Croqueta de carne y queso

Esta es otra variante de las muchas recetas que podemos hacer con carne picada, es una receta algo laboriosa pero que estoy segura que os va a gustar. Es una receta ideal para prepararles a los niños, también para dejarlas preparadas y congelar para sacar en otra ocasión. En el caso de que las preparéis para congelar no las cocinéis, de este modo al sacarlas podéis degustarlas recién hechas.

Ingredientes: para 2 personas

• 200gr de carne picada
• ½ cebolla
• 2 huevo
• 1 rodaja de pan de molde
• un chorro de leche
• sal
• pimienta negra
• nuez moscada
• pan rallado
• aceite
• 4 tacos de queso

Preparación:

1. Para comenzar picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal. Mientras en un bol ponemos la carne picada, uno de los huevo y un poco de pan rallado. Ponemos también en una taza el pan de molde con la leche y con un tenedor mezclamos para que absorba la leche. Cuando la cebolla este lista la añadimos al bol junto con el pan de molde. Con el tenedor mezclamos bien todos los ingredientes, si veis que la carne queda muy suelta añadir un poco más de pan rallado. Por ultimo le añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada y volvemos a mezclar.

Preparar la carne

2. Ahora vamos a cortar el queso, podéis usar el tipo de queso que más os guste, lo cortamos en cuatro rectángulos.

Cortar el queso

3. Para continuar con las manos cogéis una porción de carne picada, hacéis primero una bola y después le vais dando forma plana, ponéis el queso en el centro y con las mismas manos lo vais cubriendo con la carne.

Envolver con la carne

4. Cuando tengáis los cuatro hechos, ponemos el otro huevo y los batimos bien, en otro plato ponemos un poco de pan rallado. Una a una pasamos las croquetas de carne por huevo y por pan rallado.

Empanamos

5. Ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente añadimos las croquetas de carne, dejamos que se cocinen a fuego lento. Según se vayan cocinando les vamos dando la vuelta para que todas se doren por todos lados. Cuando estén todas listas podéis servir dos en cada plato y podemos acompañar con un poco de ensalada, unas patatas, un poco de arroz blanco, incluso con un poco de verdura.

Croqueta de carne y queso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*