Caracolillos con carne

La receta que os traigo hoy es una de esas comidas de mi infancia que recuerdo de siempre, cuando mi madre la preparaba, incluso cuando la sigue preparando hoy en día disfruto como una chiquilla. Espero que si la probáis vosotros también disfrutéis y la compartáis con los vuestros. La pasta nos admite infinidad de cosas, la podemos cocinar de mil maneras diferentes, precisamente por este motivo es un alimento que todo el mundo tiene en su despensa porque todos tenemos al menos una manera en la que nos gusta la pasta. En este caso, el plato además de bueno nos servirá para templar el cuerpo en un frió día de invierno.

Ingredientes: para 2 personas

  • ½ cebolla
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • Unas tiras de pimientos del piquillo
  • Un chorrito de tomate frito
  • Un chorrito de vino blanco
  • ½ kilo de carne para guisar
  • 250 gr de caracolillos
  • Sal
  • Colorante

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a picar la cebolla en trozos pequeños mientras ponemos una olla con un chorrito de aceite a calentar. Cuando este a buena temperatura bajamos el fuego y añadimos la cebolla junto a la pastilla de caldo y una pizca de sal.

    Pochar la cebolla

  2. Mientras la cebolla se pocha, picamos los pimientos muy pequeñitos. Esperamos a que la cebolla este casi blanda para añadir el pimiento. Dejamos que se sofría un poco.

    Añadir el pimiento

  3. Para seguir añadimos el chorrito de vino blanco, dejamos que se evapore un poco el alcohol y después añadimos la carne. Dejar que se cocine durante unos minutos removiendo de vez en cuando.

    Añadir la carne

  4. Después le añadimos el chorro de tomate frito y dejamos un par de minutos.

    Añadir el tomate frito

  5. Es el momento de añadir los caracolillos, remover un poco para que la pasta coja bien el sabor que los ingredientes han ido creando en la olla.

    Poner los caracolillos

  6. Lo cubrimos con agua y le añadimos el colorante para que le dé un poco de color. Recordar probar el caldo por si necesitara más sal. Dejamos la olla tapada a fuego medio para que se cocine tranquilamente. Remover de vez en cuando para que no se pegue. Sabremos que está listo cuando la pasta este en su punto.

    Cocinar la pasta

  7. Una vez en su punto podemos retirar del fuego y servir en los platos.

    Caracolillos con carne

Arroz con pollo

Esta receta es un plato fácil de preparar, que gustara a la mayoría de los miembros de nuestra familia. Es otra de las muchas formas en las que podemos preparar dos de los alimentos más recurrentes de nuestra alimentación, ambos, tanto el pollo como el arroz los podemos cocinar de muchas maneras diferentes, algo que nos facilita no repetir a menudo las comidas.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • ½ kilo de pollo troceado
  • ½ cebolla
  • Unas tiras de pimientos del piquillo
  • Pastilla de caldo de pollo
  • Un chorrito de vino blanco
  • Colorante
  • Sal

Preparación:

  1. Para empezar con esta receta vamos a picar la cebolla en trozos pequeños. Ponemos una olla con un poco de aceite, cuando este caliente ponemos la cebolla con una pizca de sal y dejamos que poche a temperatura media.

    Pochar la cebolla

  2. Mientras la cebolla se va pochando picamos el pimiento, también en trozos muy pequeños. Cuando la cebolla este blandita añadimos el pimiento y dejamos que se cocine unos minutos junto a la cebolla.

    Añadir el pimiento

  3. Para continuar ponemos el chorrito de vino blanco, que no sea mucho, sino el alcohol no se eliminara y el arroz nos quedara con sabor a vino. Añadimos también la pastilla de caldo para que vaya deshaciendo.

    Añadir el vino y la pastilla de caldo

  4. Cuando veamos que el vino empieza a hervir ponemos la carne y dejamos que de dore un poco dándole la vuelta para que se haga por ambos lados.

    Ponemos la carne

  5. Cuando veamos que la carne se empieza a dorar añadimos el arroz, removemos bien para que se sofría con el caldito que se ha formado.

    Sofreír el arroz

  6. Cuando veamos que apenas queda caldo, lo cubrimos con agua. Le ponemos otra pizca de sal y el colorante y lo tapamos para que el arroz se haga. Remover de vez en cuando para que el arroz no se pegue, si veis que se está quedando sin agua y aún no está blando el arroz añadir más agua. Ir probando el caldo y si veis que necesita más sal, añadirle.

    Añadir el agua y el colorante

  7. Cuando el arroz este en su punto, dejar que repose un poco alejado del fuego. Para que asiente. Después podemos servir.

    Arroz con pollo

Arroz al horno

Hoy os traigo una receta diferente, otra manera de preparar el arroz. En muchos casos el arroz blanco es poco atractivo, pero en este caso la combinación de sabores nos ayudara a cogerle gusto al arroz blanco. Además, es una receta que no necesita más acompañamientos, un plato único que nos dejara satisfechos y sin apetito para nada más.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • 4 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de jamón york
  • Media cebolla
  • 2 huevos
  • 4 salchichas
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para empezar, ponemos una cazuela con abundante agua y una pizca de sal, esperamos a que el agua hierva para añadir el arroz, remover de vez en cuando. Mientras el arroz se cocina, picamos un poco de cebolla y toda la carne que vamos a usar para nuestra receta.

    Picar la cebolla

    Picar la carne

  2. Ponemos una sarten con un poco de aceite a calentar y empezamos poniendo la cebolla con un poco de sal para que poche. Cuando la cebolla este blandita añadimos toda la carne y removemos de vez en cuando para que se haga.

    Preparar la carne

  3. Cuando el arroz este en su punto lo ponemos en un colador para que elimine el exceso de agua y terminamos de preparar la carne que está en la sarten.

    Colar el arroz

  4. Una vez lista la carne mezclamos en una fuente para el horno el arroz con todos los ingredientes de la sarten.

    Mezclar el arroz y la carne

  5. Le ponemos un poco de queso rallado para gratinar encima y lo metemos en el horno. Cuando este prácticamente gratinado le ponemos el huevo encima, con cuidado de que no se nos rompa. Y volvemos a ponerlo en el horno uno minutos más.

    Gratinar el queso

  6. Cuando la clara del huevo este hecha pero la yema aún este poco hecha lo sacamos, en el caso de que no os guste la yema sin hacer del todo podéis dejarlo más tiempo. Sino sacáis la fuente del horno y servís con cuidado para no estropear el huevo.

    Arroz al horno

Arroz negro caldoso con calamares

El arroz es otro de esos alimentos con los que podemos jugar en la cocina, probar muchísimas cosas con él ya que admite una infinidad de complementos. Hoy os traigo un arroz negro caldoso con calamares con el que os chupareis los dedos. Es una receta fácil que no os llevara mucho tiempo y con que se puede disfrutar de un sabor intenso.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • 1 sobre de tinta negra
  • 1/2 kilo de calamares
  • 1/2 cebolla
  • Unas tiras de pimiento del piquillo
  • Un chorro de tomate frito
  • Caldo de pescado
  • Un chorrito de vino blanco

Preparación:

  1. Vamos a empezar picando la cebolla en trocitos pequeños. Ponemos una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y lo ponemos a calentar, una vez a buena temperatura la bajamos y añadimos la cebolla con un poco de sal. Hay que remover de vez en cuando para que la cebolla no se queme. Mientras se pocha vamos picando también el pimiento.

    Picar la cebolla

  2. Una vez veamos que la cebolla esta pochadita le añadimos el pimiento, removemos y dejamos que se cocine un poco, mientras vamos troceando los calamares.

    Añadir el pimiento

  3. Para continuar añadimos los calamares con el chorrito de vino blanco y dejamos que se cocine un poco. Vais removiendo de vez en cuando para que no se pegue. El vino tiene que perder el alcohol y el pescado se tiene que dorar un poco.

    Añadir los calamares

  4. Mientras se va cocinando el pescado ponemos en un bol un poco de agua e introducimos el sobre de tinta abierto para que salga toda la tinta. Con la ayuda de una cuchara removemos bien para que se deshaga la tinta y se mezcle con el agua.

    Preparar la tinta

  5. Ahora añadimos el arroz a la cazuela, sin dejar de remover, mezclamos todos los ingredientes para sofreír un poco el arroz.

    Sofreír el arroz

  6. Cuando veamos que el jugo de la cazuela se está acabando añadimos el caldo de pescado y la tinta, que haya suficiente caldo como para cubrir el arroz.

    Añadir el caldo y la tinta

  7. Una vez que tengamos el arroz en marcha con el caldo y la tinta añadimos el chorro de tomate. Tapamos la cazuela y dejamos que se cocine tranquilamente mientras vamos removiendo de vez en cuando y comprobando el arroz. Generalmente no es suficiente el caldo añadido en el anterior paso, por eso tendréis que ir probando el arroz e ir añadiendo caldo hasta que el arroz se ablande, recordar que es un arroz caldoso así que ser generosos con el caldo, añadir un poco más cuando veáis que el arroz ya está en su punto.

    Añadir el tomate

  8. Cuando el arroz este blandito, pero sin estar pastoso, dejamos alejado del fuego la cazuela que repose un poco, únicamente un par de minutos. Y después ya estará lista para servir y disfrutar de la exquisita comida que hemos preparado.

    Arroz negro caldoso con calamares

 

Pasta

La pasta es una comida muy recurrente y muy fácil de preparar, las recetas son variadas y lo mejor es que cualquier tipo de pasta nos admite innumerables ingredientes con los que complementar nuestras recetas. Además, es un plato que por norma general triunfa con cualquier persona.

Ingredientes: para 2 personas

  • Cebolla
  • Un par de salchichas
  • Un par de lonchas de jamón york
  • Unas lonchas de bacon
  • Pasta 200gr
  • Pimienta molida
  • Especias para pasta
  • 2 huevos
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Ponemos una olla con abundante agua, una pizca de sal, de aceite y dejamos que hierva antes de añadir la pasta. Mientras la pasta se cuece vamos picando la cebolla en juliana mientras tenemos un poco de aceite en una sarten. Cuando el aceite este caliente, bajamos el fuego y ponemos la cebolla con un poco de sal para que poche.

    Pochar la cebolla

  2. Una vez la pasta al punto, la retiramos a un colador para que se elimine toda el agua, es recomendable mojarla con agua fría para que el calor no siga cociendo la pasta.

    Pasta al punto

  3. Cuando la cebolla este pochada añadimos la carne, ponemos una pizca de pimienta y otra pizca de las especias para pasta y removemos para que se mezcle todo bien.

    Añadir la carne

  4. Cuando la carne este casi hecha ponemos los huevos y el queso rallado y removemos para que el huevo se vaya haciendo y el queso se vaya fundiendo junto con el resto de los ingredientes.

    Añadir el huevo y el queso

  5. Después añadimos el tomate frito, tanto como nos guste, mezclamos y dejamos que se caliente un poco.

    Añadir el tomate

  6. Para acabar añadimos la pasta y mezclamos bien para que toda la pasta se mezcle con el tomate. Dejamos un poco para que se caliente.

    Mezclar la pasta

  7. Una vez listo podemos servir. Si queréis podéis añadir un poco más de queso sobre la pasta.

    Lista la pasta

Pasta con verduras

La pasta tiene en si misma muchas variedades, además cualquiera de ellas se puede preparar de muchas formas diferentes. Una de las variantes es la pasta con verduras, podemos incluso usar una pasta de verduras para completar la receta. Las verduras que podemos añadir a esta receta son muchas ya que la pasta encaja a la perfección prácticamente con todos los ingredientes.

Ingredientes:

• 300 gr de pasta
• 2 huevos cocidos
• Queso rallado
• 1 cebolla
• 1/2 pimiento rojo
• 1/2 pimiento verde
• 1/2 pimiento amarillo
• Sal
• Pimienta negra
• Nuez moscada
• Una cucharada de mantequilla
* Podemos añadir a la receta condimento especial para pastas, esto le dará un toque especial al plato.
* Podemos añadir todas las verduras que deseemos al gusto de cada uno.

Preparación:

1. Para comenzar ponemos abundante agua a hervir en una cazuela, con una pizca de sal y la cucharada de mantequilla, para que no se nos quede pegada la pasta. Cuando este hirviendo ponemos la pasta junto con los huevos a cocer.

Cocer la pasta

Cocer la pasta

 

 

 

 

 

 

 

2. Mientras la pasta y los huevos se cuecen picamos todas las verduras en tacos más bien pequeños. Ponemos una sartén con un poco de aceite al fuego, una vez caliente añadimos las verduras y bajamos el fuego a temperatura media, le ponemos una pizca de sal y dejamos que poche mezclando de vez en cuando.

Pochar la verdura

Pochar la verdura

 

 

 

 

 

 

 

3. Una vez lista la pasta volcamos sobre un colador para que se escurra todo el agua. Es bueno mojar la pasta con agua fría para que la pasta deje de cocinarse con el propio calor que desprende.

Escurrir la pasta

Escurrir la pasta.

 

 

 

 

 

 

 

4. Pelamos los huevos y los colocamos sobre un plato, con la ayuda de un tenedor los picamos y reservamos para más adelante.

Picar los huevos

Picar los huevos

 

 

 

 

 

 

 

5. Una vez este la verdura en su punto, blandita, añadimos la pimienta, la nuez moscada y el condimento para pasta, removemos un poco y añadimos la pasta, añadimos también el huevo, mezclamos bien y dejamos que la pasta se caliente de nuevo y se mezcle con todos los sabores de la sartén. Por último añadimos el queso rallado y dejamos que se funda con la pasta.

Añadir todos los ingredientes en la sartén

Añadir todos los ingredientes en la sartén

 

 

 

 

 

 

 

6. Una vez mezclado todo el queso con los macarrones retiramos del fuego y servimos, ya esta listo para disfrutar.

Pasta con verduras

Pasta con verduras

Arroz caldoso con conejo

El arroz es un cereal que admite muchos complementos, podemos utilizarlo como primer plato, como único plato, como un acompañamiento tanto para carne como para pescado y como postre. En este caso os voy a presentar una receta de mi madre que a mí personalmente me encanta, espero que a vosotros también.

Ingredientes: para 2 personas

• 200 gr de arroz

• 1/2 conejo

• 1 cebolla

• Un par de pimientos del piquillo

• Tomate natural, sino tenéis un chorro de tomate frito

• Laurel

• Aceite

• Un par de pastillas de caldo de carne

• Colorante

• Sal

Preparación:

1. En primer lugar vamos a poner una olla grande con un poco de aceite al fuego. Picamos la cebolla en trozos pequeños y la añadimos a la olla con un par de hojas de laurel y una pizca de sal.

Pochar la cebolla

Pochar la cebolla

2. Cuando la cebolla este un poco pochada añadimos los pimientos y el tomate y dejamos que se haga un poco.

Añadir los pimientos y el tomate

Añadir los pimientos y el tomate

3. En un cazo aparte ponemos agua, llenamos el cazo, ponemos las pastillas de caldo y el colorante y dejamos que las pastillas se deshagan. Cuando empiece a hervir retiramos y reservamos.

Cazo de caldo con colorante

Cazo de caldo con colorante

4. Añadimos el conejo troceado en la olla con la verdura, dejar el otro de hígado entero en la olla, lo utilizaremos más tarde. Removemos de vez en cuando para que todos los trozos de conejo se hagan por todos lados.

Añadir el conejo troceado

Añadir el conejo troceado

5. Cuando el conejo empiece a coger color sacamos el hígado, lo ponemos en un platito con una cucharadita de caldo del cazo y lo picamos para añadirlo de nuevo a la olla.

Deshacer el higado

Deshacer el higado

6. Añadimos todo el arroz, removemos y dejamos que absorba los jugos de la olla antes de añadir todo el caldo que tenemos en el cazo, dejamos que el arroz se haga. Cuando el arroz este en su punto esta listo para servir. Si os quedáis sin caldo añadir más agua a la olla, comprobar la sal antes de servirlo por si hay que añadir más.

Añadir el arroz y el caldo

Añadir el arroz y el caldo

7. Con una espumadera servimos primero el arroz con el conejo en un plato hondo y después con una cuchara servís el caldo.

Arroz caldoso con conejo

Arroz caldoso con conejo

Lasaña de carne

La lasaña es un plato con muchas variedades, aunque posiblemente la de carne sea la más habitual de todas. Suele ser popular entre los niños, ya que es más probable que los más pequeños pongan pegas a la de verdura o de pescado que a la de carne. Es una receta sencilla de hacer, aunque a diferencia de muchas oras esta nos llevará algo de tiempo. La pasta de la lasaña se vende casi lista, no hay que cocer previamente, o la de toda la vida. Las placas de lasaña son largas, por eso si preferís raciones más pequeñas e individuales podéis sustituir por las placas de canelones, que son más pequeñas.

Ingredientes: para 3 personas

• 9 placas de pasta

• 700 kg de carne picada

• 1 cebolla pequeña

• 1 zanahoria

• Tomate frito

• Queso rallado

• Leche

• Harina

• Mantequilla

• Sal

• Nuez moscada

• Pimienta

Preparación:

1. Para empezar vamos a poner una cazuela con abundante agua,  un poco de sal y aceite o mantequilla para cocer las placas de pasta. En el caso de que compréis las placas que se meten directamente en el horno pasar al paso 4. Cuando el agua empiece a hervir introducimos las placas y dejamos que se hagan. Tened cuidado de que no se peguen entre ellas, para eso podéis cocerlas de pocas en pocas.

Cocer las placas de pasta

Cocer las placas de pasta

2. Cuando las placas estén blandas las retiramos y las colocamos en una fuente con agua fría para romper la cocción.

Pasar las placas de pasta a agua fria

Pasar las placas de pasta a agua fría

3. Para secar la pasta ponemos una hoja de papel de cocina, colocamos las placas sobre la hoja y las cubrimos con otro trozo de papel de cocina.

Secar las placas de pasta con papel de cocina

Secar las placas de pasta con papel de cocina

4. Mientras la pasta se va secando vamos a preparar la carne. Lo primero es pelar y picar la cebolla y la zanahoria. Que sean trozos más bien pequeños, ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente, bajamos la temperatura y añadimos una pizca de sal. Dejamos que la verdura poche, removiendo de vez en cuando.

Pochar la verdura

Pochar la verdura

5. Cuando la verdura este blandita añadimos toda la carne, una pizca de sal, de pimienta y dejamos que se haga. Con la ayuda de un tenedor ir rompiendo los trozos de carne que se van quedando grandes.

Añadir la carne al sofrito

Añadir la carne al sofrito

6. Cuando la carne este bien hecha le añadimos un buen chorro de tomate, removemos y dejamos unos minutos para que el tomate se caliente y se integre con la carne. Pasados esos minutos retiramos del fuego.

Añadir el tomate frito

Añadir el tomate frito

7. Ahora vamos a montar la lasaña, cogemos una fuente para horno, que sea algo honda porque luego hay que añadir la bechamel. Untamos la base de la fuente con un poco de tomate frito. Sobre el tomate colocamos una placa de lasaña por cada comensal.

Primera fase del montado de la lasaña

Primera fase del montado de la lasaña

8. Encima de cada placa, con la ayuda de una cuchara vamos a repartir un poco del relleno, que quede bien recto por todos lados para que la próxima placa se quede recta.

Primera capa de relleno

Primera capa de relleno

9. Sobre la carne añadimos otra placa de lasaña y volvemos a repetir el paso 8. Podéis hacerla tan alta como gustéis en mi caso solo va a tener dos pisos. Después de esta capa de carne colocamos la última placa de pasta. Encender el horno para que se vaya calentando mientras terminamos la lasaña.

Lasaña

Lasaña

10. Ahora vamos hacer la bechamel, lo primero que tenemos que hacer es poner la leche a calentar, que no hierva. Después ponemos al fuego una sartén antiadherente para que no se nos pegue, echamos la margarina y dejamos que se funda a temperatura más bien baja.

Fundir la margarina

Fundir la margarina

11. Cuando la margarina este líquida, sin que hierva, añadimos la harina y mezclamos todo bien con la ayuda de unas varillas formando una masa amarilla, removemos durante unos minutos para que la harina se cocine bien.

Masa homogénea de harina y margarina

Masa homogénea de harina y margarina

12. Ahora añadimos poco a poco la leche sin dejar de remover. Tened en cuenta que tiene que quedar un poco líquida, ya que al enfriar se espesará un poco y al ponerla en el horno para gratinar el queso acabara teniendo la consistencia deseada. Cuando tengamos toda la leche integrada añadimos una pizca de sal, la pimienta y la nuez moscada.

Integrar la leche y las especias

Integrar la leche y las especias

13. La retiramos del fuego y la volcamos sobre la lasaña repartiendo bien para cubrir todo. Por último le ponemos por encima un poco de queso rallado y metemos las fuente en el horno para gratinar el queso.

Añadir la bechamel y el queso rallado

Añadir la bechamel y el queso rallado

14. Cuando el queso haya cogido un tono dorado podemos retirar la fuente. Con la ayuda de una espátula podéis repartir las lasañas individuales a cada plato, tened cuidado de que no se os deshaga la primera placa por el camino, introducir bien la espátula.

 

 

Lasaña de carne

 

Lasaña de carne

Pasta carbonara

La pasta con salsa carbonara es uno de los platos más clásicos. Os voy a dejar la forma en la que lo he hecho yo siempre. En mi caso la utilizo con spaghetti aunque la podéis emplear con cualquier tipo de pasta, yo es esta ocasión voy a utilizar tallarines. Aunque yo no utilizo champiñones en la receta os los he puesto por si os gustan. Espero que la disfrutéis.

Ingredientes: para 2 personas

• 200 gr de pasta

• 4 lonchas de bacon

• Queso rallado

• 200 ml de nata

• 1/2 cebolla

• Aceite

• Sal

• Champiñones (opcional)

Preparación:

1. Lo primero que vamos hacer es pelar y cortar la cebolla en tacos más bien pequeños. Vamos a cortar también el bacon en tiras de aproximadamente un centímetro. Por ultimo si vais a utilizar champiñones cortarlos en laminas. Si son frescos no os olvidéis de lavarlos antes.

Picar cebolla y bacon

Picar cebolla y bacon

2. Ahora vamos a poner la pasta a cocer. Ponemos una olla con abundante agua, un puñado de sal y un poco de mantequilla o aceite para que la pasta no se pegue. Cuando empiece a hervir añadimos la pasta y la dejamos cocer, removiendo de vez en cuando.

Cocer la pasta

Cocer la pasta

3. Mientras se va cociendo la pasta ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén. Cuando este caliente echamos la cebolla y le añadimos un poco de sal y la dejamos pochar a temperatura media. Si vais a añadir los champiñones los añadís a la sartén cuando la cebolla este dorada y cuando estos estén blanditos añadir las tiras de bacon. Sino vais a utilizar los champiñones cuando la cebolla este pochada añadir el bacon y dejamos que se vaya dorando todo a temperatura media.

Sofrito de cebolla y bacon

Sofrito de cebolla y bacon

4. Cuando la pasta este lista, la volcamos en un escurridor y la ponemos bajo un chorro de agua fría para que el propio calor de la pasta no siga cociéndola. Mientras la pasta escurre todo el agua añadimos la nata en la sartén, cuando la salsa este hirviendo añadimos la pasta y bajamos la temperatura. Mezclar de vez en cuando para que la salsa se mezcle con la pasta hasta que la nata se espese.

Añadir la pasta

Añadir la pasta

5. Por último podéis añadir un poco de queso rallado y esperar que se funda con toda la mezcla o servir directamente en los platos y poner el queso sobre la pasta.

Pasta carbonara

Pasta carbonara

Pasta boloñesa

Posiblemente la pasta sea uno de los platos más populares. Es poco habitual que a alguien le disguste este plato. La pasta se puede preparar de muchas formas, incluso hay muchos tipos de pasta que preparar. En este caso voy a preparar espirales, pero podéis utilizar cualquier otro tipo, el que más os apetezca.

Ingredientes: para 2 personas

• 200 gr de espirales

• Sal

• Aceite

• Pimienta

• 100gr de carne picada

• 1 zanahoria

• 1/2 cebolla

• 1 pimiento verde italiano

• 1/2 pimiento rojo

• Pastilla de caldo de carne

• Tomillo

• Tomate frito

Preparación:

1. Ponemos al fuego una olla con abundante agua, un puñado de sal y un chorro de aceite o un poco de mantequilla, para que la pasta no se pegue. Cuando el agua comience a hervir añadimos la pasta, removemos de vez en cuando para que no se pegue. En el momento en que la pasta este en su punto, que no este dura, la echamos en un escurridor, la ponemos bajo un chorro de agua fría para que no siga cociéndose con su propio calor y dejamos que todo el agua escurra.

Cocer la pasta

Cocer la pasta

2. Para preparar la salsa boloñesa primero vamos a picar la verdura. La picamos toda en dados pequeños y la añadimos en una sartén con un poco de aceite caliente. Bajamos el fuego a temperatura media, le añadimos un poco de sal y dejamos que se vaya dorando. Cuando este casi lista le añadimos la pastilla de caldo y vamos removiendo para que se deshaga y se mezcle con toda la verdura.

Sofrito de verduras

Sofrito de verduras

3. Añadimos la carne picada, un golpe de pimienta negra y dejamos que se haga bien, removiendo de vez en cuando, mientras la vamos desmigando para que los trozos de carne no sean muy grandes.

Añadir la carne

Añadir la carne

4. Cuando la carne este dorada le añadimos un buen chorro de tomate frito que cubra todo lo que tenemos en la sartén. Le ponemos un golpe de tomillo y mantenemos a fuego medio para que se caliente y coja el sabor de las especias.

Terminar la salsa añadiendo el tomate

Terminar la salsa añadiendo el tomate

5. Para servir tenemos dos opciones en mi caso, reparto la pasta en los platos y la pongo un par de minutos en él microondas, después con una cuchara de servir reparto por encima la salsa boloñesa. También podemos mezcla la pasta con la salsa, dejar unos minutos para se se caliente y después repartir en los platos.

Pasta boloñesa

Pasta boloñesa

En mi caso no suelo añadir queso, pero sobre la pasta podemos añadir un poco de queso parmesano, al gusto de cada uno.