Cesta de hojaldre con carne picada

Cuando tenemos una velada especial, o queremos preparar algo diferente nos volvemos locos pensando que hacer y como. Esta es una receta sencilla pero que dará un punto diferente a vuestra velada. El hojaldre generalmente se utiliza para postres, pero podemos preparar riquísimos entrantes con un poco de hojaldre.

Ingredientes: entrante para 2 personas

• Media lamina de hojaldre

• 2 huevos de codorniz

• Cebolla entera

• Azúcar un par de cucharadas de postre

• Sal

• Pimienta

• 100 gr de carne picada

• Un puñado de harina

Preparación:

1. Lo primero es encender el horno para que se caliente mientras preparamos todo. Pelamos la cebolla y la picamos en tiras, más bien finas. Ponemos en una satén un poco de aceite a calentar. Una vez caliente, bajamos la intensidad a la mitad y añadimos la cebolla con un poco de sal para que poche bien. Dejamos que se haga removiendo de vez en cuando para que no se nos queme. Cuando la cebolla este blanda y dorada añadimos el azúcar y sin dejar de remover dejamos que se caramelice con la cebolla.

Cebolla caramelizando

Cebolla caramelizando

2. En otra satén con un poco de aceite caliente añadimos la carne picada, le añadimos la sal, un poco de pimienta y vamos removiendo para que se haga. Si os quedan trozos grandes de carne con el tenedor los vamos desmigando para que quede lo más finito posible.

Dorar bien la carne

Dorar bien la carne

3. Mientras se termina la carne partimos la mitad de la lamina por la mitad, espolvoreamos la harina por la mesa de trabajo y con la ayuda de un rodillo estiramos el hojaldre dándole una forma redondeada.

Dar forma al hojaldre

Dar forma al hojaldre

4. Para rellenar vamos a empezar por añadir la cebolla, la colocamos en la base, cubriendo el centro, no llenéis toda la base ya que el extremo vamos a cerrarlo.

Colocar la cebolla

Colocar la cebolla

5. Después añadimos la carne encima de la cebolla, lo mismo sin llenar en exceso o luego el hojaldre no cubrirá todo el relleno.

Colocar la carne

Colocar la carne

6. En este paso tenemos dos opciones, si ponemos el huevo de codorniz y cerramos por completo la cesta, como en la fotografía, el huevo se nos hará mucho, que tampoco esta mal. En cambio si el efecto que queremos causar es que se explote la yema al morder os recomiendo que a la hora de cerrarlo dejéis un hueco para poner el huevo casi al final, cuando el hojaldre este casi hecho. Si elegís la segunda opción podéis recortar un poco el borde sobrante, hacer una bola y alisarlo un poco con el rodillo, creando una tapa que colocar sobre el huevo para ocultar el interior. En el caso de la primera opción colocáis el cordón o hilo, con cuidado de no romper el hojaldre y con los dedos dais forma de vuelo al borde sobrante.

Huevo en el interior

Huevo en el interior

7. Ponemos las cestas en una bandeja de horno, cubierta con papel para horno que evitara que se nos pegue y las introducimos en el horno hasta que este dorado. Si queréis que el hojaldre se quede más dorado podéis pintarlo con un poco de huevo.

Cesta de hojaldre lista para hornear

Cesta de hojaldre lista para hornear

8. Si vais a poner el huevo al final, cuando el hojaldre este dorado sacamos la bandeja del horno y colocamos el huevo en el hueco que hemos dejado y volvemos a meter la bandeja un minuto para que el huevo se haga. Una vez listo el huevo sacamos la bandeja, colocamos la tapita con cuidado de no romper el huevo. En el caso de haber cerrado la cesta con el huevo dentro cuando el hojaldre este dorado lo podemos sacar. No os olvidéis de cortar y quitar el hilo que sujeta la cesta, no se os va abrir y así evitamos molestias a nuestros invitados.

Cesta de hojaldre

Cesta de hojaldre

Filetes de pechuga de pollo en cama de patatas con nata

Esta es una receta que se me ocurrió un día probando una forma diferente de preparar los filetes de pollo, desde ese momento se ha convertido en uno de los platos más ricos de mi recetario. Es un plato muy sencillo de hacer y que no nos exige mucha dedicación y el resultado es satisfactorio tanto en sabor como éxito ya que vuestros invitado al igual que vosotros mismos disfrutaréis de este rico plato.

Ingredientes: para 2 personas

• 4 patatas medianas o 2 grandes

• 8 filetes de pechuga pollo

• Una cebolla grande

• Azúcar

• Sal

• Pimienta negra

• 60 ml de nata para cocinar

• Aceite

Preparación:

1. Lo primero que vamos hacer es pelar las patatas y cortarlas en rodajas, más bien finas, les añadimos un poco de sal y las removemos un poco con las manos para que se mezcle con todas. Ponemos una sartén con abundante aceite a calentar, una vez listo añadimos las patatas y dejamos que se frían bien, moviendo de vez en cuando. Es preferible que las hagáis de poco en poco, así no se quedan algunas crudas. Cuando estén doradas y crujientes las sacamos y las colocamos sobre un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Patatas fritas

Patatas fritas

2. Pelamos la cebolla y la picamos en tiras, más bien finas. Ponemos en una sartén un poco de aceite a calentar. Una vez caliente, bajamos la intensidad a la mitad y añadimos la cebolla con un poco de sal para que poche bien. Dejamos que se haga removiendo de vez en cuando para que no se nos queme. Cuando la cebolla este blanda y dorada añadimos el azúcar y sin dejar de remover dejamos que se caramelice con la cebolla.

Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

3. Salpimentamos los filetes por ambos lados y usamos la misma satén de la cebolla para freír los filetes, el jugo que la cebolla caramelizada ha soltado le dará un toco diferente al pollo. Cuando los filetes estén dorados por ambos lados, repartimos la cebolla sobre cada uno.

Filetes dorados

Filetes dorados

4. Añadimos toda la nata y la dejamos que ella sola se espese un poco. Tampoco en exceso ya que es preferible que os quede un poco de salsa para añadir en el momento de servir. Los jugos de la cebolla y los filetes le van a dar a la nata un tono amarronado además de añadir mucho sabor a la salsa.

Preparando la salsa

Preparando la salsa

5. Para terminar repartimos las patatas en cada plato, formando con ellas una cama redonda, intentar que el fondo del plato quede bien cubierto con las patatas. Después con la ayuda de una espátula cogemos cada filete y colocamos 4 en cada plato sobre las patatas. Por último con una cuchara cogemos la salsa de nata que ha quedado en la satén un la repartimos sobre los filetes. Ya esta listo para degustar.

Receta lista

Receta lista

Patatas asadas rellenas de bacon y nata

Las patatas son un producto que combina a la perfección con la mayoría de los platos que queramos preparar. Existen muchas maneras de preparar patatas, en este caso os traigo una receta de patatas asadas rellenas ideales para acompañar a un rico plato de carne. Es una receta muy sencilla que enriquecerá cualquiera de vuestros menús, incluso podría ser un perfecto entrante por si solo.

Ingredientes: 2 personas

• 4 patatas medianas

• 30 ml de nata para cocinar

• 6 lonchas de bacon

• Queso rallado

• Sal

• Pimienta negra

Preparación:

1. Lo primero es encender el horno para que se caliente y las patatas se asen con más facilidad. Metemos cada patata en un trozo de papel de aluminio. Que quede toda la patata bien cubierta, de este modo el calor se concentra en el interior y se hacen mejor. Las podemos colocar en una fuente o directamente sobre la bandeja del horno. Las patatas tardan aproximadamente 1 hora en estar asadas. Yo os recomiendo que las pinchéis de vez en cuando y cuando pase con facilidad las podéis retirar. Cuando las saquéis del horno abrir el aluminio para que se enfríen.

Patatas listas para asar

Patatas listas para asar

2. Cuando las patatas estén frías las podemos pelar, si están bien asadas la piel saldrá con facilidad, sin necesidad de utilizar un cuchillo.

3. Una vez peladas con la ayuda de una cucharilla vamos vaciando el interior de la patata, por el lado plano, para que luego se mantenga recta a la hora de gratinar y servir. Tened cuidado con el borde, se trata de vaciarla en profundidad no en anchura sino se desprenderá el relleno. Tampoco la vaciéis por completo o se os agujereará.

Vaciar patata

Vaciar patata

4. La patata que vamos sacando la reservamos en un bol. Cuando tengamos todas las patatas vacías picamos el bacon en trozos pequeños y lo sofreimos unos minutos para dorarlo. Lo añadimos a la patata que tenemos reservada, añadimos una pizca de sal, un golpe de pimienta negra y la nata. Mezclamos todo bien mientras aplastamos los trozos de patata con la ayuda de un tenedor. Si veis que se os queda la masa muy espesa añadir más nata, aunque tened en cuenta que demasiado liquida dificultaría el momento de rellenar las patatas.

Relleno

Relleno

5. Antes de rellenar las patatas les ponemos un poco de sal para que no estén sosas y con la ayuda de la cuchara vamos introduciendo el relleno en el interior de la patata. Yo os recomiendo que primero rellenéis todas hasta llenar el hueco y después si nos sobra relleno añadir un poco más en cada una dándole forma redondeada con la cuchara. Ponemos un poco de queso rallado encima.

Patata rellena

Patata rellena

6. Volvemos a colocar las patatas en la fuente o en la bandeja del horno y las introducimos para que el queso se gratine y la patata se caliente. Una vez que el queso este dorado podemos sacar las patatas. Con cuidado pasamos las patatas a cada plato y servimos.

Listas para comer

Listas para comer

Masa para pizzas

La pizza posiblemente sea uno de los platos más populares entre la gente joven y los no tan jóvenes. Las pizzas que podemos adquirir en supermercados o en restaurantes de comida rápida están muy bien, pero sin duda prepararla totalmente a tu gusto, añadiendo tus ingredientes preferidos supera a todas las demás.

Ingredientes: masa para 2 personas

• 200 gr de harina

• 1 sobre de levadura de panadero

• Cuchara sopera rasa de sal

• 150 ml de agua templada

• Orégano

• Pimienta negra

Preparación:

1. Colocar toda la harina en un bol, añadir la levadura, la sal, el orégano y la pimienta, después mezclar todo bien.

2. Separamos las harina en forma de volcán para añadir el agua en el hueco que queda en el centro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Volcán de harina

3. Con la ayuda de una cuchara vamos mezclando la harina con el agua hasta conseguir una masa homogénea.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Masa homogénea

4. Colocar un poco de harina sobre la mesa de trabajo y poner sobre ella la masa, amasar la preparación junto con la harina, hasta que nuestra masa no se nos pegue en las manos.

Masa lista para reposar

Masa lista para reposar

5. Espolvorear un poco de harina en una zona a temperatura ambiente y colocar la masa sobre ella, la harina evitará que la masa se pegue a la mesa de trabajo. La cubrimos con un paño de algodón y la dejamos reposar aproximadamente 1 hora para que fermente y se nos duplique en tamaño.

Masa fermentada

Masa fermentada

6. Una vez pasado el tiempo de reposo, volvemos a espolvorear la mesa de trabajo y con la ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta darle el grosor y la forma deseada. A mi personalmente me gusta que la masa sea más bien fina para que quede crujiente al hornear, pero cada uno le podéis dar un grosor a vuestro gusto.

Dar forma a la masa

Dar forma a la masa

7. Para finalizar pasamos la masa estirada a una bandeja de horno en la que previamente hayamos colocado una hoja de papel para horno. Trenzamos el borde y ya esta lista para añadir los ingredientes de la pizza.

Masa con bordes

Masa con bordes

Añade tu granito de arena

Si queréis aportar vuestro granito de arena a mi blog podéis hacerlo de dos maneras. La primera sería dejando directamente vuestro comentario en esta sección, donde todos seremos participes de vuestro mensaje. Aunque si en cambio preferís que sea yo la que lea vuestro comentario y lo incluya en el blog poneros en contacto conmigo a través del correo saboreamisrecetas@outlook.es.

Os espero.

Saborea mis recetas

Bienvenidos todos a mi blog

Para mi cocinar es un arte que aporta un placer indescriptible a aquellos que añaden una pizca de cariño a cada una de sus preparaciones. Todos somos capaces de preparar suculentas recetas para sorprender a nuestra familia, pareja o amigos, incluso podemos incluir a los más pequeños en la preparación para ir introduciéndoles en este apasionante mundo.

Si buscamos en internet recetas podréis encontrar muchos blogs donde os presentan numerosas recetas exquisitas, pero yo no quiero que este sea un blog más de recetas, sino que también quiero compartir con vosotros mis humildes conocimientos en cocina, para ello subiré post explicando como utilizar los diferentes utensilios de cocina, como los palos para dar forma a los muñecos que decorarán algunas de nuestras tartas. O explicando como utilizar productos como la levadura o el chocolate para las diferentes recetas.

Aunque aquí no queda todo, vosotros también tenéis vuestras experiencias y conocimientos dentro del mundo de la cocina y por ello he dedicado una sección de sugerencias donde podréis mandarme lo que se os pase por la cabeza. Alguna pregunta, sugerencias sobre mis recetas, incluso podéis proponerme algún tema relacionado con la cocina que os gustaría que tratase.

Este blog es tan vuestro como mío, así que os parece si nos ponemos manos a la masa? Espero que todos disfrutéis y me acompañéis en este viaje.