Puré de patatas

Las patatas son un acompañamiento perfecto para muchísimas comidas, da igual como las cocinemos, porque en cualquiera de sus variantes son ideales para acompañar carne, pescado… En esta ocasión os voy a mostrar cómo hacer un puré de patatas casero, de una manera rápida y con la que podáis variar en la forma de preparar las patatas para acompañar a otro plato.
Antes de empezar con la receta os voy a dar algunos consejos para que el puré os quede cremoso, suave y sin grumos, en primer lugar, hay que intentar que las patatas sean del mismo tamaño posible para que el tiempo de cocción sea similar, sino unas se nos cocerían demasiado, mientras que las otras se podrían quedar crudas.
Otro dato a tener en cuenta sobre las patatas es el tipo de patatas que vamos a usar, deberán tener cantidad de fécula, como serian la Monalisa, la Baraka o Kennebec, todas estas son variantes de patata del tipo harinosas, ideales para cocer.
También hay que tener en cuenta que las patatas debemos trabajarlas en todo momento en caliente. Que la mantequilla debe de estar a temperatura ambiente, de ese modo al mezclarla con las patatas se fundirá más rápidamente. Y, por último, la leche ha de estar caliente cuando la mezclemos con las patatas.

Ingredientes: para 2 personas

  • 1 kilo de patatas
  • 60 gr de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

Preparación:

  1. Vamos a comenzar poniendo una olla con las patatas, una pizca de sal y agua suficiente para cubrirlas, que este fría, de este modo podréis calcular mejor el tiempo de cocción, aproximadamente tendremos que dejarlas cocer durante unos 30 minutos, aunque el tiempo dependerá del tamaño de las patatas que hayáis seleccionado.

    Cocer las patatas

  2. Una vez que las patatas se pinchen sin ofrecer resistencia, pero sin llegar a deshacerse, en ese momento las escurriremos y en caliente, con cuidado de no quemaros, vamos pelándolas.

    Pelar las patatas

  3. Una vez peladas todas las patatas, con la ayuda de un triturador de patatas, un pasapuré o con un tenedor las deshacemos, sin trabajarlas en exceso.

    Triturar las patatas

  4. Cuando todas estén bien deshechas añadimos la mantequilla y con la ayuda del tenedor la vamos incorporando, integrando completamente toda la mantequilla junto con las patatas.

    Integrar las mantequilla

  5. Ahora calentamos un poco la leche, una vez caliente la añadimos también y volvemos a mezclar con la ayuda del tenedor.

    Integrar la leche

  6. Ahora es el momento de probar como esta nuestro puré de sal, en caso de que sea necesario añadir más, hasta conseguir el punto de sal deseado, también le añadimos un poco de pimienta negra molida y de nuez moscada. Volvemos a remover con el tenedor para integrar bien todos los condimentos.

    Añadir condimentos

  7. Una vez listo el puré podéis servir, ya sea como plato único o como acompañamiento.

    Puré de patatas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*