Patatas asadas, carne picada con bechamel

Las patatas son uno de los acompañamientos más utilizados, generalmente siempre las preparamos de las mismas maneras, cuando es un producto que admite muchos complementos. La receta que os muestro a continuación puede ser una acompañamiento a otro plato o podemos utilizarlo como plato principal, ya que el relleno que vamos a utilizar en esta ocasión podría ser suficiente para una comida, ya que nos deja bastante satisfechos.

Ingredientes: para 2 personas

• 200 ml de leche

• 20 gr de harina

• 20 gr de mantequilla

• Sal

• Nuez moscada

• Pimienta negra

• 150 gr de carne picada

• 4 patatas, 2 si van a ser un acompañamiento

• Queso rallado

Preparación:

1. Como en todas las recetas en las que utilizamos el horno el primer paso es encenderlo para que se vaya calentando mientras preparamos lo necesario. Después metemos las patatas en papel de aluminio para que se cocine bien y las colocamos en una bandeja o fuente para introducirlas en el horno aproximadamente durante 1 hora. Una vez asadas, cuando el pincho pase con facilidad las retiramos del horno y le quitamos en papel de aluminio para que enfríen.

Patatas listas para asar

Patatas listas para asar

2. Una vez frías las patatas las pelamos y les vaciamos el interior con la ayuda de una cuchara, dejando las paredes intactas para que el relleno se mantenga en el interior. Los trozos de patata que vamos quitando los reservamos en un bol.

Patatas asadas vacias

Patatas asadas vacias

3. Para el relleno primero vamos hacer la carne, ponemos una sartén con un poco de aceite a calentar, cuando este a buena temperatura bajamos un poco el fuego y añadimos la carne. Le echamos una pizca de sal, un par de golpes de pimienta y mezclamos bien. Dejamos que se vaya cocinando removiendo de vez en cuando para que toda la carne se haga bien. Cuando la carne este bien echa la retiramos en un plato y reservamos.

Carne picada

Carne picada

4. Ahora toca la bechamel, lo primero que tenemos que hacer es poner la leche a calentar, que no hierva. Ponemos una sartén antiadherente para que no se nos pegue, echamos la margarina y dejamos que se funda a temperatura más bien baja, cuando este líquida, sin que hierva, añadimos la harina y mezclamos todo bien con la ayuda de unas varillas formando una masa amarilla, removemos durante unos minutos para que la harina se cocine bien. Ahora añadimos poco a poco la leche sin dejar de remover. Tened en cuenta que tiene que quedar más bien líquida, ya que al enfriar se espesará un poco y al mezclarlo con la patata terminaremos de darle la textura apropiada.

Mezcla de mantequilla y harina

Mezcla de mantequilla y harina

5. Cuando tengamos toda la leche integrada añadimos una pizca de sal, la pimienta, la nuez moscada y la carne y mezclamos todo bien. Ahora dejamos la bechamel al fuego durante aproximadamente 5 minutos sin dejar de remover. Después incorporamos toda la bechamel al bol en el que tenemos la patata y con la ayuda de un tenedor vamos picando la patatas mientras la mezclamos con la bechamel.

1° fase del relleno

1° fase del relleno

6. Cuando tenemos el relleno listo, añadimos un poco de sal en el interior de la patata y con la ayuda de una cuchara lo repartimos en el interior de cada patata y volvemos a colocarlas en la fuente.

Patata rellena

Patata rellena

7. Por último le ponemos un poco de queso rallado encima, con cuidado de que no se nos caiga todo, yo os recomiendo que lo pongáis poquito a poco. Una vez listas metemos la fuente en el horno y dejamos que el queso se gratine.

Queso rallado

Queso rallado

8. Podéis ir abriendo el horno de vez en cuando para ver si el queso esta a vuestro gusto, cuando así sea, retiramos la fuente y servimos las patatas.

Patata asada lista para degustar

Patata asada lista para degustar

Patatas asadas rellenas de bacon y nata

Las patatas son un producto que combina a la perfección con la mayoría de los platos que queramos preparar. Existen muchas maneras de preparar patatas, en este caso os traigo una receta de patatas asadas rellenas ideales para acompañar a un rico plato de carne. Es una receta muy sencilla que enriquecerá cualquiera de vuestros menús, incluso podría ser un perfecto entrante por si solo.

Ingredientes: 2 personas

• 4 patatas medianas

• 30 ml de nata para cocinar

• 6 lonchas de bacon

• Queso rallado

• Sal

• Pimienta negra

Preparación:

1. Lo primero es encender el horno para que se caliente y las patatas se asen con más facilidad. Metemos cada patata en un trozo de papel de aluminio. Que quede toda la patata bien cubierta, de este modo el calor se concentra en el interior y se hacen mejor. Las podemos colocar en una fuente o directamente sobre la bandeja del horno. Las patatas tardan aproximadamente 1 hora en estar asadas. Yo os recomiendo que las pinchéis de vez en cuando y cuando pase con facilidad las podéis retirar. Cuando las saquéis del horno abrir el aluminio para que se enfríen.

Patatas listas para asar

Patatas listas para asar

2. Cuando las patatas estén frías las podemos pelar, si están bien asadas la piel saldrá con facilidad, sin necesidad de utilizar un cuchillo.

3. Una vez peladas con la ayuda de una cucharilla vamos vaciando el interior de la patata, por el lado plano, para que luego se mantenga recta a la hora de gratinar y servir. Tened cuidado con el borde, se trata de vaciarla en profundidad no en anchura sino se desprenderá el relleno. Tampoco la vaciéis por completo o se os agujereará.

Vaciar patata

Vaciar patata

4. La patata que vamos sacando la reservamos en un bol. Cuando tengamos todas las patatas vacías picamos el bacon en trozos pequeños y lo sofreimos unos minutos para dorarlo. Lo añadimos a la patata que tenemos reservada, añadimos una pizca de sal, un golpe de pimienta negra y la nata. Mezclamos todo bien mientras aplastamos los trozos de patata con la ayuda de un tenedor. Si veis que se os queda la masa muy espesa añadir más nata, aunque tened en cuenta que demasiado liquida dificultaría el momento de rellenar las patatas.

Relleno

Relleno

5. Antes de rellenar las patatas les ponemos un poco de sal para que no estén sosas y con la ayuda de la cuchara vamos introduciendo el relleno en el interior de la patata. Yo os recomiendo que primero rellenéis todas hasta llenar el hueco y después si nos sobra relleno añadir un poco más en cada una dándole forma redondeada con la cuchara. Ponemos un poco de queso rallado encima.

Patata rellena

Patata rellena

6. Volvemos a colocar las patatas en la fuente o en la bandeja del horno y las introducimos para que el queso se gratine y la patata se caliente. Una vez que el queso este dorado podemos sacar las patatas. Con cuidado pasamos las patatas a cada plato y servimos.

Listas para comer

Listas para comer