Empanada cerrada

Hoy os traigo una delicia que se me ocurro un día preparando una de las recetas de pizza, con la misma masa se pueden preparar otros muchos deliciosos platos. Entonces pensé en una empanada individual, en una especie de bocadillo sellado y así surgió esta receta que espero que os guste. Además, lo mejor de esta receta es que el relleno puede ser opcional, en este caso yo os lo presento con pollo, pero como en el caso de las empanadas o de las pizzas esta masa admite infinidad de ingredientes, así que dejar volar vuestra imaginación y probar a variar la recetas.

Ingredientes: para 2 personas

Para la masa

  • 200 gr de harina
  • 1 sobre de levadura de panadero
  • 1 cucharada sopera rasa de sal
  • 150 ml de agua templada
  • Pimienta negra molida

Para el relleno

  • 1 cebolla
  • 8 lonchas de bacon
  • 1 pechuga de pollo
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 huevo (opcional)

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la preparación de la masa, ya que necesita reposar para que la levadura fermente y así aumente su tamaño. Para ello vamos a tamizar la harina en un bol y la mezclaremos con una pizca de pimienta, la sal y por último la levadura.

    Preparar la masa

  2. Una vez mezclados los ingredientes en la harina con la ayuda de una cuchara le damos forma de volcán para poner el agua en el centro y poder ir integrando la harina poco a poco, dando con la misma cuchara vueltas procurando que la masa vaya cogiendo forma.

    Poner el agua en el volcán

  3. Cuando tengamos toda la harina integrada, ponemos harina sobre la mesa de trabajo y colocamos nuestra masa sobre ella. Esta masa se nos pegara en las manos, por esa razón debemos amasarla bien sobre harina hasta que la masa no admita más harina. Sabremos cuando esta lista porque ya no se nos quedara pegada.

    Amasar bien la masa

  4. Una vez lista la masa, la colocamos dentro del bol, en un lugar templado cubierta con un paño de algodón para que la masa fermente al menos durante una hora.

    Dejar fermentar la masa

  5. Cuando la masa este casi lista podemos ponernos con el relleno y para ello vamos a empezar picando la cebolla en juliana, que las tiras no sean ni muy anchas ni muy finas, ya que si son muy finas se os pueden quemar y en el caso de que sean muy anchas tardaran mucho en pochar.

    Cortar la cebolla

  6. Ponemos una sarten a calentar con un poco de aceite, cuando este caliente bajamos el fuego casi al mínimo y ponemos la cebolla con una pizca de sal. Dejamos que se vaya pochando sola, aunque debemos darle alguna vuelta de vez en cuando para que no se queme.

    Pochar la cebolla

  7. Mientras tenemos la cebolla pochando vamos picando la pechuga en tiras, a la hora de rellenar el bocadillo nos resultara más fácil hacerlo con tiras más bien larguitas.

    Cortar la pechuga

  8. Repetimos el paso con el bacon, lo cortamos en tiras a lo ancho, para que sean largas, pero no en exceso.

    Cortar el bacon

  9. Una vez lista la cebolla la retiramos en un plato y en la misma sarten podemos poner la carne para freírla un poco.

    Hacer la carne

  10. Cuando la carne empiece a estar doradita le añadimos el bacon, que se hace bastante rápido. Una vez listas ambas cosas retiramos y reservamos también junto a la cebolla.

    Añadir el bacon

  11. Para continuar volvemos a poner un poco de harina sobre la mesa de trabajo y volcamos la masa encima, con cuidado, ayudaros con la mano ya que posiblemente se haya quedado algo pegada al recipiente.

    Preparar el bacadillo

  12. Con la ayuda de un rodillo la estiramos, que la masa no se os quede muy fina, ya que sino al hornearla, incluso al rellenarla se os puede agrietar. Lo mejor es que la capa de masa sea algo gordita, como de un centímetro más o menos.

    Estirar la masa

  13. Una vez lista colocamos un poco de queso rallado en el centro, tener en cuenta que los bordes de la masa los vamos a doblar para que quede sellada, por esa razón el relleno debe quedar centrado.

    Primera capa

  14. Sobre el queso colocamos la cebolla, repartiendo bien con la ayuda de un tenedor.

    Segunda capa

  15. Y repetimos el mismo paso con el bacon y el pollo, que os quede el centro bien cubierto de relleno y que haya de todo en cada parte del bocadillo.

    Tercera capa

  16. Para acabar con el relleno volvemos a poner queso rallado sobre la carne, cuando lo horneemos todo el queso se fundirá entre los demás ingredientes.

    Ultima capa

  17. Ahora vamos a empezar a doblarlo, primero los lados más estrechos, los doblamos hacia dentro sobre el relleno.

    Empezar a cerrar

  18. Hacemos los mismo con los laterales, cerrando del todo la masa, en este punto podemos darle un poco de color con un huevo batida y untarlo a la masa con la ayuda de un pincel de cocina, esto es opcional, sin el huevo también queda muy bien.

    Listo para hornear

  19. Para terminar, lo ponemos en una fuente para el horno y lo horneamos por ambos lados. Esperamos a que la masa adquiera un color dorado y una textura crujiente antes de sacarlo.

    Poner en el horno

  20. Una vez dorado podemos sacarlo y servir en los platos para disfrutar de este rico bocadillo.

    Listo para servir

  21. Como consejo os recomiendo que antes de comerlo lo partáis por la mitad, al estar totalmente sellado el calor se concentra en el interior, de este modo se os enfriara un poco antes y no os quemareis al comer.

    A disfrutar

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*