Tostada de jamón y verduras

Hoy os traigo un plato que puede servir como entrante, como acompañamiento a otro plato, como una cena, podéis tener muchas opciones. En mi caso he usado pan de molde sin corteza, aunque podéis usar para hacerlo cualquier tipo de pan, del mismo modo que podréis cambiar cualquiera de los ingredientes que yo le he añadido, o añadir nuevos, totalmente a vuestro gusto.

Ingredientes: para 2 personas

  • 4 rebanadas de pan de molde
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 4 lonchas de jamón de pavo
  • 2 huevos
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a picar la cebolla en trozos más bien pequeños. Ponemos una sarten al fuego con un poco de aceite y esperamos a que coja temperatura antes de añadir la cebolla con una pizca de sal. Dejamos que se vaya cocinando a fuego lento.

    Sofreír la cebolla

  2. Ahora picamos también los pimientos, en trozos pequeños y lo añadimos a la sarten, dejamos que se cocine la verdura, remover de vez en cuando, le añadimos también un poco de pimienta negra.

    Añadir los pimientos

  3. Mientras se cocinan las verduras picamos en tacos el jamón y lo añadimos a la sarten cuando la verdura este bien cocinada. Una vez que veamos que el jamón este dorado, retiramos todo a un plato y empezamos con el montaje.

    Añadir el jamón

  4. Lo primero que tenemos que hacer es retirar el centro del pan, con la ayuda de un cuchillo o de un cortador.

    Preparar el pan

  5. También tenemos que batir bien los huevos, para que estén listos cuando los necesitemos.

    Batir el huevo

  6. Ponemos la parte grande en la sarten y en el hueco añadimos un poco de verduras y jamón con la ayuda de una cuchara.

    Comenzar el montaje

  7. Para continuar le ponemos un poco del huevo para que cuando se cuaje alrededor del relleno se mantenga unido al pan.

    Añadir el huevo

  8. Mientras el huevo se va cuajando y el pan tostando le ponemos un poco de queso rallado en el centro, que al fundirse nos unirá la tapa final.

    Añadir el queso rallado

  9. En este momento le ponemos la tapa en su lugar y con una espátula de damos la vuelta, con cuidado presionamos un poco dejamos que se tueste un poco el pan por el otro lado.

    Cubrir el agujero

  10. Una vez tostado al gusto y fundido el queso podemos retirar y servir.

    Tostada de jamón y verduras

Galletas de mantequilla

En esta ocasión os traigo unas galletas que posiblemente todos recordemos, sobre todo en la infancia y no son nada menos que las tradicionales galletas de mantequilla. Esta receta es sencilla de hacer y los ingredientes que necesitaremos los podemos encontrar fácilmente entre los que tenemos habitualmente en nuestras despensas, por eso es una receta ideal para preparar en cualquier momento.

Ingredientes:

  • 300gr de mantequilla
  • 350gr de harina de repostería
  • 250gr de azúcar
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela en polvo

Preparación:

  1. Para comenzar con esta receta vamos a coger un recipiente donde podamos batir todos los ingredientes, os recomiendo que lo hagáis con una batidora de varillas para que la mezcla se quede mejor. Los primeros ingredientes que mezclaremos será el azúcar junto a la mantequilla, hasta conseguir una masa cremosa.

    Batir la mantequilla y el azúcar

  2. En segundo lugar, añadiremos los huevos, volvemos a batir con las varillas hasta que obtengamos una masa homogénea.

    Añadir los huevos

  3. Ahora añadimos la canela en polvo, la cantidad dependerá del sabor que queráis darle, cuanta más canela en polvo más sabrá a ese ingrediente.

    Añadir la canela en polvo

  4. En el siguiente paso tenemos que tamizar la harina y después poco a poco la vamos añadiendo a la mezcla mientras la vamos batiendo con las varillas. La masa debe ser homogénea y algo pegajosa.

    Integrar la harina

  5. Ahora con algo más harina amasamos durante unos minutos, cuando notemos que la masa ya no se pega tanto hacemos una o dos bolas con ella.

    Masa de galletas

  6. Cubrimos la masa o masa entre papel para hornear.

    Cubrir la masa

  7. Con la ayuda de un rodillo estiraremos ambas bolas y las dejaremos reposar en la nevera al menos durante 1 hora, si es más mejor, las galletas quedaran mejor.

    Estirar la masa

  8. Una vez trascurrido el tiempo de reposo, encendemos el horno y sacamos las galletas. Ahora le quitamos el papel superior y con un corta pastas le vamos dando forma a las galletas, pueden ser todas iguales o podemos usar moldes de diferentes formas para que sean diferentes. Una vez listas introducimos las galletas con el papel de abajo en el horno y dejamos que se horneen durante unos 20 minutos, el tiempo dependerá de la potencia de nuestro horno. Estarán listas cuando por el centro estén doradas y un poco más tostadas por el borde.

    Dar forma a las galletas

  9. Cuando veamos que el color de nuestras galletas es el adecuado podemos sacar la fuente, dejarlas enfriar un poco antes de probarlas.

    Galletas de mantequilla

Árbol de chocolate

Hoy os traigo otro postre con el que podréis disfrutar en la cocina con los más pequeños, solos, o con alguien especial. Una receta fácil y bonita con la que podréis deleitar a vuestros seres queridos en una ocasión especial. Como he dicho la receta es muy sencilla de realizar y apenas vais a necesitar ingredientes, así que manos a la obra y a disfrutar.

Ingredientes:

  • 2 masas de hojaldre
  • Crema de cacao
  • Huevo

Preparación:

  1. Para comenzar ponemos una de las masas de hojaldre sobre una bandeja para horno previamente forrada con papel de hornear.

    Base del árbol

  2. Con la ayuda de una cuchara esparcimos crema de cacao en forma triangular, siendo la parte superior el pico estrecho y dándole más anchura hacia la zona baja de la masa.

    Poner la crema de cacao

  3. Una vez listo cubrimos con la otra masa de hojaldre y con la ayuda de un cuchillo partimos ambas capas con la forma del triángulo que hemos creado con la crema de cacao.

    Dar forma

  4. En este paso vamos a crear el tronco del árbol, para ello con el cuchillo cortamos un trozo ancho y quitamos los trozos contiguos para que nos quede el tronco.

    Tronco del árbol

  5. Para continuar con la ayuda del cuchillo le hacemos cortes a ambos lados del triángulo, con una anchura de 1 cm aproximadamente y sin llegar al centro, de este modo haremos las ramas del árbol y el centro será el tronco. La punta dejarla sin cortar.

    Cortar las ramas

  6. Con las manos retorcemos cada rama dándole así forma ondulada.

    Dar forma a las ramas

  7. En la punta del árbol podemos poner un trozo de hojaldre con alguna forma, yo le he puesto una estrella, pero puede ser la que queráis. Ahora batimos el huevo y con la ayuda de un pincel de cocina pitamos de huevo todo el árbol y lo metemos en el horno.

    Pintar con huevo batido

  8. Dejamos que se cocine hasta que el hojaldre este dorado, una vez listo podemos sacar y disfrutar de este rico árbol de chocolate.

    Árbol de chocolate

Pechuga con bechamel

Hoy os traigo una receta que, seguro que a los más pequeños de la casa les encanta, además de tener otra forma más para preparar la pechuga de pollo. Es una receta en la que no encontrareis problemas, aunque si os aconsejo que cuando la hagáis sea con tiempo, ya que, aunque es una receta sencilla os llevara algo de tiempo con la preparación de la bechamel.

Ingredientes: para 2 personas

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 10gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 100gr de harina
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la bechamel, para ello tenemos que poner en una sarten antiadherente la mantequilla hasta que se derrita del todo, pero sin dejar que llegue a ebullición.

    Derretir la matequilla 

  2. Para continuar añadimos toda la harina y con la ayuda de unas varillas mezclamos hasta obtener una masa homogénea, seguir removiendo durante unos minutos más para que la harina se cocine a la perfección.

    Añadir la harina

  3. En este momento hay que ir añadiendo la leche poco a poco mientras con las varillas la vamos integrando. Cuando tengamos toda la leche integrada le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada. Seguimos removiendo durante unos minutos hasta conseguir que la salsa este más bien espesa y sin grumos. Dejamos que se enfrié completamente.

    Terminar la bechamel

  4. Para continuar, salpimentamos los filetes y en una sarten con una pizca de aceite les damos un punto por cada lado, ya que después no se nos harán bien si están crudos. Los reservamos.

    Preparar los filetes

  5. Cuando la bechamel y los filetes estén fríos ponemos una capa de bechamel en cada lado del filete. Que no sea mucha bechamel sino nos empachara demasiado.

    Cubrir el filete con bechamel

  6. Después con cuidado lo pasamos por harina, por ambos lados.

    Pasar por harina

  7. Repetimos el proceso pasando cada uno por huevo.

    Pasar por huevo

  8. Y hacemos lo mismo con el pan rallado.

    Pasar por pan rallado

  9. Cuando los tengamos todos listos, volvemos a poner la sarten con aceite y freímos hasta que se nos quede dorado por ambos lados.

    Freír los filetes

  10. Antes de servir os recomiendo ponerlos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, después podéis servir acompañado de unas patatas o una rica ensalada.

    Filete con bechamel

Patata pizza

En esta ocasión os traigo una pizza en la que nuestra base o masa será una capa de patata, en este caso yo he usado queso rallado de cuatro quesos y bacon, pero podéis usar el queso y los ingredientes que más os gusten incluso preparar diferentes, hacer unas cuantas con un ingrediente y otras con otro. Es una receta original para una cena diferentes o incluso como entrante para una ocasión especial.

Ingredientes:

  • 2 patatas grandes
  • Tomate frito
  • Queso rallado
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • 4 lonchas de bacon

Preparación:

Antes de empezar con la receta quiero que tengáis en cuenta que de cada patata sacares unas 5 rodajas, dependerá de lo grande que sea la patata, por lo que a la hora de determinar cuántas patatas necesitareis para la receta tener en cuenta el número de personas que van a comer y el tamaño de las patatas que tenéis.

  1. Para comenzar con la receta vamos a lavar bien las patatas y quitarle las imperfecciones que pueda tener ya que las vamos asar con la piel. Cuando estén limpias vamos a quitar con un cuchillo los extremos ya que son más estrechos y no nos servirán. Mientras encendemos el horno para que se precaliente.

    Limpiar la patata

  2. Ahora vamos a cortar en rodajas de unos 2 mm de grosor más o menos y las vamos colocando sobre la bandeja de horno forrada previamente con papel de horno. Les ponemos una pizca de sal y de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva.

    Hornear la patata

  3. Metemos la fuente en el horno durante unos 20 minutos aproximadamente o hasta que veamos que las patatas están asadas. En ese momento podemos sacar la fuente y empezar a preparar como si fuera una pizza. Lo primero será ponerle un poco de tomate en cada patata, después le pondremos queso rallado y el bacon cortado en trozos pequeños, para acabar le ponemos un poco de orégano y volvemos a meter en el horno.

    Preparar la pizza

  4. Dejamos que se hornee durante unos 5 minutos más, cuando veamos que el queso se ha derretido y dorado y que le bacon este crujiente podéis sacar la fuente y servir las pizzas.

    Patata pizza

Flor de hojaldre

Hoy os traigo una receta original, rica y con una bonita presentación con la que sorprenderemos a nuestros invitados. La preparación es sencilla y el resultado merece la pena, en mi caso el relleno usado es carne picada y queso rallado de cuatro quesos, pero vosotros podéis usar el tipo de queso que queráis. Espero que la hagáis y que como yo disfrutéis con el resultado.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre
  • 250gr de carne picada
  • Queso rallado
  • Huevo
  • Queso en tacos (o lonchas)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Ajo en polvo
  • Albahaca

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a estirar la masa de hojaldre y con la ayuda de un vaso hacemos círculos por toda la masa, tantos como nos salgan, en el caso de que necesitéis más cantidad de círculos podéis usar más hojaldre.

    Círculos de hojaldre

  2. Para continuar ponemos la carne picada en un recipiente, le añadimos una pizca de sal, de pimienta, de ajo y de albahaca, mezclamos bien para integrar bien todos los ingredientes.

    Preparar la carne

  3. Ahora vamos a comenzar con el montaje, rellenamos la mayoría de los círculos con un poco de carne picada y los demás con un poco de queso rallado, ambos rellenos los colocamos en uno de los extremos del círculo. Yo os recomiendo ir rellenando mientras seguís con los siguientes pasos para saber cuántos necesitáis con cada relleno.

    Rellenar las obleas

  4. Ahora cerramos el circulo tapando el relleno y lo doblamos como si fueran tortellini, realizamos este paso con cada uno de los círculos.

    Dar forma a las obleas

  5. En una fuente redonda, cubierta con papel para hornear hacemos un circulo en el borde con los tortellini rellenos de carne, hacemos otro circulo con los de queso pegados a los de carne y terminamos con otro circulo de los de carne, cuanto más grande sea la fuente más grande será la flor.

    Montar la flor

  6. Ponemos un taco de queso o como en mi caso un trozo de una loncha de queso en el cierre de cada uno lo pétalos de la primera fila de carne picada que hemos puesto. Después con el huevo batido y la ayuda de un pincel pintamos el cierre de cada uno de los pétalos y metemos la fuente en el horno durante aproximadamente 30 minutos, el tiempo dependerá de la potencia del horno. Esperar a que la masa de hojaldre esta dorada y la carne hecha.

    Poner el queso y el huevo

  7. Una vez listo sacamos y servimos en la mesa en la misma fuente, de esa forma se verá la presentación, para servirlo partir en triangulo desde el centro hasta el borde, de ese modo cada uno de nuestros comensales disfrutará de ambos tipos de tortellini.

    Flor de hojaldre

Palmeritas de hojaldre

Hoy os traigo las clásicas palmeritas de hojaldre que a todos nos encantan, crujientes y azucaradas a las que nadie podrá resistirse. Esta receta es muy sencilla de hacer y únicamente necesitáis 2 ingredientes para realizarla, además que apenas nos llevara unos minutos tenerlas listas. Una receta ideal para preparar ante una visita inesperada, para cocinar con los más pequeños de la casa o para disfrutar de un café a mitad de tarde.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre
  • Azúcar

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a extender la masa de hojaldre, espolvoreamos azúcar sobre ella y con la ayuda del rodillo presionamos suavemente para estirar la masa y que el azúcar se incorpore al hojaldre.

    Extender con azúcar

  2. Para continuar doblamos cada extremo de la masa hacia el centro, le añadimos más azúcar y volvemos a presionar suavemente con el rodillo, esta vez solo para incorporar el azúcar.

    1ª doblez

  3. Volvemos a doblar de nuevo los extremos hacia el centro y le añadimos de nuevo azúcar y presionamos suavemente con el rodillo.

    2ª doblez

  4. Volvemos a repetir los pasos anteriores, añadimos azúcar y volvemos a doblar, tenemos que tener una única fila.

    Ultima doblez

  5. Con la ayuda de un cuchillo cortamos el hojaldre en rodajas de aproximadamente 1cm y las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear, tened en cuenta que al hornearlas crecerán por lo que deberán de estar separadas entre sí para que no se peguen.

    Cortar el hojaldre

  6. Es el momento de hornearlas, aproximadamente durante 10 minutos, revisar de vez en cuando para poder darles la vuelta cuando veáis que están doradas por arriba, tener cuidado al darles la vuelta para que no se rompan. Una vez dadas la vuelta dejarlas unos 5 minutos más.

    Hornear las palmeras

  7. Cuando veamos que por el otro lado también están doradas podéis sacarlas y disfrutar de ellas.

    Palmeritas de hojaldre

El chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más populares entre la gente, además podemos disfrutar de él de muchas maneras diferentes, en tableta para comerlo tal cual, en polvo para añadirlo a leche, lo podemos fundir para incorporar a muchas de nuestras recetas de repostería… pero, ¿Qué es el chocolate exactamente? ¿de dónde se obtiene? Muchos de nosotros disfrutamos del chocolate pero no sabemos mucho de él. El chocolate es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao; que son la masa de cacao y la manteca de cacao. Con esta base podemos crear diferentes tipos dependiendo de otros ingredientes añadidos, como la leche, los frutos secos…

Tipos de chocolate

Existen varios tipos de chocolate, como he dicho antes, estos tipos dependen de los ingredientes que añadamos o no a la mezcla principal.

Chocolate negro: este sería el chocolate natural, el que se obtiene de la mezcla de pasta de cacao, manteca de cacao, cacao en polvo y azúcar, además se le suele añadir también algún aromatizante como la menta o la vainilla y algún estabilizante como la lecitina de soja. Este tipo de chocolate es el único que su porcentaje de cacao es superior al resto de ingredientes como mínimo encontraremos un 50% aunque suele ser superior incluso pudiendo llegar al 99% siendo este el más puro que podemos encontrar.

Chocolate negro

Chocolate con leche: este tipo se obtiene de mezclar el chocolate negro con leche y más azúcar, su porcentaje de cacao en este caso suele ser inferior al 40%.

Chocolate con leche

Chocolate con crema, galleta, frutos secos…: en este caso obtendremos este tipo mezclando el chocolate con leche con ingredientes como galleta, diferentes cremas como el caramelo o frutos secos entre otras muchas cosas. En este caso el porcentaje de cacao que encontraremos será inferior al 30%.

Chocolate con frutos secos

Chocolate blanco: en este caso no se le debería de llamar chocolate ya que en esta mezcla no hay cacao, ni un pequeño porcentaje. Este tipo se obtiene al mezclar únicamente la manteca con leche y más azúcar.

Chocolate blanco

Beneficios del chocolate

Como todos los alimentos el chocolate también tiene sus beneficios, esta claro que no todos los tipos de la misma manera, ya que cuanto menos cacao encontremos en el chocolate, más azúcar tendrá y más perjudicial será para la salud en grandes cantidades. Entre los beneficios que podemos encontrar en el consumo de chocolate tenemos los relacionados con la salud cardiovascular, entre los beneficios encontramos, la mejoría del riego sanguíneo y la presión arterial, la mejora del perfil lipídico.

Pero el chocolate no solo nos aporta beneficios a nuestra salud cardiovascular, sino que también puede ayudar a nuestra salud mental, hay muchos estudios donde nos hablan de los beneficios que el consumo de chocolate puede tener en nuestra función cognitiva. También puede tener relación con la prevención de enfermedades neurodegenerativas como seria el caso del Alzheimer.

Los estudios sobre los diferentes beneficios del chocolate en nuestra salud son muchos y están relacionados con muchos factores de nuestra salud, como por ejemplo que el consumo de este alimento reduce el riesgo de diabetes. En ningún caso debéis olvidar que todos estos beneficios además de todos aquellos que podáis encontrar navegando un poco están unidos al chocolate negro, por ser el más puro y con menos sustancias perjudiciales, además tenemos que tener en cuenta que es un alimento más en una dieta equilibrada y que nunca hay que abusar, sino que debemos consumirlo de una manera responsable para que a la larga no haga más mal que bien.

Elegir el chocolate adecuado

Todos habremos visto al llegar a un supermercado que la variedad de chocolates como sus marcas es casi infinita, tenemos mucha variedad en la que elegir el chocolate que queremos, pero, ¿Cómo saber cual es el adecuado?, depende de muchos factores responder a esta pregunta. Posiblemente lo principal sea el uso que vamos a darle a ese chocolate, por ejemplo, no es lo mismo buscar un chocolate para consumir en ocasiones que uno para integrar en una receta.

Lo primero que yo os recomendaría es que si tenéis la posibilidad de comprar este tipo de alimentos en tiendas especializadas, por ejemplo en tiendas dedicadas exclusivamente a la repostería, os podéis ahorrar muchos quebraderos de cabeza, ya que ese tipo de tiendas disponen de productos específicos para cada uso. Pero sino es el caso de que dispongamos de una de estas tiendas cerca, en los supermercados podéis encontrar buenas tabletas de chocolate preparadas para fundir. Además cada vez disponen de más productos para repostería, como pepitas de chocolate, chocolate ya fundido, decoraciones de chocolate para nuestros postres…

Chocolate para fundir

Ante todo lo más importante en el caso del chocolate es saber lo que estamos comprando, conociendo los porcentajes que debe de tener podemos comprar un buen chocolate con él que deleitar a nuestros seres queridos con unos ricos postres.

Alitas de pollo guisadas

Hoy os traigo otra manera de preparar las alitas de pollo, la manera más habitual de degustar de este alimento es fritas, pero en esta ocasión las vamos a preparar guisadas con patatas. Un plato rico y perfecto para un día frío. Además de los ingredientes que yo he usado podéis usar alguno más como guisantes, por ejemplo, dar rienda suelta a vuestra imaginación.

Ingredientes: para 2 personas

  • ½ kilo de alitas de pollo
  • ½ cebolla
  • 2 pimientos del piquillo
  • Aceite de oliva
  • Pastilla de caldo de pollo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Agua
  • 4 patatas
  • 2 hojas de laurel

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a picar la cebolla en trozos pequeños, ponemos un poco de aceite en la olla y dejamos que se caliente. Cuando este a buena temperatura lo ponemos al mínimo y añadimos la cebolla con una pizca de sal, la pastilla de caldo y dejamos que se sofría a fuego lento.

    Sofreír la cebolla

  2. Mientras la cebolla se sofríe, vamos picando los pimientos en trozos pequeños y cuando veamos que la cebolla está casi lista los añadimos a la olla y dejamos que se sofría también junto a la cebolla.

    Añadir el pimiento

  3. Mientras en la olla tenemos la verdura cocinándose, vamos limpiando y partiendo las alitas, quitarles todos los pelos que puedan tener y podéis retirar el trozo de la alita más estrecho, ya que ese apenas tiene carne. Una vez lista la verdura ponemos las alitas en la olla y removiendo de vez en cuando dejamos que se doren un poco.

    Sofreír las alitas

  4. Ahora nos toca pelar y cortar en trozos las patatas, cuando veamos que el pollo está hecho las añadimos. Mezclamos bien para que las patatas absorban los jugos de la olla.

    Añadir las patatas

  5. En este momento añadimos el agua, la suficiente para cubrir lo que tenemos en la olla. Dejamos que se cocine removiendo de vez en cuando, probar la salsa para ver si necesita algo más de sal y le añadimos un poco de pimienta negra y las hojas de laurel.

    Añadir el agua y los condimentos

  6. Cuando las patatas se pinchen con facilidad podemos apagar el fuego y servir.

    Alitas de pollo guisadas

Pimientos rellenos de carne

Hoy os traigo otro entrante con el que podréis deleitar a vuestras visitas en una celebración, vamos a rellenar unos pimientos del piquillo con bechamel y carne picada. En esta ocasión os voy a mostrar la receta rebozando los pimientos, pero si queréis también podéis servirlos con salsa, os dejare el enlace a la receta de la salsa en el punto de la receta en el que tengáis que cambiar a los otros puntos.

Ingredientes:

  • 150gr de harina
  • 150ml de leche
  • 15gr de mantequilla o margarina
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • 100gr de carne picada
  • Huevo
  • Harina
  • 12 pimientos del piquillo

Preparación:

  1. Antes de comenzar con la masa, tenemos que sofreír un poco la carne picada con un chorrito de aceite y una pizca de sal, no la cocinéis en exceso para que no se seque, pero que tampoco se quede cruda, ya que luego no estará mucho tiempo con la bechamel al fuego.

    Carne picada

  2. Para empezar con la masa, tenemos que poner la mantequilla o margarina en una sarten antiadherente hasta que se derrita, pero sin que llegue a hervir.

    Derretir mantequilla

  3. Para continuar añadimos los 150gr de harina y con la ayuda de unas varillas mezclamos bien para integrar la harina y que quede una masa homogénea y sin grumos. Una vez integrado remover durante un par de minutos más para que la harina se cocine a la perfección.

    Mezcla de mantequilla y harina

  4. Ahora es el momento de ir añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover, vamos integrando poco a poco la leche que vamos añadiendo, procurando que no nos queden grumos.

    Mezclar la leche

  5. Cuando toda la leche este integrada, le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada y añadimos la carne picada, seguimos removiendo para que la mezcla se quede bien hecha y la carne bien repartida por la masa.

    Masa de croquetas

  6. Una vez lista la ponemos en una fuente y la dejamos templar a temperatura ambiente, cuando este fría dejarla en el frigorífico al menos unas horas para que se cuaje y podamos trabajar bien con ella.

    Dejar reposar y enfriar

  7. Cuando la masa este fría, vamos a rellenar los pimientos, cogemos un pimiento y con la ayuda de una cuchara introducimos la masa, tened en cuenta que después habrá que cerrarlos con un palillo, así que no los rellenéis hasta arriba. Si no los queréis fritos ir a salsa para pimientos.

    Rellenar los pimientos

  8. Una vez tengamos todos rellenos pasamos cada pimiento por huevo, por ambos lados, impregnando bien cada uno.

    Pasar por huevo

  9. Para continuar pasamos cada pimiento por harina.

    Pasar por harina

  10. Para terminar, ponemos una sarten con abundante aceite al fuego, una vez a buena temperatura ponemos los pimientos, dejando que se doren por ambos lados. Una vez listos vamos colocándolos en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite sobrante. Una vez los pimientos estén listos podemos servir.

    Pimientos rellenos de carne