Solomillo relleno

Hoy os traigo una receta con solomillo que no os va a dejar indiferente, es una preparación sencilla con la que podremos disfrutar de una rica comida solos o en compañía, no nos llevara mucho tiempo prepararlo, aunque si nos llevara un poco de tiempo tenerlo listo. Un plato ideal para preparar cuando tengamos invitados en casa, o para conmemorar un momento especial. Aunque también podéis prepararla cualquier día, para disfrutar de una preparación especial.

Ingredientes: 2 personas

  • 1 solomillo
  • 3 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de queso
  • 2 patatas grandes
  • ½ cebolla
  • pastilla de caldo de carne
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Para empezar abrimos el solomillo como si fuera un filete, tener cuidado de no romperlo del todo. Le ponemos un poco de sal y pimienta negra por toda la base.

    Abrir el solomillo

  2. Después ponemos las lonchas de bacon en el centro y sobre ellas las lonchas de queso, dejamos los bordes vacíos ya que vamos a enrollar el solomillo.

    Rellenar

  3. Ahora con las manos vamos enrollando la carne, una vez que vuelva a tener su forma con la ayuda de un cordel atamos el solomillo para que no se nos abra durante el cocinado. Le ponemos un poco de sal y de pimienta también por la parte de fuera.

    Enrollar

  4. En una fuente para el horno ponemos el solomillo en el centro y rodeamos con las patatas en laminas y la cebolla en tiras. En un poco de agua hirviendo deshacemos la pastilla de caldo y la ponemos sobre los ingredientes. Introducimos la fuente en el horno y dejamos que se cocine. Si hace falta damos la vuelta al solomillo para que se dore por ambos lados, con una cuchara podemos ir repartiendo la salsa por todo el solomillo y la guarnición.

    Hornear

  5. Una vez dorada la carne y lista la guarnición podemos servir, en una pieza entera o haciendo filetes del solomillo.

    Solomillo relleno

Carne guisada

Este plato es ideal para días de frío en los que necesitemos disfrutar de una rica comida caliente y que además nos aporte la energía suficiente para continuar con el día. Es una receta muy sencilla de hacer y que no nos mantendrá pegados en la cocina, es más podemos dejar que la olla trabaje mientras nosotros nos dedicamos hacer otras cosas, únicamente tenemos que acudir de vez en cuando para comprobar que no se nos queda sin caldo.

Ingredientes: 2 personas

  • ½ cebolla

  • 1 zanahoria

  • ½ kilo de carne para guisar

  • 2 patatas medianas

  • sal

  • pimienta negra

  • aceite de oliva

  • pastilla de caldo de carne

Preparación:

  1. Para comenzar poner una olla pequeña con agua y la pastilla de caldo, dejamos que la pastilla se disuelva hasta que el agua empiece a hervir y reservamos. Mientras picamos la cebolla y la zanahoria y la pochamos en una cazuela con un chorro de aceite y una pizca de sal.

    Sofrito

  2. Una vez que tengamos la verdura blanda y trasparente en el caso de la cebolla añadimos la carne en tacos, con una pizca de sal y de pimienta negra. Dejamos que se dore la carne mientras damos vueltas para que no se nos pegue.

    Dorar la carne

  3. En el momento que veamos que la carne ya tiene un color dorado por fuera añadimos las patatas cortadas en dados grandes y le damos un par de vueltas para que se mezcle con los jugos de la cazuela.

    Añadir las patatas

  4. Por ultimo añadimos el caldo hasta cubrir los ingredientes y dejamos que se haga la carne y las patatas. Cuando veamos que la patatas se pinchan bien y que la carne se corta con facilidad podemos retirar la cazuela.

    Añadir el caldo

  5. En un plato llano ponemos una porción de carne con patatas y verduras, con un cazo ponemos un poco del caldo que haya quedado en la cazuela y ya podemos servir.

    Carne guisada

 

Calabacín relleno

En esta ocasión vamos a preparar unos calabacines rellenos con bechamel, es una receta sencilla, aunque nos llevara un poco de trabajo, eso sí será recompensado cuando saboreéis esta receta.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano o ½ grande
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • ½ cebolla
  • 1 pimiento de piquillo
  • 200gr de carne picada
  • 20gr de mantequilla
  • 20gr de harina
  • 200ml de leche
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a partir en dos el calabacín, le ponemos un poco de aceite y una pizca de sal y lo ponemos en el horno. Esperamos a que la carne del calabacín este casi cocinada, cuando veamos que se pincha con facilidad lo retiramos y dejamos que se enfrié. Después con la ayuda de una cuchara vaciamos las dos mitades y reservamos el relleno, como quedara algo de carne en la piel, ponerle una pizca de sal y de pimienta y reserváis.

    Calabacín

  2. Para continuar picamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos a sofreír en una sarten con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Removemos de vez en cuando para que no se nos queme y esperamos a que ambas cosas estén blandas y la cebolla trasparente.

    Cebolla y pimiento

  3. Una vez lista la verdura añadimos la carne del calabacín y la carne picada y dejamos que se cocine bien todo, removiendo de vez en cuando. Una vez listo reservar el relleno.

    Calabacín y carne picada

  4. Ahora vamos a ponernos con la bechamel, ponemos en una sarten la mantequilla y dejamos que se funda. Una vez derretida toda la mantequilla añadimos toda la harina y removemos bien integrándola y dejando que se cocine bien.

    Comenzar la bechamel

  5. Una vez listo vamos integrando la leche poco a poco, una vez añadida toda la leche le ponemos una pizca de sal, de pimienta negra y de nuez moscada y seguimos removiendo para que la salsa se cocine.

    Seguir con la bechamel

  6. Cuando tengamos la bechamel lista le añadimos el relleno que teníamos reservado y removemos para mezclar todos los ingredientes bien.

    Relleno del calabacín

  7. Ahora con la ayuda de una cuchara rellenamos la piel del calabacín, le ponéis un poco de queso rallado encima para que se gratine, lo del queso puede ser opcional y volvéis a introducirlos en el horno.

    Rellenar el calabacín

  8. Cuando el queso este gratinado o derretido, depende de vuestro gusto, podéis retirar y servir.

    Calabacín relleno

Pechuga en salsa de pimientos

Hoy os traigo una receta que se me ocurrió el otro día, no es nada del otro mundo, pero pensando en que la pechuga de pollo nos da mucho juego y que la salsa de pimientos del piquillo esta tan buena, por eso pensé que si unía la salsa con unos filetes de pollo seguro que estarían de lujo y al menos para mí así es. Os dejo el resultado por si queréis probarlo y juzgar vosotros mismos.

Ingredientes: para 2 personas

  • 6 filetes de pechuga de pollo
  • Salsa de pimientos del piquillo

Preparación:

  1. Para empezar, os envió a la receta de la salsa para pimientos del piquillo para que comencéis a hacerla en una sarten amplia y antiadherente.

    Salsa para pimientos

  2. Mientras preparáis la salsa, salpimentamos los filetes y los doramos un poco en la sarten, de este modo después solo los calentaremos un poco con la salsa.

    Freír los filetes

  3. Una vez lista la salsa añadimos los filetes y dejamos un par de minutos, para que se nos calientes y se integren a la salsa.

    Añadir los filetes a la salsa

  4. Pasados esos minutos podéis servir, añadiendo un poco de salsa sobre los filetes. Podéis servir con unas patatas o una ensalada.

    Filetes con salsa de pimientos

Pechuga con bechamel

Hoy os traigo una receta que, seguro que a los más pequeños de la casa les encanta, además de tener otra forma más para preparar la pechuga de pollo. Es una receta en la que no encontrareis problemas, aunque si os aconsejo que cuando la hagáis sea con tiempo, ya que, aunque es una receta sencilla os llevara algo de tiempo con la preparación de la bechamel.

Ingredientes: para 2 personas

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 10gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 100gr de harina
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la bechamel, para ello tenemos que poner en una sarten antiadherente la mantequilla hasta que se derrita del todo, pero sin dejar que llegue a ebullición.

    Derretir la matequilla 

  2. Para continuar añadimos toda la harina y con la ayuda de unas varillas mezclamos hasta obtener una masa homogénea, seguir removiendo durante unos minutos más para que la harina se cocine a la perfección.

    Añadir la harina

  3. En este momento hay que ir añadiendo la leche poco a poco mientras con las varillas la vamos integrando. Cuando tengamos toda la leche integrada le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada. Seguimos removiendo durante unos minutos hasta conseguir que la salsa este más bien espesa y sin grumos. Dejamos que se enfrié completamente.

    Terminar la bechamel

  4. Para continuar, salpimentamos los filetes y en una sarten con una pizca de aceite les damos un punto por cada lado, ya que después no se nos harán bien si están crudos. Los reservamos.

    Preparar los filetes

  5. Cuando la bechamel y los filetes estén fríos ponemos una capa de bechamel en cada lado del filete. Que no sea mucha bechamel sino nos empachara demasiado.

    Cubrir el filete con bechamel

  6. Después con cuidado lo pasamos por harina, por ambos lados.

    Pasar por harina

  7. Repetimos el proceso pasando cada uno por huevo.

    Pasar por huevo

  8. Y hacemos lo mismo con el pan rallado.

    Pasar por pan rallado

  9. Cuando los tengamos todos listos, volvemos a poner la sarten con aceite y freímos hasta que se nos quede dorado por ambos lados.

    Freír los filetes

  10. Antes de servir os recomiendo ponerlos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, después podéis servir acompañado de unas patatas o una rica ensalada.

    Filete con bechamel

Flor de hojaldre

Hoy os traigo una receta original, rica y con una bonita presentación con la que sorprenderemos a nuestros invitados. La preparación es sencilla y el resultado merece la pena, en mi caso el relleno usado es carne picada y queso rallado de cuatro quesos, pero vosotros podéis usar el tipo de queso que queráis. Espero que la hagáis y que como yo disfrutéis con el resultado.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre
  • 250gr de carne picada
  • Queso rallado
  • Huevo
  • Queso en tacos (o lonchas)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Ajo en polvo
  • Albahaca

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a estirar la masa de hojaldre y con la ayuda de un vaso hacemos círculos por toda la masa, tantos como nos salgan, en el caso de que necesitéis más cantidad de círculos podéis usar más hojaldre.

    Círculos de hojaldre

  2. Para continuar ponemos la carne picada en un recipiente, le añadimos una pizca de sal, de pimienta, de ajo y de albahaca, mezclamos bien para integrar bien todos los ingredientes.

    Preparar la carne

  3. Ahora vamos a comenzar con el montaje, rellenamos la mayoría de los círculos con un poco de carne picada y los demás con un poco de queso rallado, ambos rellenos los colocamos en uno de los extremos del círculo. Yo os recomiendo ir rellenando mientras seguís con los siguientes pasos para saber cuántos necesitáis con cada relleno.

    Rellenar las obleas

  4. Ahora cerramos el circulo tapando el relleno y lo doblamos como si fueran tortellini, realizamos este paso con cada uno de los círculos.

    Dar forma a las obleas

  5. En una fuente redonda, cubierta con papel para hornear hacemos un circulo en el borde con los tortellini rellenos de carne, hacemos otro circulo con los de queso pegados a los de carne y terminamos con otro circulo de los de carne, cuanto más grande sea la fuente más grande será la flor.

    Montar la flor

  6. Ponemos un taco de queso o como en mi caso un trozo de una loncha de queso en el cierre de cada uno lo pétalos de la primera fila de carne picada que hemos puesto. Después con el huevo batido y la ayuda de un pincel pintamos el cierre de cada uno de los pétalos y metemos la fuente en el horno durante aproximadamente 30 minutos, el tiempo dependerá de la potencia del horno. Esperar a que la masa de hojaldre esta dorada y la carne hecha.

    Poner el queso y el huevo

  7. Una vez listo sacamos y servimos en la mesa en la misma fuente, de esa forma se verá la presentación, para servirlo partir en triangulo desde el centro hasta el borde, de ese modo cada uno de nuestros comensales disfrutará de ambos tipos de tortellini.

    Flor de hojaldre

Alitas de pollo guisadas

Hoy os traigo otra manera de preparar las alitas de pollo, la manera más habitual de degustar de este alimento es fritas, pero en esta ocasión las vamos a preparar guisadas con patatas. Un plato rico y perfecto para un día frío. Además de los ingredientes que yo he usado podéis usar alguno más como guisantes, por ejemplo, dar rienda suelta a vuestra imaginación.

Ingredientes: para 2 personas

  • ½ kilo de alitas de pollo
  • ½ cebolla
  • 2 pimientos del piquillo
  • Aceite de oliva
  • Pastilla de caldo de pollo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Agua
  • 4 patatas
  • 2 hojas de laurel

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a picar la cebolla en trozos pequeños, ponemos un poco de aceite en la olla y dejamos que se caliente. Cuando este a buena temperatura lo ponemos al mínimo y añadimos la cebolla con una pizca de sal, la pastilla de caldo y dejamos que se sofría a fuego lento.

    Sofreír la cebolla

  2. Mientras la cebolla se sofríe, vamos picando los pimientos en trozos pequeños y cuando veamos que la cebolla está casi lista los añadimos a la olla y dejamos que se sofría también junto a la cebolla.

    Añadir el pimiento

  3. Mientras en la olla tenemos la verdura cocinándose, vamos limpiando y partiendo las alitas, quitarles todos los pelos que puedan tener y podéis retirar el trozo de la alita más estrecho, ya que ese apenas tiene carne. Una vez lista la verdura ponemos las alitas en la olla y removiendo de vez en cuando dejamos que se doren un poco.

    Sofreír las alitas

  4. Ahora nos toca pelar y cortar en trozos las patatas, cuando veamos que el pollo está hecho las añadimos. Mezclamos bien para que las patatas absorban los jugos de la olla.

    Añadir las patatas

  5. En este momento añadimos el agua, la suficiente para cubrir lo que tenemos en la olla. Dejamos que se cocine removiendo de vez en cuando, probar la salsa para ver si necesita algo más de sal y le añadimos un poco de pimienta negra y las hojas de laurel.

    Añadir el agua y los condimentos

  6. Cuando las patatas se pinchen con facilidad podemos apagar el fuego y servir.

    Alitas de pollo guisadas

Pechuga rellena

Hoy os traigo otra receta con pechuga de pollo, una manera diferente para preparar esa parte del pollo a la que podemos dar juego y variedad añadiéndole salsas o cambiando la forma de hacerla. En este caso vamos a rellenarla con bacon y queso, aunque el relleno como en muchas otras ocasiones os he dicho podéis variarlo, se le puede poner jamón y queso, tortilla francesa… muchas opciones para el gusto de cada uno, le pongáis el relleno que pongáis la base de la receta será siempre la misma.

Ingredientes: para 2 personas

  • 1 pechuga o 4 filetes
  • 4 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de queso
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite

Preparación:

  1. Para comenzar si tenemos la pechuga entera tenemos que hacer filetes, que no sean muy gordos para que luego se cocinen bien, yo os recomendaría que partáis la pechuga en dos filetes anchos y de ahí cortar en dos cada una de las mitades sin separar del todo los filetes. Si tenéis ya los filetes ese paso os lo podéis ahorrar.

    Cotar la pechuga

  2. Ahora le ponemos un poco de sal por dentro y por fuera y empezamos con el relleno, ponéis la loncha de queso entre las dos de bacon y las introducís en el interior de la pechuga. En el caso de tener 2 filetes separados ponéis el relleno sobre un filete y lo tapáis con el otro.

    Rellenar la pechuga

  3. Ahora en un plato batimos el huevo, que este bien mezclado y no se quede clara sin cuajar. Una vez listo pasamos la pechuga por el huevo, que se impregne bien por ambos lados.

    Pasar por huevo

  4. Lo siguiente será pasar la pechuga por pan rallado que tendremos en otro plato. Repetimos estos dos últimos pasos con ambas pechugas.

    Pasar por pan rallado

  5. Ahora ponemos una sarten al fuego con un poco de aceite, una vez caliente bajamos un poco el calor y ponemos la pechuga a cocinar, cuando veamos que el pan rallado se dora le damos la vuelta. Comprobar que el filete se ha hecho correctamente haciéndole un pequeño corte en ambos lados.

    Freír la pechuga

  6. Una vez dorado por ambos lados y comprobado que la pechuga no esté cruda por el interior podéis retirar y servir en los platos. Como acompañamiento podéis poner unas ricas patatas fritas o un poco de puré de patatas.

    Pechuga rellena

Redondo de carne

En esta ocasión os traigo otra forma con la que preparar carne picada, generalmente esta carne la usamos para complementar pasta, para preparar platos como albóndigas o hamburguesas. En muchas ocasiones nos cuenta buscar otros platos para usarla, en este caso os traigo una receta que espero que os guste. Tener en cuenta que, aunque es fácil de preparar necesitaremos preparar la carne el día anterior a cocinarla, ya que tiene que estar unas horas en el frigorífico para que coja bien la forma.

Ingredientes: para 2 personas

• ½ kilo de carne picada
• 7 lonchas de bacon
• 3 lonchas de queso
• Sal
• Pimienta negra
• Agua
• 1 pastilla de caldo de carne
• Papel trasparente

Preparación:

  1. Para empezar, ponemos en un bol la carne con una pizca de sal y de pimienta. Mezclamos bien, integrando bien los condimentos a toda la carne.

    Salpimentar la carne

  2. Para continuar ponemos un trozo grande de film trasparente en la mesa de trabajo. Hacemos una bola con la carne (si queréis hacer 2 rulos individuales usar la mitad de la carne para cada rulo) y con la ayuda de las manos le damos forma, intentar que su forma sea de cuadrado o rectángulo, para que luego su forma quede mejor. La colocamos sobre el film, más bien centrado.

    Dar forma a la carne

  3. Colocamos 3 lonchas de bacon en el centro de la carne, más bien de la mitad hacia arriba y otras 3 de la mitad hacia abajo.

    Poner el bacon

  4. Después ponemos las dos lonchas de queso y la tercera la partimos por la mitad para cubrir el trozo de abajo.

    Poner el queso

  5. Cerramos las lonchas de bacon, cubriendo el queso, en mi caso el queso se quedaba al descubierto, así que añadí una loncha extra para cubrir esa parte del queso.

    Terminar el relleno

  6. Ahora con la ayuda del film vamos dándole forma, haciendo una especie de rulo, dejando el bacon y el queso en el interior de la carne. Una vez listo, cerramos el film, dándole presión, con cuidado de que no se rompa. Dejarlo una noche en frio para que la carne se compacte y se nos mantenga la forma.

    Dar forma al rulo

  7. Para terminar la receta ponemos una un poco de agua en una taza con la pastilla de caldo y calentamos un par de minutos en el microondas para que se deshaga la pastilla. Mientras sacamos el rulo, le quitamos el film y lo colocamos en una fuente.

    Caldo de carne

  8. Removemos un poco el caldo con la ayuda de una cuchara y se lo echamos sobre el rulo. Metemos la fuente en el horno y dejamos que se cocine hasta que se nos dore la carne.

    Rulo de carne para hornear

  9. Una vez listo sacamos y servimos.

    Rulo de carne

Filete ruso

Este plato es básicamente un filete hecho con carne picada, lo que también es conocido como hamburguesa, aunque en este último caso iría entre pan, incluso se le añaden muchos más ingredientes. En este caso vamos a preparar solo la carne, que podemos servirla únicamente acompañadas de unas patatas, o de un poco de puré, incluso le podemos preparar una salsa de tomate frito.

Ingredientes: para 2 personas

  • ½ kilo de carne picada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pan rallado
  • 1 huevo
  • Cebolla
  • Aceite

Preparación:

  1. Para comenzar ponemos una sarten con un poco de aceite a calentar y vamos picando la cebolla en trozos pequeños. Cuando el aceite este caliente, bajamos la temperatura y ponemos la cebolla con una pizca de sal a pochar.

    Sofreír la cebolla

  2. Vamos poniendo la carne picada en un bol, con el huevo, una pizca de pimienta y sal. Con la ayuda de las manos mezclamos bien todos los ingredientes formando una bola con la carne picada.

    Preparar la carne

  3. Una vez tengamos la cebolla jugosa y blanda, dejamos que se enfrié un poco antes de añadirla a la carne. Una vez junto con la carne, volvemos a ayudarnos con las manos para mezclar la cebolla por toda la carne picada.

    Añadir la cebolla

  4. Para continuar le añadimos un poco de pan rallado y con las manos amasamos para integrar el pan rallado, seguimos añadiendo pan hasta que la carne no se nos quede pegada en las manos.

    Poner pan rallado

  5. Una vez lista cogemos un poco de carne del bol y le damos forma de bola con las manos y después con ambas manos la aplastamos dándole forma de filete. En este paso tenéis dos opciones, podéis rebozarla o freírla directamente así.

    Preparar el filete ruso

  6. En mi caso la he dejado tal cual, así que ponemos la sarten con un poco de aceite a calentar, una vez listo ponemos el filete ruso y lo cocinamos al punto por ambos lados, podéis comprobar que está bien hecho haciéndole un pequeño corte en ambos lados.

    Freír el filete

  7. Una vez dorado y cocinado por ambos lados podéis servir en los platos con el acompañamiento que queráis.

    Filete ruso

En caso de que queráis ponerle salsa, podéis dejar los filetes rusos sin terminar de cocinar y añadirlos a la salsa para que acaben de cocinarse junto con la salsa y servirlos una vez listos.