Risotto de gambas

Hoy vamos a preparar un risotto de gambas, una forma diferente de preparar el arroz es una receta que no necesita mucha preparación, pero que si nos tendrá muy pendientes para que salga bien.

Ingredientes:

  • 100gr de arroz
  • 50gr de gambas peladas
  • 2 pastillas de caldo de pescado
  • ½ litro de agua
  • ½ cebolla
  • 20gr de mantequilla
  • 20gr de queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. En primer lugar, ponemos el agua y las pastillas de caldo en una olla y dejamos que hierva para que el agua adquiera el sabor de las pastillas. Una vez desechas las pastillas retiramos y reservamos.

    Preparar caldo

  2. Pelamos y picamos la cebolla en trozos pequeños y con un chorrito de aceite sofreímos la cebolla con una pizca de sal.

    Sofreír la cebolla

  3. Cuando la cebolla este trasparente, añadimos las gambas y dejamos que se cocinen, que junto a la cebolla se cocinen.

    Sofreír las gambas

  4. Cuando las gambas tengan color añadimos el arroz y sofreímos un poco para que se impregne de los sabores de la olla.

    Añadir el arroz

  5. Una vez que nos quedemos sin jugos, añadimos el caldo que tenemos reservado y dejamos que el arroz se cocine, removemos de vez en cuando, pero sin pasarnos para que no se nos quede demasiado pastoso.

    Añadimos el caldo

  6. Cuando el arroz este en su punto, le añadimos la mantequilla y con la cuchara removemos para que se mezcle al arroz mientras se derrite.

    Incorporar la mantequilla

  7. Una vez fundida la mantequilla añadimos el queso y repetimos el paso anterior mezclando bien el queso mientras se derrite.

    Añadir el queso rallado

  8. Cuando tengamos el arroz listo servimos, podemos añadirle un poco de queso parmesano rallado encima.

    Risotto de gambas

Patatas gratinadas

En esta ocasión os traigo un acompañamiento con patatas para variar de las formas clásicas. Es una receta muy sencilla y que se hace con rapidez con la que podréis preparar una suculenta receta con la que acompañar un buen filete.

Ingredientes:

  • 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 4 lonchas de bacon
  • Queso rallado
  • Sal

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a pelar las patatas y a cortarlas en tiras, las freímos en abundante aceite caliente, sin dejar que se cocinen del todo, cuando veáis que se están quedando blandas las retiráis y las colocáis en una fuente para el horno, ponerles un poco de sal.

    Patatas fritas

  2. Después pelamos y picamos la cebolla en tiras, en una sarten sofreímos la cebolla hasta que quede blanda y trasparente. Añadimos el bacon en tiras y los sofreímos un poco. Luego lo añadimos sobre las patatas de la fuente.

    Cebolla y bacon

  3. Ahora la cubrimos con queso rallado, tanto como gustéis, no hay una cantidad exacta, al gusto de cada uno, lo ponemos en el horno y dejamos que el queso se gratine.

    Queso rallado

  4. Una vez listo, cuando el queso este gratinado y crujiente retiramos la fuente del horno y servimos en los platos.

    Patatas gratinadas

Bolitas de pollo

Hoy vamos a preparar unas bolitas de pollo, con las que podréis empezar una rica cena en compañía, uno de los muchos entrantes que podemos preparar para salir de lo habitual y sorprender a nuestros invitados, incluso para una cena solo para nosotros.

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina
  • Aceite

Preparación:

  1. Vamos a empezar poniendo la pechuga en trozos en una picadora y dejamos el pollo como si fuera carne picada y la ponemos en un bol.

    Picar el pollo

  2. Le añadimos un huevo, una pizca de sal, de pimienta negra y un poco de pan rallado y con la ayuda de un tenedor mezclamos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y que no esté pegajosa.

    Mezclar los ingredientes

  3. Una vez tengamos la masa lista con las manos vamos dando forma de bola, que no sean muy grandes.

    Masa de las bolitas

  4. Una vez listas las bolitas las pasamos primero por harina, cubriendo bien todos los lados.

    Rebozar las bolitas

  5. Una vez pasadas por la harina batimos el otro huevo en un plato y pasamos cada bolita por el huevo.

    Pasarlas por huevo

  6. Por ultimo las pasamos por un poco de pan rallado, estos tres pasos harán que las bolas no se agrieten a la hora de freírlas.

    Empanar las bolitas

  7. Ahora vamos a poner una sarten con abundante aceite a calentar, cuando este bien caliente ponemos las bolitas y dejamos que se frían bien por todos lados hasta que estén doradas.

    Freímos las bolitas

  8. Una vez listas las servimos en un plato y disfrutamos de este plato sencillo y rápido.

    Bolitas de pollo

Calabacín relleno

En esta ocasión vamos a preparar unos calabacines rellenos con bechamel, es una receta sencilla, aunque nos llevara un poco de trabajo, eso sí será recompensado cuando saboreéis esta receta.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano o ½ grande
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • ½ cebolla
  • 1 pimiento de piquillo
  • 200gr de carne picada
  • 20gr de mantequilla
  • 20gr de harina
  • 200ml de leche
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para comenzar vamos a partir en dos el calabacín, le ponemos un poco de aceite y una pizca de sal y lo ponemos en el horno. Esperamos a que la carne del calabacín este casi cocinada, cuando veamos que se pincha con facilidad lo retiramos y dejamos que se enfrié. Después con la ayuda de una cuchara vaciamos las dos mitades y reservamos el relleno, como quedara algo de carne en la piel, ponerle una pizca de sal y de pimienta y reserváis.

    Calabacín

  2. Para continuar picamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos a sofreír en una sarten con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Removemos de vez en cuando para que no se nos queme y esperamos a que ambas cosas estén blandas y la cebolla trasparente.

    Cebolla y pimiento

  3. Una vez lista la verdura añadimos la carne del calabacín y la carne picada y dejamos que se cocine bien todo, removiendo de vez en cuando. Una vez listo reservar el relleno.

    Calabacín y carne picada

  4. Ahora vamos a ponernos con la bechamel, ponemos en una sarten la mantequilla y dejamos que se funda. Una vez derretida toda la mantequilla añadimos toda la harina y removemos bien integrándola y dejando que se cocine bien.

    Comenzar la bechamel

  5. Una vez listo vamos integrando la leche poco a poco, una vez añadida toda la leche le ponemos una pizca de sal, de pimienta negra y de nuez moscada y seguimos removiendo para que la salsa se cocine.

    Seguir con la bechamel

  6. Cuando tengamos la bechamel lista le añadimos el relleno que teníamos reservado y removemos para mezclar todos los ingredientes bien.

    Relleno del calabacín

  7. Ahora con la ayuda de una cuchara rellenamos la piel del calabacín, le ponéis un poco de queso rallado encima para que se gratine, lo del queso puede ser opcional y volvéis a introducirlos en el horno.

    Rellenar el calabacín

  8. Cuando el queso este gratinado o derretido, depende de vuestro gusto, podéis retirar y servir.

    Calabacín relleno

Crema de calabacín

Hoy os traigo una ligera crema de calabacín, con la que disfrutaréis de una comida caliente y sana que no os llevara nada de tiempo preparar y que seguro que queréis repetir a menudo.

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • ½ cebolla
  • 4 patatas medianas
  • 1 pastilla de caldo de verdura
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra
  • 4 quesitos (opcional)

Preparación:

  1. En primer lugar, vamos a empezar poniendo una olla de agua. La mitad de la olla, con la pastilla del caldo de verduras al fuego y esperamos a que se ponga a hervir.

    Preparar el caldo

  2. Mientras tanto pelamos el calabacín y lo partimos en rodajas, hacemos lo mismo con las patatas y la cebolla y las partimos también esta vez en tacos.

    Preparar la verdura

  3. Cuando el agua este hirviendo ponemos el calabacín, las patatas y la cebolla, la pizca de sal y de pimienta y dejamos que se cocinen hasta que estén blandos.

    Cocer la verdura

  4. En ese momento, lo pasamos por la batidora, si vas a ponerle los quesitos añadirlos antes de batir la mezcla hasta que obtengamos la crema, si os queda muy liquida podéis añadir más patatas, las podéis cocer un poco en un cazo y añadir después. En el caso de que os quedara muy espesa añadir un poco de agua e ir integrándola poco a poco para que no os paséis.

    Preparar la crema

  5. Una vez lista la crema probarla para comprobar que este bien de sal y podéis servir.

    Crema de calabacín