Espaguetis con gambas

La pasta es uno de los alimentos que más juego nos da para preparar muchas recetas diferentes, en esta ocasión vamos a preparar uno espaguetis con gambas. Un plato sencillo y rápido con el que disfrutaremos de un plato lleno de sabor y que nos dejara con ganas de repetir más veces.

Ingredientes: 2 personas

  • 200gr de espaguetis
  • 375gr de gambas peladas
  • ½ cebolla
  • 2 cucharadas de coñac
  • sal
  • pastilla de caldo
  • aceite de oliva

Preparación:

  1. En el primer paso vamos a poner una olla con agua, una pizca de sal y un chorro de aceite de oliva y ponemos a hervir. Cuando entre en ebullición ponemos la pasta y dejamos que se cocine, removiendo de vez en cuando hasta que este en su punto. Después retiramos en un escurridor y reservamos.

    Cocer la pasta

  2. Para continuar cortamos la cebolla en tiras, ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén, cuando este caliente ponemos a fuego lento y añadimos la cebolla con una pizca de sal, dejamos que se poche removiendo de vez en cuando.

    Pochar la cebolla

  3. Una vez trasparente la cebolla añadimos las gambas peladas y dejamos que se doren, removemos de vez en cuando para que vayan cogiendo color por ambos lados.

    Añadir las gambas

  4. Cuando veamos que las gambas están doradas añadimos el coñac y dejamos unos minutos para que el alcohol se evapore.

    Añadir el ron

  5. Para terminar añadimos la pasta y removemos mezclando con todos los ingredientes, cuando veamos que se nos han quedado sin caldo podemos retirar del fuego.

    Añadir la pasta

  6. Repartimos en los platos, podemos ponerle un poco de perejil sobre la pasta o servir simplemente los espaguetis con las gambas.

    Espaguetis con gambas

Solomillo relleno

Hoy os traigo una receta con solomillo que no os va a dejar indiferente, es una preparación sencilla con la que podremos disfrutar de una rica comida solos o en compañía, no nos llevara mucho tiempo prepararlo, aunque si nos llevara un poco de tiempo tenerlo listo. Un plato ideal para preparar cuando tengamos invitados en casa, o para conmemorar un momento especial. Aunque también podéis prepararla cualquier día, para disfrutar de una preparación especial.

Ingredientes: 2 personas

  • 1 solomillo
  • 3 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de queso
  • 2 patatas grandes
  • ½ cebolla
  • pastilla de caldo de carne
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Para empezar abrimos el solomillo como si fuera un filete, tener cuidado de no romperlo del todo. Le ponemos un poco de sal y pimienta negra por toda la base.

    Abrir el solomillo

  2. Después ponemos las lonchas de bacon en el centro y sobre ellas las lonchas de queso, dejamos los bordes vacíos ya que vamos a enrollar el solomillo.

    Rellenar

  3. Ahora con las manos vamos enrollando la carne, una vez que vuelva a tener su forma con la ayuda de un cordel atamos el solomillo para que no se nos abra durante el cocinado. Le ponemos un poco de sal y de pimienta también por la parte de fuera.

    Enrollar

  4. En una fuente para el horno ponemos el solomillo en el centro y rodeamos con las patatas en laminas y la cebolla en tiras. En un poco de agua hirviendo deshacemos la pastilla de caldo y la ponemos sobre los ingredientes. Introducimos la fuente en el horno y dejamos que se cocine. Si hace falta damos la vuelta al solomillo para que se dore por ambos lados, con una cuchara podemos ir repartiendo la salsa por todo el solomillo y la guarnición.

    Hornear

  5. Una vez dorada la carne y lista la guarnición podemos servir, en una pieza entera o haciendo filetes del solomillo.

    Solomillo relleno

Pencas con bechamel

Cuando compramos acelgas frescas en muchas ocasiones el tallo lo tiramos porque no sabemos que hacer con el, en este caso os voy a mostrar una receta para usar los tallos de las acelgas y de este modo aprovechar todas las partes de la verdura. En mi caso intento coger acelgas con tallos anchos para que sean más grandes.

Ingredientes: 2 personas

  • 10 pencas
  • 5 lonchas de bacon
  • pastilla de caldo de verduras
  • 100gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 10gr de harina
  • sal
  • pimienta negra
  • nuez moscada
  • queso rallado

Preparación:

  1. Para empezar ponemos en una olla agua con una pizca de sal y la pastilla de caldo, dejamos que comience a hervir antes de añadir las pencas. Dejamos que se cocinen hasta que se pinchen con facilidad. Una vez listas retiramos del agua y las ponemos sobre unas hojas de papel de cocina para eliminar el exceso de agua que les pueda quedar.

    Cocer las pencas

  2. Cortamos por la mitad las lonchas de bacon y con cada mitad rodeamos las pencas, repetimos el paso con cada uno de los tallos, y vamos colocando en una fuente para el horno.

    Pencas con bacon

  3. Una vez que tengamos todas las pencas con el bacon, comenzamos hacer la salsa bechamel. Una vez lista cubrimos todas las pencas.

    Salsa bechamel

  4. Ponemos queso rallado al gusto sobre la bechamel e introducimos en el horno para que se caliente y el queso se nos gratine. Cuando veáis que el queso esta listo podéis retirar.

    Gratinar las pencas

  5. Servimos las pencas con la bechamel y el queso gratinado en cada plato y podemos acompañar con unas patatas cocidas o un poco de arroz blanco, algo ligero ya que las pencas de esta manera son un plato consistente.

    Pencas con bechamel

Salsa bechamel

Hoy os traigo una receta que podemos usar para preparar una infinidad de platos, la bechamel podemos usarla para preparar entrantes como las croquetas o los tigres, también podemos emplearla para preparar platos de pasta como la lasaña o incluso para variar en nuestras recetas de verduras preparando unas suculentas espinacas con bechamel. Estos son unos cuantos ejemplos de las muchas opciones que nos da esta salsa que podemos combinar con patatas, carnes, pasta, verduras o entrantes.

Ingredientes:

En esta ocasión os voy a poner los ingredientes para cubrir un plato para dos personas, en el caso de que necesitéis más cantidad aumentad los ingredientes en la misma proporción.

  • 100gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 10gr de harina
  • sal
  • nuez moscada
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Para comenzar ponemos en una sarten la mantequilla y dejamos que se funda sin llegar a hervir.

    Mantequilla

  2. Con la ayuda de unas varillas incorporamos toda la harina a la mantequilla y removemos durante unos minutos para que se cocine, de este modo no quedara sabor a harina.

    Añadir la harina

  3. Para continuar vamos añadiendo poco a poco la leche integrando con las varillas, una vez integrada toda la leche, le ponemos una pizca de sal, de nuez moscada y pimienta negra y seguimos removiendo hasta obtener la textura deseada y que la bechamel se cocine a la perfección. Una vez lista podéis poner sobre el plato que queráis cubrir.

    Salsa bechamel

En el caso de que la bechamel la hayáis preparado para entrantes dejar enfriar la mezcla antes de trabajar con ella, de ese modo sera más sencillo trabajarla.

Salsa brava

En esta ocasión os traigo una receta muy sencilla de hacer y que podemos emplear en muchas otras recetas, ya sea como acompañamiento o como ingrediente. Por ejemplo podemos acompañar unas salchichas frescas con unas patatas bravas. Del mismo modo podemos preparar un poco de salsa como acompañamiento a unas patatas en una reunión familiar o de amigos para picotear.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 3 cucharadas de ketchup
  • 6 gotas de salsa picante

Preparación:

  1. Ponemos en un bol la mayonesa

    Mayonesa

  2. Añadimos el ketchup a la mayonesa y con la ayuda de una cuchara mezclamos bien.

    Ketchup

  3. Añadimos también la salsa picante y mezclamos bien para que el picor quede repartido por toda la salsa.

    Salsa picante

  4. Ya tenemos lista la salsa, ahora solo tenéis que servirla en recipientes pequeños en el caso de que queramos que nuestros invitados se sirvan al gusto o podéis poner en el mismo bol unas patatas, mezclar bien con la salsa y servirlas como acompañamiento a otro plato.

    Salsa brava

Menestra de verduras

Hoy os muestro una receta que podemos disfrutar en cualquier momento, hasta fría conserva todo su sabor, además es una forma sencilla de comer verdura y que no nos llevara mucho tiempo preparar. Yo os voy a mostrar la receta como la preparo yo, pero podéis añadir más ingredientes como guisantes, coliflor, alcachofas o jamón serrano.

Ingredientes: 2 personas

  • 500gr de judías verdes
  • 4 patatas medianas
  • 2 huevos
  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • sal
  • aceite de oliva
  • pastilla de caldo de verduras

Preparación:

  1. Ponemos en una olla abundante agua con la pastilla de caldo y una pizca de sal, dejamos que hierva mientras vamos pelando y picando la zanahoria en tacos. Una vez que el agua este en ebullición, añadimos las judías, los huevos y la zanahoria. Dejamos que se cocinen removiendo de vez en cuando.

    Cocer la verdura

  2. En el momento que la zanahoria y las judías se pinchen con facilidad añadimos las patatas en tacos y dejamos que también se cuezan hasta que se pinchen con facilidad. En ese momento ponemos en un escurridor para quitar todo el agua.

    Añadir las patatas

  3. Mientras escurre la verdura ponemos en una sartén con aceite de oliva la cebolla en tiras con una pizca de sal, dejamos que se poche a fuego lento, cuando este trasparente y blanda retiramos.

    Sofreír la cebolla

  4. Antes de servir tenemos que pelar los huevos y partirlos en trozos.

    Partir los huevos

  5. Para servir emplatamos las judías con la zanahoria y las patatas, ponemos un poco de huevo cocido por encima y con una cuchara coronamos con la cebolla pochada con aceite que repartiremos por todo el plato.

    Menestra de verdura

 

Berza con garbanzos

En esta ocasión os voy a enseñar una receta ideal para esos días de invierno en los que necesitamos no solo una comida caliente para templar el cuerpo sino energía para afrontar el día. Este plato es una receta consistente con la que no necesitaremos preparar nada más para acompañarla.

Ingredientes: 2 personas

  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • pastilla de caldo de verduras
  • 200gr de garbanzos
  • ½ pieza de berza
  • 4 patatas medianas
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Antes de comenzar con los pasos recordar que si los garbanzos no están previamente cocidos, os recomiendo que al menos los dejéis cubiertos de agua al menos desde la noche anterior, de este modo se ablandaran y será más sencillo que se cuezan.

  1. Para empezar picamos la cebolla y la zanahoria en trozos pequeños y los ponemos a sofreír en una pizca de aceite de oliva con un poquito de sal en una olla.

    Sofreír verdura

  2. Cuando veamos que la verdura comienza a dorarse añadimos la pastilla y le damos unos minutos para que se deshaga.

    Pastilla de caldo

  3. Una vez que tengamos la pastilla de caldo mezclada con la verdura añadimos los garbanzos y removemos un poco para mezclar con los jugos de la cazuela.

    Añadir los garbanzos

  4. Para continuar añadimos la berza partida en trozos y cubrimos de agua. Dejamos que hierva y se cueza tanto la verdura como los garbanzos.

    Añadir la berza

  5. Cuando tengamos los garbanzos y la verdura blandos añadimos las patatas en tacos y dejamos que siga cociendo para terminar de preparar todo.

    Añadir las patatas

  6. Una vez tengamos las patatas listas, que se pinchen con facilidad, podemos servir en un plato hondo una porción de berza acompañada con los garbanzos, patatas y verduras junto con un poco del caldo.

    Berza con garbanzos

Coliflor con bacon

En muchas ocasiones preparamos siempre las verduras de la misma manera, porque no se nos ocurren que cambios hacerle al plato para variar la receta. En este caso os voy a mostrar una receta de coliflor cocida aunque le añadiremos un toque de sabor con un sofrito de bacon, que espero que os guste. Esta variante podéis añadirla a cualquier verdura, ya que encaja con cualquiera de ellas.

Ingredientes: 2 personas

  • 1 pieza de coliflor pequeña
  • pastilla de caldo de verduras
  • 4 patatas medianas
  • 2 tiras de bacon
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

  1. Para empezar vamos a poner a cocer la coliflor con la pastilla de caldo, le añadimos una pizca de sal y dejamos que se cueza tranquilamente hasta que este blanda al pinchar.

    Cocer la coliflor

  2. Para continuar añadimos las patatas en tacos y volvemos a dejar cocinando hasta que la patata se pinche con facilidad. Tened cuidado de que no se hagan demasiado y se nos deshagan todas.

    Añadir las patatas

  3. Cuando la verdura y las patatas estén listas las ponemos en un escurridor para quitar el agua y en una sartén con un poquito de aceite de oliva, ponemos a freír el bacon en tacos.

    Freír el bacon

  4. Para terminar servimos un poco de coliflor con patatas en un plato y sobre ella añadimos unos tacos de bacon con aceite sobre la verdura y ya tenemos el plato listo.

    Coliflor con bacon

 

Tarta 3 chocolates

Este es un postre ideal para los amantes del chocolate, una tarta que nos dejara un sabor dulce y que bien hecha no es nada empalagosa. Además es una receta muy sencilla de hacer, nos llevara algo de tiempo pero una vez hecha merecerá la pena el tiempo empleado porque el resultado sera perfecto.

Ingredientes: 

  • 200gr de galletas
  • 100gr de mantequilla
  • 150gr de chocolate negro
  • 150gr de chocolate blanco
  • 150gr de chocolate con leche
  • 600ml de nata liquida
  • 600ml de leche
  • 3 sobres de cuajada

Preparación:

  1. Para empezar vamos a hacer la base de la tarta, para ello usaremos un molde desmontable, de este modo nos resultara más sencillo sacar la tarta. Para la base usaremos las galletas y la mantequilla, lo primero meteremos las galletas en una bolsa con cierre hermético y trituramos las galletas con la ayuda de un rodillo. Después fundimos la mantequilla en un cazo y sin dejar que hierva lo mezclamos con las galletas picadas creando una masa. Volcamos en la base del molde y con la ayuda de una cuchara le damos forma cubriendo todo el fondo del molde. Introducimos el molde en el frigorífico para que se endurezca.

    Capa de galleta

  2. Para las capas de cada chocolate el paso es el mismo, ponemos en un cazo 200ml de nata para cada capa con 100ml de leche, en un vaso ponemos otros 100ml de leche con uno de los sobres de cuajada, remover bien para que no queden grumos. Ponemos a calentar la nata y la leche y ponemos el chocolate para que se funda con el resto de ingredientes. Cuando este todo fundido añadimos el vaso reservado y removemos sin parar. Esperamos a que la mezcla hierva y continuamos removiendo un par de minutos más. Para acabar volcamos la primera capa sobre la galleta y volvemos a poner en el frigorífico para que se termine de cuajar. El orden de los chocolates lo podéis poner según vuestros gustos.

    Chocolate con leche

    Chocolate negro

    Chocolate blanco

  3. Una vez que tengáis las tres capas en el molde dejar enfriar al menos unas horas, de este modo las capas adquirirán una textura de cuajada y se mantendrá en su sitio al sacar la tarta del molde. En mi caso la deje sin más decoración, aunque podéis rallar un poco de chocolate por encima. Y ya solo os queda cortar en pedazos y disfrutar.

    Tarta 3 chocolates

Chipirones en su tinta

Este es uno de mis platos preferidos, es verdad que es una receta que nos llevara tiempo preparar, hay que lavar los chipirones, preparara el relleno y la salsa, pero merecerá la pena cuando tengas delante vuestro un suculento plato lleno de sabor que os darán ganas de mojar pan.

Ingredientes: 2 personas

  • ½ kilo de calamares (si son grandes podéis coger por piezas)
  • 1 cebolla
  • 250gr de carne picada
  • 1 pimiento del piquillo entero (también os sirve en tiras)
  • 2 sobres de tinta de calamares
  • 1 pastilla de caldo de pescado
  • una cucharada de maizena
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Una vez limpios los chipirones vamos a preparar el relleno, para ello picamos la mitad de la cebolla y la pochamos en un poco de aceite de oliva con una pizca de sal.

    Pochar la cebolla

  2. Cuando la cebolla este trasparente añadimos las cabezas de los chipirones picados y la carne picada, le ponemos un poco de pimienta negra y removemos. Dejamos que se haga lentamente mientras removemos de vez en cuando.

    Añadir la carne

  3. Mientras termina el relleno podemos empezar con la salsa, para ello picamos el resto de la cebolla y el pimiento y lo ponemos en una cazuela con un chorro de aceite de oliva, le ponemos una pizca de sal y dejamos que se poche a fuego lento.

    Sofrito salsa

  4. Una vez lista la carne del relleno, con la ayuda de una cucharilla vamos rellenando el interior de cada chipirón y para que no se nos salga el relleno lo cerramos con la ayuda de un palillo.

    Rellenar los chipirones

  5. Una vez rellenos todos, en la misma sartén en la que hemos cocinado el relleno cocinamos un poco los chipirones, lo suficiente para que se doren.

    Dorar un poco

  6. Cuando tengamos la verdura de la salsa lista, le añadimos un vaso de agua caliente, la tinta del calamar y la pastilla de caldo, removemos bien para mezclar la tinta y dejamos que la pastilla se deshaga.

    Poner la tinta

  7. Una vez veamos que la salsa empieza a hervir le añadimos la maizena que mezclaremos con unas varillas para que no nos queden grumos.

    Añadir maizena

  8. Cuando la salsa tenga el espesor deseado añadimos los chipirones y dejamos unos minutos más para que se calienten y se integren en la salsa.

    Poner los chipirones

  9. Una vez listo podemos servir acompañado de un poco de arroz blanco.

    Chipirones en su tinta