Brocheta de pollo con jamón serrano

Hoy vamos a preparar unas ricas brochetas de pollo con jamón serrano cubiertas por una fina capa de patata. Es una receta muy sencilla que podemos preparar para una cena rápida, como complemento en una barbacoa o como plato principal acompañado con una ensalada. Los ingredientes que os voy a poner son para 3 brochetas, calcular las cantidades para la cantidad de brochetas que queráis preparar.

Ingredientes:

• 6 tacos de pechuga de pollo
• 6 tacos de jamón serrano
• condimento para pollo
• 1 patata pequeña
• aceite

Preparación:

1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar el pollo, posiblemente tengáis un trozo de pechuga por lo que os recomiendo cortarla en tacos algo anchos pero que no sean muy grandes. Después le ponemos un poco de condimento para pollo y con la mano mezclamos para que se integre bien en la carne.

Preparar la carne

2. Después troceamos también el jamón, en mi caso cogí un trozo, los tacos que ya se venden preparados son demasiado pequeños, por lo que he preferido una pieza pequeña de jamón. Por eso he partido una tira ancha y después cortarla en el número de trozos que necesitamos.

Preparar el jamón

3. Ahora vamos a montar la brocheta, en un pincho introducimos primero un taco de pollo, después uno de jamón, seguido por otro de pollo y por ultimo uno de jamón. Repetimos este paso tantas veces como brochetas queramos preparar.

Montar la brocheta

4. En este momento vamos a sacar la tira de patata, para ello primero vamos a quitarle la piel. Después con la ayuda de un pelador quitamos la carne de la patata, con cuidado de que no se parta, que sea lo más larga posible. Vamos girando la patata según vamos moviendo el cortador, nos quedara una tira fina de patata.

Tira de patata

5. Con esa tira cubrimos la brocheta, comenzamos desde uno de los extremos, vamos girando la brocheta con una mano y con la otra vamos colocando la patata cubriendo bien todo.

Cubrir la brocheta

6. Una vez listos todos, ponemos una sartén con un chorro de aceite y cuando este caliente ponemos las brochetas, dejamos que se cocinen a fuego medio. Cuando veamos que el lado sobre la sartén esta dorado y crujiente le damos la vuelta, os recomiendo cocinar los 4 lados de las brochetas.

Cocinar la brocheta

7. Una vez cocinadas las brochetas por todos lados podéis servir.

Brocheta de pollo y jamón serrano

Pastel de carne

Hoy vamos a preparar una receta en la que vamos a combinar tres ingredientes principales que seguramente todos tenemos en casa, la carne picada, patatas y bacon. Esta receta lleva trabajo y tiempo, es de esos platos que tenemos que preparar con tiempo, el resultado merecerá la pena. Es un plato que podemos preparar para comidas especiales, para compartir con invitados, incluso esta buena si después de prepararla la congeláis y sacáis en otro momentos, siendo este el caso os recomiendo que la calentéis un poco en el horno, en el microondas se quedara algo seca.

Ingredientes: para 3 personas

• 250gr de carne picada
• 1 huevo
• pan rallado
• ½ cebolla
• ½ taza de leche
• sal
• pimienta negra
• nuez moscada
• aceite de oliva
• 12 lonchas de bacon
• puré de patatas
• salsa barbacoa

Preparación:

1. Para empezar tenemos que preparar la carne, ponemos en una sartén la cebolla bien picada con un chorro de aceite caliente y una pizca de sal, dejamos que se cocine a fuego lento. Mientras en un bol ponemos la carne, el huevo, una cucharada de pan rallado, la leche, una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada. Cuando la cebolla este lista la añadimos al bol y mezclamos todo bien con la ayuda de un tenedor. Una vez lista reservamos.

Preparar la carne

2. Ahora vamos a preparar el puré de patatas, en el caso de que prefiráis comprar uno ya hecho reservarlo, si sois como yo y preferís hacer las cosas vosotros mismo y de manera casera a través del enlace accederéis a la receta paso a paso. Una vez listo el puré reservarlo para más adelante.

Puré de patatas

3. Ahora es el momento de montar el pastel, cogemos el molde y vamos colocando las lonchas de bacon sin dejar huecos entre ellas, tened en cuenta que dependiendo de lo grande que sea el molde necesitareis más bacon, ya que tiene que cubrir el pastel entero. Una vez colocadas todas, untar con un poco de salsa barbacoa.

Montar el pastel

4. Con una cuchara coger la mitad de la carne picada y repartirla por todo el molde, con las manos presionar la carne para que se quede bien tersa, esto hará que el pastel no se deshaga.

Una capa de carne

5. Sobre la carne repartimos bien el puré, con la ayuda de la cuchara hacer un poco de presión, tened en cuenta que el puré debe estar más bien espeso.

Segunda capa puré

6. Sobre la capa de puré añadiremos el resto de la carne, una vez repartida por todo el molde volver hacer presión con las manos.

Tercera capa de carne

7. Para terminar cubrir la carne con las lonchas de bacon que sobresalen del molde, cubrirlas con salsa barbacoa y con un tenedor introducir la punta detrás de la parte que queda pegada al circulo del molde. Meter el pastel en el horno hasta que veáis que las lonchas de bacon están bien cocinadas.

Cerrar el pastel

8. Después retiramos el molde del horno y damos la vuelta al pastel sobre una bandeja o una base plana para horno. Volvemos a untar con salsa barbacoa e introducimos de nuevo en el horno, en este caso no hará falta mucho tiempo, el pastel esta casi listo.

Dar la vuelta al pastel

9. Cuando veáis que el otro lado esta bien cocinado retiramos y partimos, podéis partirlo en rodajas o en trozos, en mi caso he preferido en un trozo. Servimos en platos individuales acompañados de una ensalada.

Pastel de carne

Croqueta de carne y queso

Esta es otra variante de las muchas recetas que podemos hacer con carne picada, es una receta algo laboriosa pero que estoy segura que os va a gustar. Es una receta ideal para prepararles a los niños, también para dejarlas preparadas y congelar para sacar en otra ocasión. En el caso de que las preparéis para congelar no las cocinéis, de este modo al sacarlas podéis degustarlas recién hechas.

Ingredientes: para 2 personas

• 200gr de carne picada
• ½ cebolla
• 2 huevo
• 1 rodaja de pan de molde
• un chorro de leche
• sal
• pimienta negra
• nuez moscada
• pan rallado
• aceite
• 4 tacos de queso

Preparación:

1. Para comenzar picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal. Mientras en un bol ponemos la carne picada, uno de los huevo y un poco de pan rallado. Ponemos también en una taza el pan de molde con la leche y con un tenedor mezclamos para que absorba la leche. Cuando la cebolla este lista la añadimos al bol junto con el pan de molde. Con el tenedor mezclamos bien todos los ingredientes, si veis que la carne queda muy suelta añadir un poco más de pan rallado. Por ultimo le añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada y volvemos a mezclar.

Preparar la carne

2. Ahora vamos a cortar el queso, podéis usar el tipo de queso que más os guste, lo cortamos en cuatro rectángulos.

Cortar el queso

3. Para continuar con las manos cogéis una porción de carne picada, hacéis primero una bola y después le vais dando forma plana, ponéis el queso en el centro y con las mismas manos lo vais cubriendo con la carne.

Envolver con la carne

4. Cuando tengáis los cuatro hechos, ponemos el otro huevo y los batimos bien, en otro plato ponemos un poco de pan rallado. Una a una pasamos las croquetas de carne por huevo y por pan rallado.

Empanamos

5. Ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente añadimos las croquetas de carne, dejamos que se cocinen a fuego lento. Según se vayan cocinando les vamos dando la vuelta para que todas se doren por todos lados. Cuando estén todas listas podéis servir dos en cada plato y podemos acompañar con un poco de ensalada, unas patatas, un poco de arroz blanco, incluso con un poco de verdura.

Croqueta de carne y queso

Brocheta de carne, queso y bacon

Hoy os traigo una receta que aunque yo la voy a preparar en el horno también podéis cocinarla en una barbacoa. La carne picada nos puede dar mucho juego, podemos emplearla en muchas recetas y esta es una de las variantes que podemos hacer con este ingrediente. Es una receta sencilla aunque nos llevara algo de tiempo prepararla.

Ingredientes: para 2 personas

• 200gr de carne picada
• ½ cebolla
• 1 huevo
• 1 rodaja de pan de molde
• un chorro de leche
• sal
• pimienta negra
• nuez moscada
• pan rallado
• aceite
• 4 lonchas de bacon
• 4 pinchos para brochetas
• 4 tacos de queso

Preparación:

1. Para comenzar picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal. Mientras en un bol ponemos la carne picada, el huevo y un poco de pan rallado. Ponemos también en una taza el pan de molde con la leche y con un tenedor mezclamos para que absorba la leche. Cuando la cebolla este lista la añadimos al bol junto con el pan de molde. Con el tenedor mezclamos bien todos los ingredientes, si veis que la carne queda muy suelta añadir un poco más de pan rallado. Por ultimo le añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada y volvemos a mezclar.

Preparar la carne

2. Ahora vamos a cortar el queso, podéis usar el tipo de queso que más os guste, lo cortamos en cuatro rectángulos. Introducís el pincho en medio del taco de queso.

Pinchar el queso

3. Para continuar con las manos cogéis una porción de carne picada, hacéis primero una bola y después le vais dando forma plana, ponéis el queso en el centro y con las mismas manos lo vais cubriendo con la carne.

Cubrir con la carne

4. Ahora lo cubrís con una loncha de bacon y los vais colocando sobre la fuente del horno, si queréis podéis poner un poco de papel para horno. Cuando los tengáis todo metemos la bandeja en el horno ya caliente y dejamos que se cocine. Comprobar de vez en cuando y dar la vuelta si es necesario.

Cubrir con el bacon

5. Cuando veáis que la carne esta bien cocinada podéis retirar del horno y servir dos brochetas en cada plato, podemos acompañarla con unas patatas o un poco de arroz.

Brocheta

Pollo a la gallega

Hoy os traigo una receta que se lleva preparando muchos años en mi familia, en mi casa la preparaba mi madre, que la aprendió de la suya. Es un plato que lleva su tiempo preparar, pero merecerá la pena el esfuerzo ya que su sabor es exquisito y contundente. Además de los ingredientes que os voy a poner a continuación, también se le pueden añadir champiñones, guisantes, para aquellos que les guste.

Ingredientes: para 2 personas

• 6 jamoncitos de pollo
• 4 patatas
• ½ cebolla
• 1 zanahoria
• perejil
• ajo
• laurel
• harina
• aceite
• vino blanco
• pastilla de caldo de pollo
• sal
• colorante

Preparación:

1. Vamos a comenzar la receta poniendo una pizca de sal en los jamoncitos, a continuación los pasamos por harina, cubriendo bien por todas partes. Una vez listos ponemos una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Una vez caliente ponemos los jamoncitos y dejamos que se frían bien por todos los lados. Cuando veáis que están dorados podéis retirar y reservar sobre un papel de cocina.

Freír los jamoncitos

2. Cuando terminemos con el pollo, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de girasol y cuando este caliente ponemos a freír las patatas cortadas en dados. Esperamos a que se cocinen removiendo de vez en cuando para que se hagan bien. Una vez listas retiramos y reservamos junto al pollo.

Freír las patatas

3. Ahora es el momento de picar en trozos pequeños toda la verdura, ponemos un chorro de aceite de oliva en una cazuela y cuando este caliente añadimos toda la verdura junto con la hoja de laurel y una pizca de sal. Dejamos que se cocine a fuego lento para que toda la verdura se poche.

Sofreír la verdura

4. Cuando la verdura este lista, añadimos un chorro de vino blanco y la pastilla de caldo de pollo. Dejamos que se deshaga la pastilla y se evapore el alcohol.

Añadir la pastilla y el vino

5. Cuando veamos que el vino va reduciendo añadimos el pollo y las patatas y dejamos un minuto para que coja el gusto del resto de ingredientes.

Añadir el pollo y las patatas

6. Para continuar, añadimos agua únicamente para cubrir, tened en cuenta de durante la cocción el agua mermara y al llevar harina el pollo se espesara, aún así no pongáis demasiada agua sino os quedara muy aguada. En cambio si veis que os quedáis sin salsa, añadir un poco más de agua. Dejáis cocer con un poco de colorante hasta que la salsa tome el espesor deseado y después retiramos del fuego, no os olvidéis de remover.

Añadir el agua y el colorante

7. Por solo tenéis que servir los muslos acompañados de las patatas, la verdura y un poco de salsa.

Pollo a la gallega

Solomillo relleno

Hoy os traigo una receta con solomillo que no os va a dejar indiferente, es una preparación sencilla con la que podremos disfrutar de una rica comida solos o en compañía, no nos llevara mucho tiempo prepararlo, aunque si nos llevara un poco de tiempo tenerlo listo. Un plato ideal para preparar cuando tengamos invitados en casa, o para conmemorar un momento especial. Aunque también podéis prepararla cualquier día, para disfrutar de una preparación especial.

Ingredientes: 2 personas

  • 1 solomillo
  • 3 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de queso
  • 2 patatas grandes
  • ½ cebolla
  • pastilla de caldo de carne
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Para empezar abrimos el solomillo como si fuera un filete, tener cuidado de no romperlo del todo. Le ponemos un poco de sal y pimienta negra por toda la base.

    Abrir el solomillo

  2. Después ponemos las lonchas de bacon en el centro y sobre ellas las lonchas de queso, dejamos los bordes vacíos ya que vamos a enrollar el solomillo.

    Rellenar

  3. Ahora con las manos vamos enrollando la carne, una vez que vuelva a tener su forma con la ayuda de un cordel atamos el solomillo para que no se nos abra durante el cocinado. Le ponemos un poco de sal y de pimienta también por la parte de fuera.

    Enrollar

  4. En una fuente para el horno ponemos el solomillo en el centro y rodeamos con las patatas en laminas y la cebolla en tiras. En un poco de agua hirviendo deshacemos la pastilla de caldo y la ponemos sobre los ingredientes. Introducimos la fuente en el horno y dejamos que se cocine. Si hace falta damos la vuelta al solomillo para que se dore por ambos lados, con una cuchara podemos ir repartiendo la salsa por todo el solomillo y la guarnición.

    Hornear

  5. Una vez dorada la carne y lista la guarnición podemos servir, en una pieza entera o haciendo filetes del solomillo.

    Solomillo relleno

Carne guisada

Este plato es ideal para días de frío en los que necesitemos disfrutar de una rica comida caliente y que además nos aporte la energía suficiente para continuar con el día. Es una receta muy sencilla de hacer y que no nos mantendrá pegados en la cocina, es más podemos dejar que la olla trabaje mientras nosotros nos dedicamos hacer otras cosas, únicamente tenemos que acudir de vez en cuando para comprobar que no se nos queda sin caldo.

Ingredientes: 2 personas

  • ½ cebolla

  • 1 zanahoria

  • ½ kilo de carne para guisar

  • 2 patatas medianas

  • sal

  • pimienta negra

  • aceite de oliva

  • pastilla de caldo de carne

Preparación:

  1. Para comenzar poner una olla pequeña con agua y la pastilla de caldo, dejamos que la pastilla se disuelva hasta que el agua empiece a hervir y reservamos. Mientras picamos la cebolla y la zanahoria y la pochamos en una cazuela con un chorro de aceite y una pizca de sal.

    Sofrito

  2. Una vez que tengamos la verdura blanda y trasparente en el caso de la cebolla añadimos la carne en tacos, con una pizca de sal y de pimienta negra. Dejamos que se dore la carne mientras damos vueltas para que no se nos pegue.

    Dorar la carne

  3. En el momento que veamos que la carne ya tiene un color dorado por fuera añadimos las patatas cortadas en dados grandes y le damos un par de vueltas para que se mezcle con los jugos de la cazuela.

    Añadir las patatas

  4. Por ultimo añadimos el caldo hasta cubrir los ingredientes y dejamos que se haga la carne y las patatas. Cuando veamos que la patatas se pinchan bien y que la carne se corta con facilidad podemos retirar la cazuela.

    Añadir el caldo

  5. En un plato llano ponemos una porción de carne con patatas y verduras, con un cazo ponemos un poco del caldo que haya quedado en la cazuela y ya podemos servir.

    Carne guisada

 

Calabacín relleno

En esta ocasión vamos a preparar unos calabacines rellenos con bechamel, es una receta sencilla, aunque nos llevara un poco de trabajo, eso sí será recompensado cuando saboreéis esta receta.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano o ½ grande
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • ½ cebolla
  • 1 pimiento de piquillo
  • 200gr de carne picada
  • 20gr de mantequilla
  • 20gr de harina
  • 200ml de leche
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a partir en dos el calabacín, le ponemos un poco de aceite y una pizca de sal y lo ponemos en el horno. Esperamos a que la carne del calabacín este casi cocinada, cuando veamos que se pincha con facilidad lo retiramos y dejamos que se enfrié. Después con la ayuda de una cuchara vaciamos las dos mitades y reservamos el relleno, como quedara algo de carne en la piel, ponerle una pizca de sal y de pimienta y reserváis.

    Calabacín

  2. Para continuar picamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos a sofreír en una sarten con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Removemos de vez en cuando para que no se nos queme y esperamos a que ambas cosas estén blandas y la cebolla trasparente.

    Cebolla y pimiento

  3. Una vez lista la verdura añadimos la carne del calabacín y la carne picada y dejamos que se cocine bien todo, removiendo de vez en cuando. Una vez listo reservar el relleno.

    Calabacín y carne picada

  4. Ahora vamos a ponernos con la bechamel, ponemos en una sarten la mantequilla y dejamos que se funda. Una vez derretida toda la mantequilla añadimos toda la harina y removemos bien integrándola y dejando que se cocine bien.

    Comenzar la bechamel

  5. Una vez listo vamos integrando la leche poco a poco, una vez añadida toda la leche le ponemos una pizca de sal, de pimienta negra y de nuez moscada y seguimos removiendo para que la salsa se cocine.

    Seguir con la bechamel

  6. Cuando tengamos la bechamel lista le añadimos el relleno que teníamos reservado y removemos para mezclar todos los ingredientes bien.

    Relleno del calabacín

  7. Ahora con la ayuda de una cuchara rellenamos la piel del calabacín, le ponéis un poco de queso rallado encima para que se gratine, lo del queso puede ser opcional y volvéis a introducirlos en el horno.

    Rellenar el calabacín

  8. Cuando el queso este gratinado o derretido, depende de vuestro gusto, podéis retirar y servir.

    Calabacín relleno

Pechuga en salsa de pimientos

Hoy os traigo una receta que se me ocurrió el otro día, no es nada del otro mundo, pero pensando en que la pechuga de pollo nos da mucho juego y que la salsa de pimientos del piquillo esta tan buena, por eso pensé que si unía la salsa con unos filetes de pollo seguro que estarían de lujo y al menos para mí así es. Os dejo el resultado por si queréis probarlo y juzgar vosotros mismos.

Ingredientes: para 2 personas

  • 6 filetes de pechuga de pollo
  • Salsa de pimientos del piquillo

Preparación:

  1. Para empezar, os envió a la receta de la salsa para pimientos del piquillo para que comencéis a hacerla en una sarten amplia y antiadherente.

    Salsa para pimientos

  2. Mientras preparáis la salsa, salpimentamos los filetes y los doramos un poco en la sarten, de este modo después solo los calentaremos un poco con la salsa.

    Freír los filetes

  3. Una vez lista la salsa añadimos los filetes y dejamos un par de minutos, para que se nos calientes y se integren a la salsa.

    Añadir los filetes a la salsa

  4. Pasados esos minutos podéis servir, añadiendo un poco de salsa sobre los filetes. Podéis servir con unas patatas o una ensalada.

    Filetes con salsa de pimientos

Pechuga con bechamel

Hoy os traigo una receta que, seguro que a los más pequeños de la casa les encanta, además de tener otra forma más para preparar la pechuga de pollo. Es una receta en la que no encontrareis problemas, aunque si os aconsejo que cuando la hagáis sea con tiempo, ya que, aunque es una receta sencilla os llevara algo de tiempo con la preparación de la bechamel.

Ingredientes: para 2 personas

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 10gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 100gr de harina
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la bechamel, para ello tenemos que poner en una sarten antiadherente la mantequilla hasta que se derrita del todo, pero sin dejar que llegue a ebullición.

    Derretir la matequilla 

  2. Para continuar añadimos toda la harina y con la ayuda de unas varillas mezclamos hasta obtener una masa homogénea, seguir removiendo durante unos minutos más para que la harina se cocine a la perfección.

    Añadir la harina

  3. En este momento hay que ir añadiendo la leche poco a poco mientras con las varillas la vamos integrando. Cuando tengamos toda la leche integrada le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada. Seguimos removiendo durante unos minutos hasta conseguir que la salsa este más bien espesa y sin grumos. Dejamos que se enfrié completamente.

    Terminar la bechamel

  4. Para continuar, salpimentamos los filetes y en una sarten con una pizca de aceite les damos un punto por cada lado, ya que después no se nos harán bien si están crudos. Los reservamos.

    Preparar los filetes

  5. Cuando la bechamel y los filetes estén fríos ponemos una capa de bechamel en cada lado del filete. Que no sea mucha bechamel sino nos empachara demasiado.

    Cubrir el filete con bechamel

  6. Después con cuidado lo pasamos por harina, por ambos lados.

    Pasar por harina

  7. Repetimos el proceso pasando cada uno por huevo.

    Pasar por huevo

  8. Y hacemos lo mismo con el pan rallado.

    Pasar por pan rallado

  9. Cuando los tengamos todos listos, volvemos a poner la sarten con aceite y freímos hasta que se nos quede dorado por ambos lados.

    Freír los filetes

  10. Antes de servir os recomiendo ponerlos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, después podéis servir acompañado de unas patatas o una rica ensalada.

    Filete con bechamel