Lasaña de carne

La lasaña es un plato con muchas variedades, aunque posiblemente la de carne sea la más habitual de todas. Suele ser popular entre los niños, ya que es más probable que los más pequeños pongan pegas a la de verdura o de pescado que a la de carne. Es una receta sencilla de hacer, aunque a diferencia de muchas oras esta nos llevará algo de tiempo. La pasta de la lasaña se vende casi lista, no hay que cocer previamente, o la de toda la vida. Las placas de lasaña son largas, por eso si preferís raciones más pequeñas e individuales podéis sustituir por las placas de canelones, que son más pequeñas.

Ingredientes: para 3 personas

• 9 placas de pasta

• 700 kg de carne picada

• 1 cebolla pequeña

• 1 zanahoria

• Tomate frito

• Queso rallado

• Leche

• Harina

• Mantequilla

• Sal

• Nuez moscada

• Pimienta

Preparación:

1. Para empezar vamos a poner una cazuela con abundante agua,  un poco de sal y aceite o mantequilla para cocer las placas de pasta. En el caso de que compréis las placas que se meten directamente en el horno pasar al paso 4. Cuando el agua empiece a hervir introducimos las placas y dejamos que se hagan. Tened cuidado de que no se peguen entre ellas, para eso podéis cocerlas de pocas en pocas.

Cocer las placas de pasta

Cocer las placas de pasta

2. Cuando las placas estén blandas las retiramos y las colocamos en una fuente con agua fría para romper la cocción.

Pasar las placas de pasta a agua fria

Pasar las placas de pasta a agua fría

3. Para secar la pasta ponemos una hoja de papel de cocina, colocamos las placas sobre la hoja y las cubrimos con otro trozo de papel de cocina.

Secar las placas de pasta con papel de cocina

Secar las placas de pasta con papel de cocina

4. Mientras la pasta se va secando vamos a preparar la carne. Lo primero es pelar y picar la cebolla y la zanahoria. Que sean trozos más bien pequeños, ponemos una sartén con un poco de aceite y cuando este caliente, bajamos la temperatura y añadimos una pizca de sal. Dejamos que la verdura poche, removiendo de vez en cuando.

Pochar la verdura

Pochar la verdura

5. Cuando la verdura este blandita añadimos toda la carne, una pizca de sal, de pimienta y dejamos que se haga. Con la ayuda de un tenedor ir rompiendo los trozos de carne que se van quedando grandes.

Añadir la carne al sofrito

Añadir la carne al sofrito

6. Cuando la carne este bien hecha le añadimos un buen chorro de tomate, removemos y dejamos unos minutos para que el tomate se caliente y se integre con la carne. Pasados esos minutos retiramos del fuego.

Añadir el tomate frito

Añadir el tomate frito

7. Ahora vamos a montar la lasaña, cogemos una fuente para horno, que sea algo honda porque luego hay que añadir la bechamel. Untamos la base de la fuente con un poco de tomate frito. Sobre el tomate colocamos una placa de lasaña por cada comensal.

Primera fase del montado de la lasaña

Primera fase del montado de la lasaña

8. Encima de cada placa, con la ayuda de una cuchara vamos a repartir un poco del relleno, que quede bien recto por todos lados para que la próxima placa se quede recta.

Primera capa de relleno

Primera capa de relleno

9. Sobre la carne añadimos otra placa de lasaña y volvemos a repetir el paso 8. Podéis hacerla tan alta como gustéis en mi caso solo va a tener dos pisos. Después de esta capa de carne colocamos la última placa de pasta. Encender el horno para que se vaya calentando mientras terminamos la lasaña.

Lasaña

Lasaña

10. Ahora vamos hacer la bechamel, lo primero que tenemos que hacer es poner la leche a calentar, que no hierva. Después ponemos al fuego una sartén antiadherente para que no se nos pegue, echamos la margarina y dejamos que se funda a temperatura más bien baja.

Fundir la margarina

Fundir la margarina

11. Cuando la margarina este líquida, sin que hierva, añadimos la harina y mezclamos todo bien con la ayuda de unas varillas formando una masa amarilla, removemos durante unos minutos para que la harina se cocine bien.

Masa homogénea de harina y margarina

Masa homogénea de harina y margarina

12. Ahora añadimos poco a poco la leche sin dejar de remover. Tened en cuenta que tiene que quedar un poco líquida, ya que al enfriar se espesará un poco y al ponerla en el horno para gratinar el queso acabara teniendo la consistencia deseada. Cuando tengamos toda la leche integrada añadimos una pizca de sal, la pimienta y la nuez moscada.

Integrar la leche y las especias

Integrar la leche y las especias

13. La retiramos del fuego y la volcamos sobre la lasaña repartiendo bien para cubrir todo. Por último le ponemos por encima un poco de queso rallado y metemos las fuente en el horno para gratinar el queso.

Añadir la bechamel y el queso rallado

Añadir la bechamel y el queso rallado

14. Cuando el queso haya cogido un tono dorado podemos retirar la fuente. Con la ayuda de una espátula podéis repartir las lasañas individuales a cada plato, tened cuidado de que no se os deshaga la primera placa por el camino, introducir bien la espátula.

 

 

Lasaña de carne

 

Lasaña de carne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*