Patatas asadas rellenas de verduras

Las patatas asadas son un buen acompañamiento para cualquier plato, además al ir rellenas incluso podemos utilizarlas como plato único. En la receta que os traigo hoy vamos hacer unas patatas más ligeras, lo bueno de este alimento es que acepta cualquier ingrediente, por esa razón vamos a utilizar un sofrito de verduras y setas para rellenar estas patatas.

Ingredientes: para 2 personas

• 4 patatas

• 1/2 cebolla

• 2 tomates medianos

• 2 dientes de ajo

• 200 gr de setas

• Medio puerro

• 1 zanahoria

• Medio vaso de vino blanco

• Pimienta negra

• Aceite de oliva

• Sal

• Queso rallado

Preparación:

1. Encendemos el horno y dejamos que se caliente un poco, mientras envolvemos las patatas en papel de aluminio y las colocamos en una fuente para meterlas en el horno. Dejamos que las patatas se asen aproximadamente durante una hora, hasta que las patatas se pinchen con facilidad. Cuando estén listas las retiramos, las sacamos del papel de aluminio y esperamos que se enfríen para poder pelar las patatas con facilidad.

Patatas listas para asar

Patatas listas para asar

2. Para hacer el relleno ponemos un poco de aceite en una sartén a fuego medio. Cuando este caliente añadimos la cebolla, el puerro y los ajos bien picados y finos. Mientras la verdura se sofríe a fuego medio y se va ablandando, vamos pelando y picando los tomates en dados pequeños. No olvidéis remover el sofrito de vez en cuando para que no se pegue.

Sofrito de verduras

Sofrito de verduras

3. Cuando el sofrito este blandito, en aproximadamente 10 minutos, subimos un poco el fuego y añadimos el vino blanco dejando que reduzca. Mientras cortamos todas las setas en trozos más bien pequeños y los añadimos al sofrito.

Añadir las setas

Añadir las setas

4. Damos un par de vueltas al sofrito para que se hagan un poco las setas y después añadimos el tomate. Le ponemos la sal y un poco de pimienta, volvemos a remover para repartir bien la sal por todo el sofrito. Durante unos 10 minutos mantenemos el relleno a temperatura más bien fuerte. Después bajamos el fuego y lo dejamos durante otros 10 minutos para que se cocine del todo.

Añadir el tomate

Añadir el tomate

5. Quitamos el sofrito del fuego y reservamos mientras pelamos y vaciamos las cuatro patatas, en este caso la patata que vamos a quitar no la vamos a utilizar para rellenar, pero si que vamos a darle un uso, así que reservarla.

Patatas asadas vacias

Patatas asadas vacias

6. Para terminar le ponemos una pizca de sal a la patata y con la ayuda de una cuchara repartimos el relleno entre las cuatro patatas.

Patata rellena

Patata rellena

7. Colocamos un poco de queso rallado encima y metemos de nuevo en el horno para gratinar.

Añadir el queso

Añadir el queso

8. Cuando el queso este dorado, retiramos y las servimos en los platos, ideales para acompañar un plato de carne.

Patata asada lista

Patata asada lista

Lo más seguro es que nos haya sobrado verdura, podemos mezclarla con la patata que hemos reservado, formando una papilla, picando la patata con un tenedor. Con las manos formamos bolitas. Las pasamos por huevo y pan rallado. Podéis freírlas o asarlas, incluso podéis hacerlas en el momento o congelarlas para otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*