El chocolate

El chocolate es uno de los alimentos más populares entre la gente, además podemos disfrutar de él de muchas maneras diferentes, en tableta para comerlo tal cual, en polvo para añadirlo a leche, lo podemos fundir para incorporar a muchas de nuestras recetas de repostería… pero, ¿Qué es el chocolate exactamente? ¿de dónde se obtiene? Muchos de nosotros disfrutamos del chocolate pero no sabemos mucho de él. El chocolate es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao; que son la masa de cacao y la manteca de cacao. Con esta base podemos crear diferentes tipos dependiendo de otros ingredientes añadidos, como la leche, los frutos secos…

Tipos de chocolate

Existen varios tipos de chocolate, como he dicho antes, estos tipos dependen de los ingredientes que añadamos o no a la mezcla principal.

Chocolate negro: este sería el chocolate natural, el que se obtiene de la mezcla de pasta de cacao, manteca de cacao, cacao en polvo y azúcar, además se le suele añadir también algún aromatizante como la menta o la vainilla y algún estabilizante como la lecitina de soja. Este tipo de chocolate es el único que su porcentaje de cacao es superior al resto de ingredientes como mínimo encontraremos un 50% aunque suele ser superior incluso pudiendo llegar al 99% siendo este el más puro que podemos encontrar.

Chocolate negro

Chocolate con leche: este tipo se obtiene de mezclar el chocolate negro con leche y más azúcar, su porcentaje de cacao en este caso suele ser inferior al 40%.

Chocolate con leche

Chocolate con crema, galleta, frutos secos…: en este caso obtendremos este tipo mezclando el chocolate con leche con ingredientes como galleta, diferentes cremas como el caramelo o frutos secos entre otras muchas cosas. En este caso el porcentaje de cacao que encontraremos será inferior al 30%.

Chocolate con frutos secos

Chocolate blanco: en este caso no se le debería de llamar chocolate ya que en esta mezcla no hay cacao, ni un pequeño porcentaje. Este tipo se obtiene al mezclar únicamente la manteca con leche y más azúcar.

Chocolate blanco

Beneficios del chocolate

Como todos los alimentos el chocolate también tiene sus beneficios, esta claro que no todos los tipos de la misma manera, ya que cuanto menos cacao encontremos en el chocolate, más azúcar tendrá y más perjudicial será para la salud en grandes cantidades. Entre los beneficios que podemos encontrar en el consumo de chocolate tenemos los relacionados con la salud cardiovascular, entre los beneficios encontramos, la mejoría del riego sanguíneo y la presión arterial, la mejora del perfil lipídico.

Pero el chocolate no solo nos aporta beneficios a nuestra salud cardiovascular, sino que también puede ayudar a nuestra salud mental, hay muchos estudios donde nos hablan de los beneficios que el consumo de chocolate puede tener en nuestra función cognitiva. También puede tener relación con la prevención de enfermedades neurodegenerativas como seria el caso del Alzheimer.

Los estudios sobre los diferentes beneficios del chocolate en nuestra salud son muchos y están relacionados con muchos factores de nuestra salud, como por ejemplo que el consumo de este alimento reduce el riesgo de diabetes. En ningún caso debéis olvidar que todos estos beneficios además de todos aquellos que podáis encontrar navegando un poco están unidos al chocolate negro, por ser el más puro y con menos sustancias perjudiciales, además tenemos que tener en cuenta que es un alimento más en una dieta equilibrada y que nunca hay que abusar, sino que debemos consumirlo de una manera responsable para que a la larga no haga más mal que bien.

Elegir el chocolate adecuado

Todos habremos visto al llegar a un supermercado que la variedad de chocolates como sus marcas es casi infinita, tenemos mucha variedad en la que elegir el chocolate que queremos, pero, ¿Cómo saber cual es el adecuado?, depende de muchos factores responder a esta pregunta. Posiblemente lo principal sea el uso que vamos a darle a ese chocolate, por ejemplo, no es lo mismo buscar un chocolate para consumir en ocasiones que uno para integrar en una receta.

Lo primero que yo os recomendaría es que si tenéis la posibilidad de comprar este tipo de alimentos en tiendas especializadas, por ejemplo en tiendas dedicadas exclusivamente a la repostería, os podéis ahorrar muchos quebraderos de cabeza, ya que ese tipo de tiendas disponen de productos específicos para cada uso. Pero sino es el caso de que dispongamos de una de estas tiendas cerca, en los supermercados podéis encontrar buenas tabletas de chocolate preparadas para fundir. Además cada vez disponen de más productos para repostería, como pepitas de chocolate, chocolate ya fundido, decoraciones de chocolate para nuestros postres…

Chocolate para fundir

Ante todo lo más importante en el caso del chocolate es saber lo que estamos comprando, conociendo los porcentajes que debe de tener podemos comprar un buen chocolate con él que deleitar a nuestros seres queridos con unos ricos postres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*