Pastel de patatas

Esta receta que os traigo hoy la vi por primera vez en internet, no era exactamente igual que la que os traigo yo, pero se le parece mucho. Cuando la vi me pareció una manera original y diferente de hacer las patatas, además de que la pinta me pareció muy suculenta, así que me decidí a probarla dándome mis propios toques. Y el resultado no pudo ser más satisfactorio así que aquí os la dejo para que juzguéis vosotros mismos. Eso sí, tened en cuenta que es una comida copiosa y que si la hacéis para pocas personas tendréis para un par de días.

Ingredientes: para 4 personas

  • 6 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • 120 gr de harina
  • 40 gr de mantequilla
  • 150 ml de leche
  • Queso rallado
  • Jamón serrano

Preparación:

  1. Para empezar, vamos a pelar todas las patatas. Después tenemos que cortarlas en rodajas, tened en cuenta que se tienen que cocinar por lo que deberán ser lo más finas posibles. Para eso podemos usar un cortador de verduras para que las rodajas sean muy finas. En el caso de que no tengamos podemos asar las patatas un poco antes de cortarlas. De este modo ya estarán casi hechas cuando hagamos el pastel. Las colocamos en un bol.

    Rodajas de patata

  2. Seguimos con la cebolla, del mismo modo que con las patatas la picamos en tiras finas, para que al hornearse se cocinen bien y no se queden crudas y lo unimos con las patatas.

    Tiras de cebolla

  3. En otro bol ponemos los 3 huevos, la sal, la pimienta y la harina. Lo batimos bien hasta que se quede una masa homogénea y sin grumos.

    Comienzo de la masa

  4. Ponemos en una olla la mantequilla y la ponemos al fuego para que se derrita, cuando este liquida la mezclamos con la masa que ya tenemos en el bol.

    Añadir la mantequilla

  5. Después le ponemos la leche y volvemos a mezclar para que se integre bien con todos los demás ingredientes.

    Añadir la leche

  6. Volcamos la masa en el bol con las patatas y la cebolla y mezclamos bien para que todas las patatas y la cebolla se pringuen con la mezcla que hemos preparado para el pastel.

    Mezclamos con las patatas

  7. Engrasamos con un poco de mantequilla el molde en el que vamos a poner el pastel. Después volcamos la mitad de las patatas en el molde y con una espátula las repartimos para que cubran todo el fondo del molde.

    Primera capa

  8. Para continuar cubrimos las patatas con queso rallado, en mi caso he usado uno de 4 quesos, pero podéis usar el que queráis, ya sea rallado o en lonchas, lo impórtate es que sea un queso que se funda bien, parque el efecto al hornear el pastel sea mejor.

    Queso rallado

  9. Seguimos poniendo las lonchas de jamón sobre el queso. Si sois muy amantes del queso podéis poner más queso sobre el jamón serrano.

    Jamón serrano

  10. Para terminar de montar el pastel volcamos el resto de las patatas sobre el molde y volvemos a repartidlas bien con la ayuda de la espátula. Una vez listo colocamos el molde en el horno y dejamos que se cocine durante 1 hora. Depende del horno puede ser más o menos. Podéis ir pinchando el pastel para comprobar cuando está hecho. Las patatas tienen que estar blandas y el pincho tiene que salir limpio de la masa.

    Ultima capa

  11. Una vez listo podemos sacar del horno y desmoldamos con cuidado. Partimos y servimos.

    Pastel de patatas

Arroz con pollo

Esta receta es un plato fácil de preparar, que gustara a la mayoría de los miembros de nuestra familia. Es otra de las muchas formas en las que podemos preparar dos de los alimentos más recurrentes de nuestra alimentación, ambos, tanto el pollo como el arroz los podemos cocinar de muchas maneras diferentes, algo que nos facilita no repetir a menudo las comidas.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • ½ kilo de pollo troceado
  • ½ cebolla
  • Unas tiras de pimientos del piquillo
  • Pastilla de caldo de pollo
  • Un chorrito de vino blanco
  • Colorante
  • Sal

Preparación:

  1. Para empezar con esta receta vamos a picar la cebolla en trozos pequeños. Ponemos una olla con un poco de aceite, cuando este caliente ponemos la cebolla con una pizca de sal y dejamos que poche a temperatura media.

    Pochar la cebolla

  2. Mientras la cebolla se va pochando picamos el pimiento, también en trozos muy pequeños. Cuando la cebolla este blandita añadimos el pimiento y dejamos que se cocine unos minutos junto a la cebolla.

    Añadir el pimiento

  3. Para continuar ponemos el chorrito de vino blanco, que no sea mucho, sino el alcohol no se eliminara y el arroz nos quedara con sabor a vino. Añadimos también la pastilla de caldo para que vaya deshaciendo.

    Añadir el vino y la pastilla de caldo

  4. Cuando veamos que el vino empieza a hervir ponemos la carne y dejamos que de dore un poco dándole la vuelta para que se haga por ambos lados.

    Ponemos la carne

  5. Cuando veamos que la carne se empieza a dorar añadimos el arroz, removemos bien para que se sofría con el caldito que se ha formado.

    Sofreír el arroz

  6. Cuando veamos que apenas queda caldo, lo cubrimos con agua. Le ponemos otra pizca de sal y el colorante y lo tapamos para que el arroz se haga. Remover de vez en cuando para que el arroz no se pegue, si veis que se está quedando sin agua y aún no está blando el arroz añadir más agua. Ir probando el caldo y si veis que necesita más sal, añadirle.

    Añadir el agua y el colorante

  7. Cuando el arroz este en su punto, dejar que repose un poco alejado del fuego. Para que asiente. Después podemos servir.

    Arroz con pollo