Bizcocho de chocolate

Este tipo de bizcocho es el preferido sobre todo de los más pequeños de la casa, que no dejan ni las migas. En mi casa lo hago principalmente para mi hermano que le encanta y desaparece en menos que canta un gallo. Es un bizcocho con mucho sabor y jugoso que no necesita más añadidos. Si utilizáis moldes de diferentes formas cada vez que hagáis este bizcocho cada vez será diferente.

Ingredientes:

• 250 gr de harina

• 250 gr de azúcar

• 1sobre de potenciador químico

• 6 huevos

• 200 gr de margarina

• 250 gr de chocolate para fundir

Preparación:

A la hora de hacer un bizcocho, como todas las preparaciones que necesitan del horno es recomendable encender el horno a 180° antes de empezar con la preparación, así podemos introducir en el mismo al terminar. Para empezar con la preparación lo mejor es tener ya todos los ingredientes y las cantidades concretas, así es más sencillo.

1. Vamos a empezar tamizando la harina junto con el potenciador químico, si no tenéis un tamizador podéis utilizar un colador y lo reservamos.

Tamizar la harina

Tamizar la harina

2. Ahora ponemos a fundir el chocolate, en mi caso siempre lo hago al baño maría ya que queda más ligera. Ponemos todo el chocolate y dejamos que se empiece a fundir, cuando eso pase añadimos la margarina y removemos hasta que todo este fundido y bien integrado. Retiramos del fuego y reservamos.

Chocolate fundido

Chocolate fundido

3. En un baso para batidora ponemos los huevos y todo el azúcar y con unas varillas batimos los ingredientes hasta conseguir una crema amarillenta.

Crema de huevo con azúcar

Crema de huevo con azúcar

4. Añadimos a la crema todo el chocolate y mezclamos con las varillas para integrar bien ambas cremas.

Crema de chocolate

Crema de chocolate

5. Juntamos el resultado con la harina y con la ayuda de la batidora mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea, sin grumos.

Mezcla para bizcocho

Mezcla para bizcocho

6. Solo falta poner la mezcla en el molde, si este es de silicona no necesita nada, en caso de que sea un molde tradicional antes de añadir la masa tenéis que engrasarlo antes para que no se os pegue. Para ello tendréis que utilizar un poco de margarina o mantequilla esparcida por todo el molde. También podéis comprar un spray especial para moldes, este es el método que yo utilizo ya que me parece una forma estupenda. Una vez engrasado el molde ponemos la mezcla y lo introducimos en el horno, primero le ponemos solo por la parte de abajo para que suba y después por ambos lados para que se haga bien. Dependiendo de la potencia del horno tardara más o menos, yo os recomiendo que vayáis pinchando el bizcocho de vez en cuando y cuando la varilla salga totalmente limpia esta listo.

Mezcla en el molde

Mezcla en el molde

7. Para terminar dejamos el molde en el interior del horno apagado durante unos minutos para que el cambio de temperatura no sea tan brusco. Una vez fuera del horno dejarlo en el interior del molde hasta que este frío, de este modo el bizcocho no bajará. Si el molde es de silicona podréis sacar el bizcocho con mucha facilidad, si es uno tradicional pasar un cuchillo por el borde y saldrá fácilmente. Lo colocáis en un plato y ya está listo para disfrutar.

Bizcocho de chocolate

Bizcocho de chocolate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*