Berenjenas rellenas

La verdura suele ser un alimento complicado, generalmente a mucha gente no le gusta la verdura, les cuesta comerla. Hoy os traigo una deliciosa berenjena rellena, que hará que los más pequeños no noten ni el sabor de la verdura. O que los amantes de las mismas disfruten con una forma rica de comer la berenjena.

Ingredientes: para 2 personas

  • 2 berenjenas
  • ½ kilo de carne picada
  • 4 lonchas de bacon o de jamón york
  • ½ cebolla
  • Un poco de tomate frito
  • 1 huevo
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Para empezar con la receta vamos a partir las berenjenas por la mitad, les hacemos unos cuantos cortes y les ponemos un poco de aceite. Después las metemos en el horno para que la carne se ase.

    Preparar las berenjenas

  2. Cuando las berenjenas estén prácticamente hechas, nos ponemos con el relleno, para ello empezamos picando la cebolla y la ponemos juntos a una pizca de sal en una sarten con aceite caliente. Dejamos que se vaya pochando a fuego lento.

    Pochar la cebolla

  3. Cuando la cebolla este lista añadimos la carne picada y el bacon, vamos removiendo para que toda la carne de haga uniformemente. Cuando las berenjenas estén doradas las sacamos y dejamos que se enfríen.

    Añadir la carne

  4. Una vez frías las berenjenas con la ayuda de una cuchara vamos vaciando el interior y dejamos la carne sobre una tabla. Cuidado con la piel de la berenjena, después la rellenaremos.

    Vaciar las berenjenas

  5. Una vez vacías las berenjenas picamos bien la carne y la añadimos a la sarten.

    Añadir la carne de la berenjena

  6. Mezclamos todo bien y añadimos el huevo sin dejar de remover para que se vaya haciendo y mezclando con todos los ingredientes, esto le dará al relleno una consistencia más sólida.

    Añadir el huevo

  7. Una vez hecho todo el huevo añadimos un chorrito de tomate frito y mezclamos, dejamos que se caliente un poco antes de retirar del fuego, comprobar que el relleno esta al punto correcto de sal, sino añadir lo necesario a nuestro gusto.

    Añadimos el tomate frito

  8. Para continuar ayudándonos de una cuchara rellenamos la piel de las berenjenas repartiendo entre las 4 toda la carne que tenemos en la sarten.

    Rellenar las berenjenas

  9. Después ponemos por encima un poco de queso rallado en cada una y metemos en el horno de nuevo para que se gratine.

    Añadir el queso rallado

  10. Una vez el queso haya adquirido ese tono dorado y rico sacamos las berenjenas y podemos servirlas.

    Berenjenas rellenas

 

Arroz al horno

Hoy os traigo una receta diferente, otra manera de preparar el arroz. En muchos casos el arroz blanco es poco atractivo, pero en este caso la combinación de sabores nos ayudara a cogerle gusto al arroz blanco. Además, es una receta que no necesita más acompañamientos, un plato único que nos dejara satisfechos y sin apetito para nada más.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • 4 lonchas de bacon
  • 2 lonchas de jamón york
  • Media cebolla
  • 2 huevos
  • 4 salchichas
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Para empezar, ponemos una cazuela con abundante agua y una pizca de sal, esperamos a que el agua hierva para añadir el arroz, remover de vez en cuando. Mientras el arroz se cocina, picamos un poco de cebolla y toda la carne que vamos a usar para nuestra receta.

    Picar la cebolla

    Picar la carne

  2. Ponemos una sarten con un poco de aceite a calentar y empezamos poniendo la cebolla con un poco de sal para que poche. Cuando la cebolla este blandita añadimos toda la carne y removemos de vez en cuando para que se haga.

    Preparar la carne

  3. Cuando el arroz este en su punto lo ponemos en un colador para que elimine el exceso de agua y terminamos de preparar la carne que está en la sarten.

    Colar el arroz

  4. Una vez lista la carne mezclamos en una fuente para el horno el arroz con todos los ingredientes de la sarten.

    Mezclar el arroz y la carne

  5. Le ponemos un poco de queso rallado para gratinar encima y lo metemos en el horno. Cuando este prácticamente gratinado le ponemos el huevo encima, con cuidado de que no se nos rompa. Y volvemos a ponerlo en el horno uno minutos más.

    Gratinar el queso

  6. Cuando la clara del huevo este hecha pero la yema aún este poco hecha lo sacamos, en el caso de que no os guste la yema sin hacer del todo podéis dejarlo más tiempo. Sino sacáis la fuente del horno y servís con cuidado para no estropear el huevo.

    Arroz al horno

Batido de oreo

Podemos hacer batidos de prácticamente cualquier alimento, los más habituales son los batidos de frutas, aunque no hay nada tan exquisito como un rico batido de galletas oreo. Un batido que gustara a grandes y pequeños, que podemos preparar para tomar solos o en buena compañía, incluso los más pequeños de la casa pueden colaborar en la preparación. Y no hay nada mejor que un batido rico y fresquito en un caluroso día.

Ingredientes: para 2 personas

  • 6 paquetes de galletas oreo
  • 4 cucharas soperas de helado de chocolate
  • 400 ml de leche
  • Nata

Preparación:

  1. Partimos las galletas por la mitad y las vamos introduciendo en el vaso de la batidora. Dejar al menos una galleta para poder poner al final de la receta como decoración.

    Partir las galletas

  2. Una vez partidas todas las galletas ponemos toda la leche y batimos a buena velocidad para que las galletas se trituren bien.

    Batir con la leche

  3. Paramos la batidora para introducir el helado. Volvemos a poner en marcha, esta vez a menos velocidad, solo queremos integrar el helado. Yo le he puesto helado de chocolate, pero podéis usar también de vainilla, también queda muy rico.

    Añadir el helado

  4. Una vez listo servimos en los vasos, sin llenar hasta el borde, ponemos un poco de nata montada y unos trozos de la galleta que habíamos reservado. Terminamos colocando una pajita en el centro.

    Batido de oreo

Lentejas

Las lentejas son un elemento que a nuestra salud le beneficia de muchas maneras, es uno de los alimentos que tenemos que introducir a menudo en nuestra alimentación. Además, lo bueno es que en invierno un plato calentito de lentejas nos ayuda a entrar en calor y nos da fuerza para afrontar el día. También es verdad que no a todo el mundo le gustan las lentejas, pero además de ser buenas también podemos comerlas enteras o en puré.

Ingredientes: para 2 personas

  • 300 gr de lentejas
  • Agua
  • Sal
  • Cebolla
  • 4 patatas
  • Pastilla de verdura
  • 1 chorizo
  • ½ morcilla
  • 1 trozo de jamón
  • Un par de hojas de laurel

Preparación:

  1. Para empezar, picamos la cebolla en trozos pequeños y la ponemos a pochar en una cazuela con un poco de aceite caliente. Añadimos una pastilla de caldo de verduras para que le dé un poco de sabor y un par de hojas de laurel.

    Pochar la cebolla

  2. Cuando la cebolla este blandita le añadimos el chorizo, la morcilla y el jamón, dejamos que se cocine un poco para que suelten un poco de jugo.

    Añadir la carne

  3. Añadimos las lentejas y las cubrimos con agua, puede que se necesite más agua, hay que estar pendientes de que no se peguen al fondo o se queden secas. Dejáis la cazuela tapada para que se cocine más rápido, removiendo de vez en cuando.

    Añadir las lentejas y el agua

  4. Mientras la lenteja se va ablandando, pelamos y partimos en trozos las patatas, las añadimos cuando veamos que la lenteja está más bien blanda.

    Añadir las patatas

  5. Cuando la patata este blanda y las lentejas también probar el caldo, el jamón le habrá dado un punto de sal a las lentejas, si veis que aun así están sosas, le añadís una pizca de sal. Una vez que tengamos las lentejas y las patatas en su punto podemos servir nuestras lentejas.

    Lentejas

Tortilla de patatas

Hoy os traigo una receta que es popular en todas las casas, es uno de nuestros platos estrella y que conquista a todos los extranjeros que la prueban. Hay muchas variantes y muchas formas de hacerla. Podemos hacerla sencilla como va a ser este caso, podemos incluirle más ingredientes como chorizo, pimiento, podemos hacerla rellena con palitos de cangrejo, jamón serrano o bacon. Lo más importante es que es un plato riquísimo con el que podemos disfrutar de una cena solos o en compañía.

Ingredientes:

  • 6 patatas hermosas
  • 1 cebolla
  • 6 huevos
  • Sal
  • Aceite

Preparación:

  1. Para empezar con la receta vamos a pelar las patatas y picarlas en rodajas más o menos finas y las vamos dejando en un bol.

    Picar las patatas

  2. Repartimos el paso con la cebolla, la pelamos y la picamos en juliana sobre las rodajas de las patatas. Le ponemos un poco de sal y mezclamos con la mano.

    Picar la cebolla

  3. Ponemos una sarten con abundante aceite y dejamos que se calienta. Cuando este caliente lo bajamos un poco y ponemos las patatas y la cebolla. Vamos removiendo de vez en cuando y con la ayuda de una espátula vamos desmigando las patatas.

    Hacer las patatas

  4. Mientras se va haciendo la patata, en un bol batimos todos los huevos con una pizca de sal.

    Batir los huevos

  5. Cuando la patata este blanda y dorada la ponemos en un escurridor para que el aceite escurra y la patata se quede más seca.

    Escurrir las patatas

  6. Una vez escurrido el aceite la mezclamos con el huevo, con ayuda de un tenedor mezclamos la patata formando una especie de masa y dejamos que repose un poco.

    Mezclar con el huevo

  7. Ponemos una sarten con un poco de aceite y dejamos que se caliente, una vez caliente volcamos la masa en la sarten le damos forma con una espátula y dejamos unos minutos para que se cuaje.

    Cuajar un lado

  8. Cuando por un lado este cuajada con la ayuda de un plato le damos la vuelta y volvemos a ponerla en la sarten por el otro lado y volvemos a dejar unos minutos para que se cuaje por el otro lado.

    Cuajar el otro lado

  9. Una vez lista la podemos retirar, los minutos que dejemos la tortilla en el fuego es opcional, ya que dependerá de lo seca o jugosa que la queramos.

    Tortilla de patatas

Arroz negro caldoso con calamares

El arroz es otro de esos alimentos con los que podemos jugar en la cocina, probar muchísimas cosas con él ya que admite una infinidad de complementos. Hoy os traigo un arroz negro caldoso con calamares con el que os chupareis los dedos. Es una receta fácil que no os llevara mucho tiempo y con que se puede disfrutar de un sabor intenso.

Ingredientes: para 2 personas

  • 200 gr de arroz
  • 1 sobre de tinta negra
  • 1/2 kilo de calamares
  • 1/2 cebolla
  • Unas tiras de pimiento del piquillo
  • Un chorro de tomate frito
  • Caldo de pescado
  • Un chorrito de vino blanco

Preparación:

  1. Vamos a empezar picando la cebolla en trocitos pequeños. Ponemos una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y lo ponemos a calentar, una vez a buena temperatura la bajamos y añadimos la cebolla con un poco de sal. Hay que remover de vez en cuando para que la cebolla no se queme. Mientras se pocha vamos picando también el pimiento.

    Picar la cebolla

  2. Una vez veamos que la cebolla esta pochadita le añadimos el pimiento, removemos y dejamos que se cocine un poco, mientras vamos troceando los calamares.

    Añadir el pimiento

  3. Para continuar añadimos los calamares con el chorrito de vino blanco y dejamos que se cocine un poco. Vais removiendo de vez en cuando para que no se pegue. El vino tiene que perder el alcohol y el pescado se tiene que dorar un poco.

    Añadir los calamares

  4. Mientras se va cocinando el pescado ponemos en un bol un poco de agua e introducimos el sobre de tinta abierto para que salga toda la tinta. Con la ayuda de una cuchara removemos bien para que se deshaga la tinta y se mezcle con el agua.

    Preparar la tinta

  5. Ahora añadimos el arroz a la cazuela, sin dejar de remover, mezclamos todos los ingredientes para sofreír un poco el arroz.

    Sofreír el arroz

  6. Cuando veamos que el jugo de la cazuela se está acabando añadimos el caldo de pescado y la tinta, que haya suficiente caldo como para cubrir el arroz.

    Añadir el caldo y la tinta

  7. Una vez que tengamos el arroz en marcha con el caldo y la tinta añadimos el chorro de tomate. Tapamos la cazuela y dejamos que se cocine tranquilamente mientras vamos removiendo de vez en cuando y comprobando el arroz. Generalmente no es suficiente el caldo añadido en el anterior paso, por eso tendréis que ir probando el arroz e ir añadiendo caldo hasta que el arroz se ablande, recordar que es un arroz caldoso así que ser generosos con el caldo, añadir un poco más cuando veáis que el arroz ya está en su punto.

    Añadir el tomate

  8. Cuando el arroz este blandito, pero sin estar pastoso, dejamos alejado del fuego la cazuela que repose un poco, únicamente un par de minutos. Y después ya estará lista para servir y disfrutar de la exquisita comida que hemos preparado.

    Arroz negro caldoso con calamares

 

Torrijas de leche

Las torrijas son un dulce típico de semana santa que podemos disfrutar en cualquier época del año. Es una receta muy sencilla de hacer y con la que disfrutaremos con una buena taza de café o de chocolate.

Ingredientes:

  • Una barra de pan del día anterior, o pan de torrijas
  • 1 litro de leche
  • 1 rama de canela
  • 150 gr de azúcar
  • La monda de un limón (opcional)
  • 2 huevos
  • Canela molida
  • Un poco de azúcar

Preparación:

  1. Ponemos en un cazo toda la leche, junto con el azúcar, la canela y la monda del limón, cuidado si usáis el limón, que solo sea la monda y no parte del limón, pelarlo con cuidado. Encendemos el fuego y dejamos que la leche hierva removiendo de vez en cuando para procurar que no se nos pegue al fondo del cazo.

    Infusionar la leche

  2. Mientras se prepara la leche ponemos las rodajas del pan en una fuente, que sea onda para que luego podamos añadir la leche.

    Colocar las rodajas de pan

  3. Una vez que la leche este hirviendo, retiramos del fuego y la pasamos por un colador y dejamos que se enfrié. Una vez lista la volcamos sobre el pan y dejamos que las rodajas chupen toda la leche y se humedezcan bien, es preferible darles la vuelta para que se impregnen bien ambos lados.

    El pan absorbe la leche

  4. Mientras el pan está absorbiendo la leche vamos batiendo dos huevos. Una vez listas las rodajas de pan ponemos una sarten con abundante aceite a calentar y vamos pasando cada rodaja una a una por el huevo, por ambos lados y las vamos colocando en la sarten.

    Pasar el pan por huevo

  5. Le damos la vuelta para que adquieran un color doradito por ambos lados.

    Freír las rodajas

  6. Según se vayan haciendo las colocamos sobre un plato cubierto con papel de cocina, para eliminar el exceso de aceite. Para terminar, las colocamos en un plato y les ponemos un poco de azúcar con la ayuda de una cucharilla y un poco de canela molida y a disfrutar.

    Torrijas de leche

Pasta

La pasta es una comida muy recurrente y muy fácil de preparar, las recetas son variadas y lo mejor es que cualquier tipo de pasta nos admite innumerables ingredientes con los que complementar nuestras recetas. Además, es un plato que por norma general triunfa con cualquier persona.

Ingredientes: para 2 personas

  • Cebolla
  • Un par de salchichas
  • Un par de lonchas de jamón york
  • Unas lonchas de bacon
  • Pasta 200gr
  • Pimienta molida
  • Especias para pasta
  • 2 huevos
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Ponemos una olla con abundante agua, una pizca de sal, de aceite y dejamos que hierva antes de añadir la pasta. Mientras la pasta se cuece vamos picando la cebolla en juliana mientras tenemos un poco de aceite en una sarten. Cuando el aceite este caliente, bajamos el fuego y ponemos la cebolla con un poco de sal para que poche.

    Pochar la cebolla

  2. Una vez la pasta al punto, la retiramos a un colador para que se elimine toda el agua, es recomendable mojarla con agua fría para que el calor no siga cociendo la pasta.

    Pasta al punto

  3. Cuando la cebolla este pochada añadimos la carne, ponemos una pizca de pimienta y otra pizca de las especias para pasta y removemos para que se mezcle todo bien.

    Añadir la carne

  4. Cuando la carne este casi hecha ponemos los huevos y el queso rallado y removemos para que el huevo se vaya haciendo y el queso se vaya fundiendo junto con el resto de los ingredientes.

    Añadir el huevo y el queso

  5. Después añadimos el tomate frito, tanto como nos guste, mezclamos y dejamos que se caliente un poco.

    Añadir el tomate

  6. Para acabar añadimos la pasta y mezclamos bien para que toda la pasta se mezcle con el tomate. Dejamos un poco para que se caliente.

    Mezclar la pasta

  7. Una vez listo podemos servir. Si queréis podéis añadir un poco más de queso sobre la pasta.

    Lista la pasta

Batido cookis

Quien no disfruta de un rico y fresquito batido, sobre todo en esos días de verano en los que la temperatura es elevada y un buen batido fresco nos alivia un poco. Además de eso es una buena receta en la que incluir a los más pequeños de la casa, con la que podemos disfrutar solos o acompañados y que a todo el mundo le gusta y disfruta.

Ingredientes: para 2 personas

  • 10 galletas cookies
  • 4 cucharadas soperas de helado de chocolate
  • 400 ml de leche
  • Nata

Preparación:

  1. Podéis usar una batidora de mano o como en mi caso, una batidora de vaso, para empezar, partimos un poco las galletas, de ese modo será más fácil batirlas después. Dejar una galleta para poder ponerla de adorno al final de la receta.

    Picar las galletas

  2. En segundo lugar, añadís la leche y batís la mezcla a buena velocidad, hasta que las galletas se hayan batidos bien y mezclado con la leche.

    Añadir la leche

  3. Para continuar, añadimos el helado y ponemos de nuevo en marcha la batidora a una velocidad menor, ya que solo necesitamos que el helado se integre al batido.

    Añadir el helado

  4. Para acabar repartimos el batido en dos vasos, ponemos un poco de nata montada y partimos en trozos la galleta que habíamos reservado y la colocamos sobre la nata. Ponemos una pajita en el centro del vaso y podemos disfrutar de este suculento batido fresquito.

    Listo para disfrutar

Empanada cerrada

Hoy os traigo una delicia que se me ocurro un día preparando una de las recetas de pizza, con la misma masa se pueden preparar otros muchos deliciosos platos. Entonces pensé en una empanada individual, en una especie de bocadillo sellado y así surgió esta receta que espero que os guste. Además, lo mejor de esta receta es que el relleno puede ser opcional, en este caso yo os lo presento con pollo, pero como en el caso de las empanadas o de las pizzas esta masa admite infinidad de ingredientes, así que dejar volar vuestra imaginación y probar a variar la recetas.

Ingredientes: para 2 personas

Para la masa

  • 200 gr de harina
  • 1 sobre de levadura de panadero
  • 1 cucharada sopera rasa de sal
  • 150 ml de agua templada
  • Pimienta negra molida

Para el relleno

  • 1 cebolla
  • 8 lonchas de bacon
  • 1 pechuga de pollo
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 huevo (opcional)

Preparación:

  1. Vamos a empezar con la preparación de la masa, ya que necesita reposar para que la levadura fermente y así aumente su tamaño. Para ello vamos a tamizar la harina en un bol y la mezclaremos con una pizca de pimienta, la sal y por último la levadura.

    Preparar la masa

  2. Una vez mezclados los ingredientes en la harina con la ayuda de una cuchara le damos forma de volcán para poner el agua en el centro y poder ir integrando la harina poco a poco, dando con la misma cuchara vueltas procurando que la masa vaya cogiendo forma.

    Poner el agua en el volcán

  3. Cuando tengamos toda la harina integrada, ponemos harina sobre la mesa de trabajo y colocamos nuestra masa sobre ella. Esta masa se nos pegara en las manos, por esa razón debemos amasarla bien sobre harina hasta que la masa no admita más harina. Sabremos cuando esta lista porque ya no se nos quedara pegada.

    Amasar bien la masa

  4. Una vez lista la masa, la colocamos dentro del bol, en un lugar templado cubierta con un paño de algodón para que la masa fermente al menos durante una hora.

    Dejar fermentar la masa

  5. Cuando la masa este casi lista podemos ponernos con el relleno y para ello vamos a empezar picando la cebolla en juliana, que las tiras no sean ni muy anchas ni muy finas, ya que si son muy finas se os pueden quemar y en el caso de que sean muy anchas tardaran mucho en pochar.

    Cortar la cebolla

  6. Ponemos una sarten a calentar con un poco de aceite, cuando este caliente bajamos el fuego casi al mínimo y ponemos la cebolla con una pizca de sal. Dejamos que se vaya pochando sola, aunque debemos darle alguna vuelta de vez en cuando para que no se queme.

    Pochar la cebolla

  7. Mientras tenemos la cebolla pochando vamos picando la pechuga en tiras, a la hora de rellenar el bocadillo nos resultara más fácil hacerlo con tiras más bien larguitas.

    Cortar la pechuga

  8. Repetimos el paso con el bacon, lo cortamos en tiras a lo ancho, para que sean largas, pero no en exceso.

    Cortar el bacon

  9. Una vez lista la cebolla la retiramos en un plato y en la misma sarten podemos poner la carne para freírla un poco.

    Hacer la carne

  10. Cuando la carne empiece a estar doradita le añadimos el bacon, que se hace bastante rápido. Una vez listas ambas cosas retiramos y reservamos también junto a la cebolla.

    Añadir el bacon

  11. Para continuar volvemos a poner un poco de harina sobre la mesa de trabajo y volcamos la masa encima, con cuidado, ayudaros con la mano ya que posiblemente se haya quedado algo pegada al recipiente.

    Preparar el bacadillo

  12. Con la ayuda de un rodillo la estiramos, que la masa no se os quede muy fina, ya que sino al hornearla, incluso al rellenarla se os puede agrietar. Lo mejor es que la capa de masa sea algo gordita, como de un centímetro más o menos.

    Estirar la masa

  13. Una vez lista colocamos un poco de queso rallado en el centro, tener en cuenta que los bordes de la masa los vamos a doblar para que quede sellada, por esa razón el relleno debe quedar centrado.

    Primera capa

  14. Sobre el queso colocamos la cebolla, repartiendo bien con la ayuda de un tenedor.

    Segunda capa

  15. Y repetimos el mismo paso con el bacon y el pollo, que os quede el centro bien cubierto de relleno y que haya de todo en cada parte del bocadillo.

    Tercera capa

  16. Para acabar con el relleno volvemos a poner queso rallado sobre la carne, cuando lo horneemos todo el queso se fundirá entre los demás ingredientes.

    Ultima capa

  17. Ahora vamos a empezar a doblarlo, primero los lados más estrechos, los doblamos hacia dentro sobre el relleno.

    Empezar a cerrar

  18. Hacemos los mismo con los laterales, cerrando del todo la masa, en este punto podemos darle un poco de color con un huevo batida y untarlo a la masa con la ayuda de un pincel de cocina, esto es opcional, sin el huevo también queda muy bien.

    Listo para hornear

  19. Para terminar, lo ponemos en una fuente para el horno y lo horneamos por ambos lados. Esperamos a que la masa adquiera un color dorado y una textura crujiente antes de sacarlo.

    Poner en el horno

  20. Una vez dorado podemos sacarlo y servir en los platos para disfrutar de este rico bocadillo.

    Listo para servir

  21. Como consejo os recomiendo que antes de comerlo lo partáis por la mitad, al estar totalmente sellado el calor se concentra en el interior, de este modo se os enfriara un poco antes y no os quemareis al comer.

    A disfrutar