Pechuga de pollo con bechamel

El pollo es uno de los ingredientes más baratos y a la vez es también uno de los productos que más posibilidades ofrece para variar en la cocina. En este caso os voy a presentar una receta de filetes de pollo con bechamel gratinados, un plato exquisito y que no necesita nada más para acompañarlo.

Ingredientes:

• 6 filetes de pollo
• 4 patatas no muy grandes
• 1 cebolla
• Dos cucharadas de azúcar
• Sal
• Aceite
• 6 lonchas de bacon
• Queso rallado

Para la salsa bechamel:

• 300 ml de leche
• 30 gr de harina
• 30 gr de mantequilla
• Nuez moscada
• Sal
• Pimienta negra

Preparación:

1. Para empezar con esta preparación vamos a pelar las patatas, después las lavamos bien y las cortamos en rodajas que no sean muy finas para que no se tuesten demasiado al freírlas.

Cortar las patatas en rodajas

Cortar las patatas en rodajas

 

 

 

 

 

 

 

2. Ponemos una sartén con abundante aceite al fuego, mientras se calienta le ponemos una pizca de sal a las patatas. Una vez caliente el aceite, bajamos un poco el fuego y ponemos a freír las patatas. Posiblemente nos hará falta más de una sartenada, según se vayan haciendo, cuando veamos que las patatas tienen un tono dorado podemos retirarlas. Las colocamos en un plato cubierto por una hoja de papel de cocina para que absorba el aceite sobrante de las patatas. Después las vamos colocando en el fondo de una bandeja para el horno.

Colocar las patatas en el fondo

Colocar las patatas en el fondo

 

 

 

 

 

 

 

3. Para continuar cortamos la cebolla en tiras. Ponemos una sartén con un poco de aceite, una vez caliente bajamos la temperatura y añadimos la cebolla con una pizca de sal. Removemos de vez en cuando mientras se va pochando, esperamos a que este blandita y le añadimos el azúcar, mezclamos bien, para que el azúcar y la cebolla se mezclen bien. Dejamos unos minutos para que el azúcar se pueda caramelizar y después reservamos en un plato para más adelante. La sartén dejarla tal cual, el jugo que se queda le dará un rico sabor a los filetes.

Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

 

 

 

 

 

 

 

4. Salpimentamos los filetes de pechuga por ambos lados y los freímos en la sartén que tenemos reservada con el jugo de la cebolla caramelizada. Según se vayan dorando los filetes por ambos lados los vamos colocando sobre las patatas en la fuente, intentar que no se monten los filetes unos sobre los otros.

Colocar los filetes una vez dorados

Colocar los filetes una vez dorados

 

 

 

 

 

 

 

5. Si veis que el fondo de la sartén aún esta bien se puede usar para que el bacon también convine con la caramelización de la cebolla. Ponemos a freír las lonchas de bacon sin que se hagan demasiado, según los tengamos los colocamos sobre los filetes, en mi caso he usado una loncha por cada filete, si preferís podéis poner más lonchas y cubrir toda la fuente.

Colocar el bacon

Colocar el bacon

 

 

 

 

 

 

 

6. Una vez colocadas todas las lonchas de bacon cogemos el plato de cebolla y repartimos la cebolla por encima, intentaremos que la cebolla quede bien esparcida sobre todos los filetes.

Colocar la cebolla

Colocar la cebolla

 

 

 

 

 

 

 

7. Ahora tenemos que ponernos con la salsa bechamel, para empezar necesitamos una sartén antiadherente para que no se nos quede pegada. Poner la sartén al fuego con la mantequilla hasta que se derrita, no dejaremos que hierva, en el momento en el que veamos que toda la mantequilla esta liquida añadimos la harina. Con la ayuda de unas varillas mezclamos bien, que la harina y la mantequilla se mezclen en una masa homogénea. Seguimos batiendo durante unos minutos más para que la harina se cocine bien, después de eso iremos añadiendo poco a poco la leche sin dejar de remover en ningún momento. Cuando hayamos incluido toda la leche nos tiene que quedar una salsa homogénea y no muy liquida, le ponemos una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada y seguimos removiendo durante unos minutos más, de ese modo la salsa se cocinara bien. Una vez lista volcamos la salsa sobre la fuente cubriendo todos los ingredientes.

Salsa bechamel

Salsa bechamel

 

 

 

 

 

 

 

8. Ponemos queso rallado sobre la bechamel, podemos poner tanto queso como gustéis, una vez repartido introducimos la fuente en el horno para que el queso se gratine.

Queso rallado

Queso rallado

 

 

 

 

 

 

 

9. Una vez gratinado el queso, sacamos la fuente y con la ayuda de una espátula servimos las porciones en los platos. Tenemos que procurar que la espátula entre desde abajo, para que en el plato queden las diferentes capas del plato bien colocadas.

Listo para servir

Listo para servir

Un pensamiento en “Pechuga de pollo con bechamel

  1. Si quieres preparar una carne de pollo muy jugosas y con un sabor increible, te propongo esta receta de pechugas con bechamel, tiene una elaboracion muy facil y ademas quedan muy apetecibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*