda de una cuchara.

Salsa barbacoa en la base

Salsa barbacoa en la base

 

 

 

 

 

 

 

2. Para continuar cubrimos la base con queso rallado sobre la salsa barbacoa.

Poner queso rallado

Poner queso rallado

 

 

 

 

 

 

 

3. Colocamos las pechugas sobre una tabla y la cortamos en tacos, que no sean muy grandes. Le ponemos una pizca de sal, de pimienta negra y si queremos se le puede añadir una pizca de condimento para pollo, esto le dará un toque especial a nuestra carne. Ponemos una sartén con un poco de aceite, una vez caliente ponemos los tacos y le damos un punto, que no se hagan mucho ya que luego se terminara del todo en el horno. Cuando cojan un color blanco los retiramos y reservamos.

Freír en pollo

Freír en pollo

 

 

 

 

 

 

 

4. Partimos el bacon en trozos y lo ponemos en la sartén ya caliente, tenemos que cocinarlo bien, queremos que en el horno se quede crujiente por lo que lo tendremos al fuego durante un par de minutos y retiramos del fuego.

Freír el bacon

Freír el bacon

 

 

 

 

 

 

 

5. Repartimos los trozos de bacon y pollo por toda la pizza, cubriendo bien todos los huecos. Una vez lista metemos la fuente con la pizza en el horno y dejamos que la masa se cocine bien.

Colocar el bacon y el pollo

Colocar el bacon y el pollo

 

 

 

 

 

 

 

6. Cuando veamos que la masa ha cogido un color dorado y esta crujiente la pizza esta hecha, el bacon se habrá quedado crujiente y el pollo tendrá un tono algo más dorado. Podemos sacar la fuente y la colocamos sobre la mesa de trabajo. Para terminar solo tenemos que partir la pizza en trozos del tamaño que más os convenza y podemos disfrutar de esta exquisita pizza.

Pizza de pollo y bacon

Pizza de pollo y bacon

Pizza vegetal

La pizza es una de las preparaciones más populares, es raro a la persona que no le guste la pizza ya sea con unos ingredientes u otros pero generalmente tanto para compartir en familia, en pareja, solo o con amigos una buena pizza siempre es un buen acierto. Se pueden preparar una variedad de pizzas muy amplia, ya que la masa admite una amplia variedad de ingredientes. Y no siempre todas las variedades significan grasas y muchas calorías, sino que también podemos preparar una exquisita pizza vegetal como la que os voy a mostrar en esta receta.

Ingredierallado:

• Masa para pizza
• Salsa cesar
• 1 cebolla
• 1/2 pimiento rojo grande
• 1/2 pimiento verde grande
• 1/2 pimiento amarillo grande
• 1 tomate natural
• Queso rallado

Preparación:

1. Lo primero que tenemos que hacer es encender el horno para que vaya cogiendo calor, de ese modo cuando metamos la pizza se empezara a cocinar desde el primer momento, no os olvidéis de poner una hoja de papel para el horno en la bandeja de ese modo no se os pegara la pizza. Una vez estirada la masa le echamos la salsa cesar y con la ayuda de una cuchara la repartimos bien por toda la base de la pizza.

Poner salsa cesar

Poner salsa cesar

 

 

 

 

 

 

 

2. Para continuar cortamos la cebolla en tiras y una vez toda cortada la vamos colocando sobre la salsa cesar, intentando no dejar huecos vacíos.

Colocar las tiras de cebolla

Colocar las tiras de cebolla

 

 

 

 

 

 

 

3. Seguimos picando en tacos los pimientos, una vez picados los tres vamos cogiendo los tacos de cada uno de ellos y los repartimos sobre la cebolla, hacemos los mismo con los tres tipos de pimientos.

Colocar los pimientos

Colocar los pimientos

 

 

 

 

 

 

 

4. Es el momento de cortar el tomate en rodajas, ha mucha gente no le gusta el tomate natural por lo que si no os gusta podéis saltaros este paso, si os gusta ponéis las rodajas sobre los pimientos.

Rodajas de tomate

Rodajas de tomate

 

 

 

 

 

 

 

5. Para terminar repartimos queso rallado sobre la pizza, como cada vez que usamos queso rallado la cantidad que uséis que sera a vuestro gusto. Una vez lista la introducimos en el horno para que se gratine.

Poner queso rallado

Poner queso rallado

 

 

 

 

 

 

 

6. Cuando el queso de la pizza este bien gratinado y la masa dorada y crujiente podemos sacarla, la cortamos en las porciones que hagan falta y del tamaño que prefiráis y ya podéis disfrutar de esta pizza vegetariana.

Pizza vegetal con tomate

Pizza vegetal con tomate

Pizza vegetal sin tomate

Pizza vegetal sin tomate

Pizza de jamón serrano

Esta pizza aún siendo una variedad sin mucho trabajo ni misterio es una de las más ricas para mi gusto. La masa de nuestra pizza casera ya tiene un sabor único y si le añadimos un exquisito jamón serrano la combinación es de pecado.

Ingredientes: para 2 personas

Masa para pizza

• Jamón serrano

• 1 cebolla

• Tomate frito

• Aceite

• Queso rallado

Preparación:

1. Para empezar vamos a encender el horno para que se caliente. Estiramos la masa dándole la forma deseada, trenzamos los bordes y con la ayuda de una cuchara untamos primero con aceite de oliva y después con tomate.

Base de la pizza

Base de la pizza

2. Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras. Repartimos la cebolla por toda la base intentando no dejar muchos huecos.

Repartir la cebolla

Repartir la cebolla

3. Sobre la cebolla vamos colocando las lonchas de jamón serrano. Tened en cuenta que con el calor del horno el jamón se va a cocinar y va a reducir su tamaño. Por eso os recomiendo que la carguéis bien, de ese modo no se quedara pobre al terminar. Una vez lista ya podemos meterla en el horno.

Colocamos el jamón serrano

Colocamos el jamón serrano

4. Cuando la masa de la pizza este dorada y crujiente podemos sacarla del horno. La pasamos con cuidado de no quemarnos a una fuente y la partimos. Lista para disfrutar.

Pizza de jamón serrano

Pizza de jamón serrano

Si queremos ponerle queso queda mejor si lo ponéis debajo del jamón, así el jamón serrano es el ingrediente principal de la pizza. Si os gusta el tomate natural también podéis poner unas rodajas de tomate sobre el jamón.

Pizza de la casa

En muchas ocasiones compramos una pizza precocinada, o pedimos una a domicilio y al llegar a casa le añadimos más ingredientes, o más cantidad de los que ya tiene porque nos parece que esta muy pobre. Hoy os traigo un tipo de pizza donde nos podemos quedar a gusto añadiendo cosas. Yo os voy a poner los ingredientes que utilizamos en mi casa, pero lo bueno de la pizza es que admite muchas cosas, así que no dudéis en cambiar ingredientes, en añadir más cantidad si os apetece, probar cosas nuevas y después contarme que os ha parecido.

Ingredientes: 2 personas

Masa para pizza

• Aceite

• Tomate frito

• 6 lonchas de bacon

• 3 rodajas de jamón york

• 3 salchichas

• 1 cebolla

• 1 pimiento verde italiano grande

• Queso rallado

Preparación:

1. Vamos a empezar encendiendo el horno a 180° para que vaya cogiendo calor. Ahora picando la cebolla, a mi personalmente me gusta más picarla en juliana, de ese modo nos quedan tiras finas y largas que podemos colocar más fácilmente en la masa. Aunque podéis cortarla en dados, como más os guste a vosotros. En el caso del pimiento y el jamón son más partidaria de picarlo en dados, no muy pequeños, como de un par de centímetros. Para acabar las salchichas me gusta cortarlas en rodajas más bien finas. En el caso del bacon me gusta partirlo en cuadrados más grandes, para colocarlo en el final y que cubra la pizza.

2. Cuando tenemos todos los ingredientes picados, los reservamos. Con la ayuda de una cuchara sopera esparcimos por toda la base un par de cucharadas de aceite de oliva, de este modo nuestra masa quedara jugosa a la par que crujiente. Sobre la capa de aceite añadimos el tomate del mismo modo. Yo le suelo echar cuatro cucharadas soperas bien repartidas, pero a vuestro gusto. Si sois muy amantes del queso, después del tomate podéis añadir una ración de queso rallado bien repartido.

Base de la pizza

Base de la pizza

3. Ahora ya podemos empezar a colocar los ingredientes. Yo en primer lugar colocó lo la cebolla por toda la base, procurando dejar los mínimos huecos.

Cebolla en tiras

Cebolla en tiras

4. Después de la cebollas, pongo los dados de pimiento verde y los reparto por toda la pizza, intento repartirlo lo mejor posible para que no se quede algún trozo sin nada. Repito el mismo paso con el jamón y las salchichas.

Pimiento verde, salchicha y jamón

Pimiento verde, salchicha y jamón

5. Por último pongo los trozos de bacon colocándolos sobre todos los ingredientes formando filas. Espolvoreo un poco de orégano por toda la pizza.

Bacon

Bacon

6. Para terminar echamos en queso rallado, en mi caso suele ser cuatro quesos, pero admite cualquier tipo de queso rallado. Una vez lista introducimos las bandeja con la pizza dentro del horno. Yo suelo dejarla aproximadamente 1 hora, aunque es muy subjetivo, todo depende de si os gusta que la masa quede muy crujiente o no, ir mirando de vez en cuando y sacarla cuando la masa tenga un color doradito.

Queso rallado

Queso rallado

7. Una ves lista sacamos la bandeja del horno y traspasamos la pizza a un plato, la partimos en trozos del tamaño que deseéis y ya esta lista para disfrutar.

2013-08-03 22.08.19

 

Mini-hamburguesas

Las hamburguesa son un menú que posiblemente nos guste a casi todo el mundo. La versión mini es un plato perfecto para una velada de picoteo o para una merienda de cumpleaños. Es una forma diferente de disfrutar de una exquisitas hamburguesas en tamaño reducido.

Ingredientes: para 2 personas

• 1 loncha de queso

• 2 lonchas de bacon

• Media cebolla

• Azúcar

• 4 huevos de codorniz

• Kétchup

• Mayonesa

• Mini bollos

Para la carne:

• Media cebolla

• Leche

• 1 rodaja de pan de molde

• 1 huevo

• 100 gr de carne picada

• Pan rallado

• Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

1.Para empezar tenemos que preparar la carne, es preferible que se haga con unas horas de antelación para que la carne coja bien el gusto. En primer lugar vamos a desmigar el pan de molde en el bol donde vamos a preparar la carne y le añadimos la leche. Con la ayuda de un tenedor lo mezclamos y dejamos que el pan se empape bien.

Pan de molde en leche

Pan de molde en leche

2. Continuamos pelando y cortando media cebolla en tacos pequeños. Ponemos un poco de aceite en una sartén a calentar, cuando tenga la temperatura adecuada bajamos el fuego y echamos la cebolla con un poco de sal y dejamos pochar con calma removiendo de vez en cuando hasta que este dorada.

Sofrito de cebolla para la carne

Sofrito de cebolla para la carne

3. Añadimos al pan de molde con leche la carne, le ponemos una pizca de sal, de pimienta y la nuez moscada, lo mezclamos todo bien y le echamos el huevo. Yo os recomiendo que lo mezcléis con las manos, así se nota con más facilidad los cambios de textura en la preparación.

1° fase de la preparación de la carne

1° fase de la preparación de la carne

4. Después añadimos la cebolla y la integramos a la preparación, tened en cuenta que estará caliente, dejar que se enfríe un poco antes de mezclar.

Mezclar el sofrito con la carne

Mezclar el sofrito con la carne

5. Por último vamos añadiendo un poco de pan rayado y lo mezclamos bien hasta que la carne se espese y prácticamente no se quede pegada en las manos. Una vez adquirida la textura deseada la metemos en el frigorífico y dejamos que repose.

Último paso de la preparación

Último paso de la preparación

6. En el momento que os pongáis con la preparación empezaremos pelando la otra media cebolla y cortándola en tiras. Volvemos a poner al fuego la sartén en la que antes hemos pochado la cebolla para la carne y cuando este caliente ponemos la cebolla con un poco de sal. Una vez dorada la cebolla añadimos el azúcar y sin dejar de remover dejamos que se caramelice. Cuando este en su punto lo retiramos a un plato y reservamos.

Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

7. Ponemos los dos lados del bollo a tostar para que estén calientes y crujientes. Según se tuesten los dejamos aparte para que se enfríen.

Bollos de hamburguesa tostados

Bollos de hamburguesa tostados

8. Una vez frío el pan untamos un poco de kétchup en la base de abajo y la mayonesa en la superior.

 

Mayonesa y kétchup

Mayonesa y kétchup

9. Ahora sacamos la carne del frigorífico y con las manos cogemos un poco de carne, hacemos una bola y la aplastamos dándole forma de hamburguesa. Con la ayuda de un corta pastas redondo del tamaño de los bollos cortamos el trozo de carne necesario para que no sobresalga.

Mini hamburguesa

Mini hamburguesa

10. Ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente vamos friendo las pequeñas hamburguesas y según se van haciendo al punto las colocamos sobre el bollo con kétchup.

Hamburguesa al punto

Hamburguesa al punto

11. Cortamos la loncha de queso en cuatro y ponemos cada pedazo sobre la carne caliente para que se funda un poco. Las lonchas de bacon las partimos por la mitad y las freímos. Una vez dorado el bacon las colocamos sobre el queso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Queso y bacon sobe la carne

12. Sobre el bacon colocamos un poco de cebolla caramelizada con la ayuda de un tenedor.

Colocar la cebolla

Colocar la cebolla

13. Para terminar en una sartén antiadherente calentamos un poco de aceite para hacer los huevos a la plancha. Tener cuidado al cascar los huevos, ya que la cascara de los de codorniz es más dura y podéis romper la yema. Dejamos que se cuaje la clara y después con cuidado y con la ayuda de una espátula le damos la vuelta para que se haga también por el otro lado, solo un minuto para que la yema no se haga del todo. Una vez hecho lo colocamos sobre la cebolla.

Huevo de codorniz

Huevo de codorniz

14. Ponemos la otra tapa encima y colocamos las hamburguesas en un plato. Listas para disfrutar.

Hamburguesas listas para degustar

Hamburguesas listas para degustar