Albóndigas

Hoy os traigo una sencilla receta de albóndigas en salsa de tomate. Las albóndigas como tal se pueden comer de muchas maneras, únicamente fritas, en salsa, con arroz, con pasta, acompañadas de patatas. Muchas recetas que salen de un único ingrediente, la carne picada, en esta receta os muestro como preparar las albóndigas y también la salsa de tomate.

Ingredientes: para 2 personas

  • 1 rodaja de pan de molde
  • Un chorrito de leche
  • 300 gr de carne picada
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil
  • Ajo en polvo
  • ½ cebolla
  • Tomate frito

Preparación:

  1. Vamos a empezar preparando la carne para las albóndigas para ello ponemos en una taza el pan de molde desmigado con la leche y dejamos que absorba bien el líquido. Podemos mezclarlo con un tenedor para que el pan se quede más pequeño.

    Pan de molde en leche

  2. En un bol colocamos la carne con la sal, la pimienta, el perejil, el ajo en polvo y el huevo, con las manos mezclamos bien todos los ingredientes, sobre todo deshaciendo el huevo para que se integre en toda la carne.

    Empezar a preparar la carne

  3. Una vez todo mezclado añadimos el pan de molde con la leche y volvemos a mezclar, hay que intentar que el pan se quede bien desmenuzado y mezclado con la carne.

    Añadir el pan de molde

  4. Ahora tenemos que hacer que la carne se quede menos pegajosa para ello añadimos pan rallado, la cantidad variará dependiendo del líquido que tenga nuestra carne. Notaremos que es suficiente pan rallado cuando no se nos quede pegado en la mano. Vamos integrando el pan rallado con las manos, de ese modo notaremos con más facilidad cuando esta lista, ponemos el bol en el frigorífico y dejamos que la carne repose y se impregne de los diferentes sabores.

    Añadir el pan rallado

  5. Para la salsa picamos la cebolla en trozos pequeños, en el caso de que después queráis la salsa más liguera podéis pasar un poco la batidora para que los trozos sean aún más pequeños. Ponemos una olla con un poco de aceite al fuego, una vez caliente bajamos la temperatura y ponemos la cebolla con un poco de sal. Dejamos que poche a fuego lento removiendo de vez en cuando.

    Pochar la cebolla

  6. Mientras se cocina la cebolla cogemos la carne del frigorífico y con las manos vamos dando forma a las albóndigas.

    Dar forma a las albóndigas

  7. Cuando tengamos todas las albóndigas las pasamos por un poco de pan rallado para que no se nos deshagan al freírlas.

    Pasar las albóndigas por pan rallado

  8. Ponemos una sarten con aceite a calentar y vamos friendo las albóndigas, que se hagan bien por todos lados, cuando estén doraditas por todos lados las retiramos.

    Freír las albóndigas

  9. Cuando la cebolla este blandita, añadimos el tomate frito, suficiente como para cubrir las albóndigas que hemos hecho. Dejamos que se cocine un poco.

    Añadir el tomate

  10. Para terminar, añadimos las albóndigas a la olla y dejamos que se terminen de hacer en la salsa, de ese modo nuestro tomate también se impregnara del sabor de la carne. No os olvidéis de remover de vez en cuando para que no se os pegue.

    Integrar las albóndigas

  11. Una vez lista podéis repartir en los platos y acompañarlas de unas patatas fritas o unos ricos espaguetis.

    Albóndigas con tomate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*