Cesta de hojaldre con carne picada

Cuando tenemos una velada especial, o queremos preparar algo diferente nos volvemos locos pensando que hacer y como. Esta es una receta sencilla pero que dará un punto diferente a vuestra velada. El hojaldre generalmente se utiliza para postres, pero podemos preparar riquísimos entrantes con un poco de hojaldre.

Ingredientes: entrante para 2 personas

• Media lamina de hojaldre

• 2 huevos de codorniz

• Cebolla entera

• Azúcar un par de cucharadas de postre

• Sal

• Pimienta

• 100 gr de carne picada

• Un puñado de harina

Preparación:

1. Lo primero es encender el horno para que se caliente mientras preparamos todo. Pelamos la cebolla y la picamos en tiras, más bien finas. Ponemos en una satén un poco de aceite a calentar. Una vez caliente, bajamos la intensidad a la mitad y añadimos la cebolla con un poco de sal para que poche bien. Dejamos que se haga removiendo de vez en cuando para que no se nos queme. Cuando la cebolla este blanda y dorada añadimos el azúcar y sin dejar de remover dejamos que se caramelice con la cebolla.

Cebolla caramelizando

Cebolla caramelizando

2. En otra satén con un poco de aceite caliente añadimos la carne picada, le añadimos la sal, un poco de pimienta y vamos removiendo para que se haga. Si os quedan trozos grandes de carne con el tenedor los vamos desmigando para que quede lo más finito posible.

Dorar bien la carne

Dorar bien la carne

3. Mientras se termina la carne partimos la mitad de la lamina por la mitad, espolvoreamos la harina por la mesa de trabajo y con la ayuda de un rodillo estiramos el hojaldre dándole una forma redondeada.

Dar forma al hojaldre

Dar forma al hojaldre

4. Para rellenar vamos a empezar por añadir la cebolla, la colocamos en la base, cubriendo el centro, no llenéis toda la base ya que el extremo vamos a cerrarlo.

Colocar la cebolla

Colocar la cebolla

5. Después añadimos la carne encima de la cebolla, lo mismo sin llenar en exceso o luego el hojaldre no cubrirá todo el relleno.

Colocar la carne

Colocar la carne

6. En este paso tenemos dos opciones, si ponemos el huevo de codorniz y cerramos por completo la cesta, como en la fotografía, el huevo se nos hará mucho, que tampoco esta mal. En cambio si el efecto que queremos causar es que se explote la yema al morder os recomiendo que a la hora de cerrarlo dejéis un hueco para poner el huevo casi al final, cuando el hojaldre este casi hecho. Si elegís la segunda opción podéis recortar un poco el borde sobrante, hacer una bola y alisarlo un poco con el rodillo, creando una tapa que colocar sobre el huevo para ocultar el interior. En el caso de la primera opción colocáis el cordón o hilo, con cuidado de no romper el hojaldre y con los dedos dais forma de vuelo al borde sobrante.

Huevo en el interior

Huevo en el interior

7. Ponemos las cestas en una bandeja de horno, cubierta con papel para horno que evitara que se nos pegue y las introducimos en el horno hasta que este dorado. Si queréis que el hojaldre se quede más dorado podéis pintarlo con un poco de huevo.

Cesta de hojaldre lista para hornear

Cesta de hojaldre lista para hornear

8. Si vais a poner el huevo al final, cuando el hojaldre este dorado sacamos la bandeja del horno y colocamos el huevo en el hueco que hemos dejado y volvemos a meter la bandeja un minuto para que el huevo se haga. Una vez listo el huevo sacamos la bandeja, colocamos la tapita con cuidado de no romper el huevo. En el caso de haber cerrado la cesta con el huevo dentro cuando el hojaldre este dorado lo podemos sacar. No os olvidéis de cortar y quitar el hilo que sujeta la cesta, no se os va abrir y así evitamos molestias a nuestros invitados.

Cesta de hojaldre

Cesta de hojaldre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*