Pechuga con bechamel

Hoy os traigo una receta que, seguro que a los más pequeños de la casa les encanta, además de tener otra forma más para preparar la pechuga de pollo. Es una receta en la que no encontrareis problemas, aunque si os aconsejo que cuando la hagáis sea con tiempo, ya que, aunque es una receta sencilla os llevara algo de tiempo con la preparación de la bechamel.

Ingredientes: para 2 personas

  • 4 filetes de pechuga de pollo
  • 10gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 100gr de harina
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la bechamel, para ello tenemos que poner en una sarten antiadherente la mantequilla hasta que se derrita del todo, pero sin dejar que llegue a ebullición.

    Derretir la matequilla 

  2. Para continuar añadimos toda la harina y con la ayuda de unas varillas mezclamos hasta obtener una masa homogénea, seguir removiendo durante unos minutos más para que la harina se cocine a la perfección.

    Añadir la harina

  3. En este momento hay que ir añadiendo la leche poco a poco mientras con las varillas la vamos integrando. Cuando tengamos toda la leche integrada le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada. Seguimos removiendo durante unos minutos hasta conseguir que la salsa este más bien espesa y sin grumos. Dejamos que se enfrié completamente.

    Terminar la bechamel

  4. Para continuar, salpimentamos los filetes y en una sarten con una pizca de aceite les damos un punto por cada lado, ya que después no se nos harán bien si están crudos. Los reservamos.

    Preparar los filetes

  5. Cuando la bechamel y los filetes estén fríos ponemos una capa de bechamel en cada lado del filete. Que no sea mucha bechamel sino nos empachara demasiado.

    Cubrir el filete con bechamel

  6. Después con cuidado lo pasamos por harina, por ambos lados.

    Pasar por harina

  7. Repetimos el proceso pasando cada uno por huevo.

    Pasar por huevo

  8. Y hacemos lo mismo con el pan rallado.

    Pasar por pan rallado

  9. Cuando los tengamos todos listos, volvemos a poner la sarten con aceite y freímos hasta que se nos quede dorado por ambos lados.

    Freír los filetes

  10. Antes de servir os recomiendo ponerlos en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, después podéis servir acompañado de unas patatas o una rica ensalada.

    Filete con bechamel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*